Páginas vistas en el último mes

viernes, 12 de mayo de 2017

5. Coral San Blas, Burlada (Habaneras 17)


Como bien dice Jokin Idoate en la habanera 'Campaneros', "Hijos de esta ciudad, que triunfaron por demás, fueron Hilarión Eslava y la Coral de San Blas". Y, efectivamente, en un otoño de 1983 nació esta coral a la vera de la Parroquia de San Blas, con vocación de seguir la estela de Hilarión Eslava y con un compromiso con las actividades musicales, culturales y sociales de Burlada.
Actuaron fuera de concurso, mientras el jurado deliberaba y perfilaba su complicada decisión, pero no se limitaron a entretenernos, sino que nos asombraron con su buen hacer.
Es su director, desde hace más de 20 años, Miguel Irisarri, que ingresó en la Coral en 1988.

17. Aurora, de Aramburu y Vea-Murguía
"Aurora" es una habanera compuesta por el músico vasco Luís Aramburu con letra de su amigo, también vitoriano, Cayo Luis Vea-Murguía.

Tan sólo la flor brinda su aroma y viste el color hasta morir.
Tan sólo el mar manda sus olas y sin cansarse jamás de ir y venir.
Tan sólo el Sol cada mañana el nuevo arrebol viene a traer.
Tan sólo el pan, suave blancura, al quebrarse, en ofrenda es levadura para otro renacer.
Voy caminando hacia el futuro y el horizonte por mi conjuro sabré al andar,
voy caminando con mis canciones y van brotando en los rincones ansias de amar.
No dejes nunca de alzar los ojos que al eco mágico de la canción de la amistad
brota la aurora de la esperanza y se adivina ya la bonanza de un despertar.
Nunca callará su voz el eco y desvelará tu corazón.
Nunca apagará su luz el fuego y su brillar guiará nuestra ilusión.
Nunca olvidará su soplo el viento y refrescará tu suave tez.
Nunca perderá rumor el río y al romperlo en espuma, risco bravío, remedia nuestra sed.
Voy caminando hacia el futuro y el horizonte por mi conjuro sabré al andar,
voy caminando con mis canciones y van brotando en los rincones ansias de amar.
No dejes nunca de alzar los ojos que al eco mágico de la canción de la amistad
brota la aurora de la esperanza y se adivina ya la bonanza de un despertar.

18. Noches larenses, de Juan R. Barrios
Nació Barrios en Venezuela, en un estado llamado Lara (de ahí lo de 'larense') y a sus noches dedica Juan Ramón esta habanera:
I. La noche está tan bella/todo es silencio y calma,/se nos deleita el alma/con luz de las estrellas./La luna candorosa/se filtra en el jardín/y acaricia las rosas/que perfuman la brisa/y embellece el jazmín.
II. Quisiera ser la brisa,/quisiera ser jazmín,/contemplar tu sonrisa,/ser rosa, ser jardín./Ser la noche callada/de un misterio sin fin/y dormir a mi amada,/con la armonía plateada/de un arpa y un violín./

19. Niña Mersé, Moreno Torroba-Tamayo
Esta habanera, con letra de Manuel Tamayo y música de Federico Moreno Torroba, pertenece a la zarzuela Luisa Fernanda. 
En ésta nos cuentan los temores de que la Niña Mersé, que pronto va a dejar Cuba, se prende en España de otro querer.
Es una habanera maravillosa.

Los cafetales llenos de luz, de vida y de color, se quedan tristes si faltas tú y no les das amor.
Ya nunca la habanera que te cantaba repetiré, que si abandonas Cuba me quedo solo con mi querer...
Dicen que a España vas a partir y no te debes ir, porque en España me olvidarás y nunca volverás.
Estribillo
Niña Mersé, niña Mersé, el mar te arrullará y te hará sentir en las velas el rumor de mi cantar.
Niña Mersé, niña Mersé, yo quiero que mi voz te lleve prisionera de la habanera que nos unió.

No hay comentarios: