Páginas vistas en total

viernes, 6 de septiembre de 2019

Blanca Fernández Ochoa y Cercedilla


Impresiona la devoción que, desde hace décadas, siente el pueblo serrano de Cercedilla por los Fernández Ochoa. Devoción que, especialmente en el caso de Blanca, que allí pasó la infancia, es mutua.
Una ojeada a Google Maps puede ser un aperitivo de lo que refleja este vídeo que ayer ofreció el telediario

Blanca, in memoriam
Bajó tan deprisa por la nieve, que le dieron una medalla, pero el slalom de la vida le puso muchos obstáculos, con los que ella no contaba.
Primero se quedó sin su sueño y hermano, después el corazón tuvo que remendarlo dos veces y en su cerebro había un tobogán de sensaciones que pocos entendían. 
La montaña siempre estaba allí, esperándola, y la Blanca nieve le recordaba que era libre. 
Una mañana en que las cosas necesitan reposo, tomó dos bastones, compró queso y buscó el cielo abierto, el cielo de siempre, el de toda la vida, el de los picos de la sierra de Madrid y dejó atrás la ciudad, como quien deja una mochila repleta de problemas, sencillos posiblemente, pero problemas al fin y al cabo. 
La niña de su interior, la de verdad, la de los sueños, no tenía tarjeta de crédito y dejó su teléfono móvil, para que la dejaran volar. 
Una mano la recogió de la montaña y dejando atrás el traje prestado de la vida, le ayudó a salir. ¡Por fín juntos de nuevo! Era su hermano, sí, el que no debió marcharse nunca. 
Blanca sonrió y, mientras se abrazaba a su hermano, vio desde lo alto como los perros descubrían su traje prestado, entre las rocas, como si de una serpiente se tratara que terminara de mudar su piel. 
¡Adios Blanca! Guardo tu sonrisa para mis momentos tristes, yo también tengo un tobogán en el corazón. 
Moncho Borrajo.
Etimología de Cercedilla
Impresionado por el cariño que Cercedilla ha mostrado por la familia Fernández Ochoa, me he puesto a reflexionar sobre el origen de ese nombre, por ver si en él podía encontrar la explicación de tanto cariño y de tanta dulzura.
Y creo que la he encontrado.
"Cercedilla" es un diminutivo de "Cerceda". De hecho, a poco más de 11 km (en línea recta) hay un pueblo con ese nombre.
El sufijo -eda suele aplicarse a los árboles, para designar a un conjunto de ellos: arbol-eda, alam-eda, per-eda...
¿Y de qué árbol hablamos cuando decimos Cerceda, Cercedilla? Yo creo que del cerezo: "cerec-eda"
Sin ir más lejos, en Wikipedia he encontrado esta joya documental (ver primer comentario):
'En época de Felipe II, en la construcción de El Escorial, aparecen documentos, que certifican la importancia de la industria maderera de Cercedilla:
"Los de Çerezedilla se han conçertado de traer de Valsabin mill y trezientas vigas a siete Reales cada una, con otra condiçion que las han de tener baxadas del puerto para todos los santos y traydas al monasterio para la navidad"'
Ese "Çerezedilla" corrobora suficientemente, a mi entender, que "Cercedilla" significa "pequeña cereceda".
Y, quizás, así se explique la dulzura de sus vecinos y su Ayuntamiento con la familia de Blanca y Paco.
Para todos ellos...

Un vídeo excepcional
Ahora que sabes lo que ha sido de Blanca, cuando veas esto, se te partirá el corazón.
Vaya disgusto... mientras lo reponen... no te quedes sin verlo, pincha en...



La capilla ardiente de Blanca Fernández Ochoa se instalará este sábado en el tanatorio de Cercedilla
La familia esparcira sus restos por Siete Picos, su montaña preferida.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por tu texto.
Efectivamente, el origen etimologico de Cercedilla esta en "la pequena cereceda". El documento que aportas lo encontre yo en el Archivo de Simancas en los anyos 90. Sin embargo, el nucleo actual del pueblo probablemente no corresponde al primer lugar habitado que se situaria hacia 1270 en dos herrerias situadas en la Garganta de Gobienzo (hoy llamado valle de la Fuenfria). Una seria la herreria de Gobienzo, cuya localizacion he descubierto recientemente y sobre la que se va a publicar algo pronto, y la otra la herreria de don Gutierre, correspondiente a la zona donde se ubica actualmente la ermita de Santa Maria (de don Gutierre, que era el nombre original). Ambos probablemente fueran caballeros quinoneros segovianos. Es probable que desde finales del siglo XIII durante la primera mitad del siglo XIV con la roturacion de nuevas tierras y levantamiento de cercas se fuera ocupando el lugar que aparece en un documento denominado como "la Cerecedilla", correspondiente al actual nucleo urbano. El hecho de que tanto Navacerrada como Cerceda aparezcan en la documentacion de la diocesis de Toledo desde el XIV pero Cercedilla no, sugiere que al menos inicialmente Cercedilla fuera un anexo de Navacerrada (algo pendiente de demostrar), pero tengo documentacion que parece aportar ese dato. No se en el siglo XIV, pero mas que cerezos el arbol que se da bastante bien localmente es el guindo.

desolvidar dijo...

Muchísimas gracias por tu comentario que me obliga a estudiarlo detenidamente ya que de toda esa zona tengo muy escasos conocimientos. Todos los datos que aportas son para mí de gran interés por lo queme gustaría conocer tu nombre para poder seguir tus investigaciones.
Un navrazo

Echenique dijo...

Descanse en paz. Una plegaria.