Páginas vistas en el último mes

lunes, 27 de abril de 2015

Coro de la Hermandad del Rocío de Navarra

Leo, Cristina, Merche y Paqui, entre la del Rocío y el Simpecao
Decía Feuerbach (= "torrente de fuego") que los dioses son la proyección en la pantalla del cielo de lo mejor de las cualidades humanas multiplicadas por infinito.
En respuesta, los dioses, para devolvernos el favor, de vez en cuando, tocan con sus gracias a ciertos pueblos, a algunas personas. Lo dice muy bien Francisco de Val, el herrador de Sierra de Luna, piropeando a Murcia: "cachito de cielo que Dios una tarde se dejó caer".
Pues bien, este sábado, 25 de abril, como todos los últimos sábados de mes, Dios Hijo se dejó caer un frasquito de perfume que le había cogido prestado a su madre, la Virgen del Rocío. Y la esencia de ese frasquito inundó con su aroma rociero las naves de la iglesia de San Francisco Javier.
Lorenzo (tambor), Cristina, Rosa, Merche, Pili, Paqui, Leo, y Manuel y Fernando (guitarras) fueron los encargados de repartirla.
Algunos tuvimos la suerte de estar allí y de poder tomar una muestra para ofreceros a quienes no pudisteis ir.

1. En las noches del Rocío
Un certero retrato de la noche rociera. Los romeros, como sombras, con la manta hasta los pies, ya van a tocar el alba. Las marismas rebosando por ver a su Virgen, que ya ha salido sobre hombros almonteños:



En las noches del Rocío
(Antonio Rodríguez Ferrera)

En las noches del Rocío son
Como sombras que apenas se ven
Los romeros que enfundados van
Con la manta hasta los pies.

Escalofrío siento en to mi ser
José Ramón el alba va a tocar
Y en el silencio del amanecer
Se oyen plegarias cantar.
Amaneciendo en El Rocío está
Y se escucha flauta y tamboril
Las marismas rebosando están
Por ver a su Virgen salir.

A los hombros de almonteños va
Y a su paso lágrimas se ven
Y entre lágrimas, vivas y olés
Se oyen plegarias cantar.

Reina del cielo y de Almonte Señora
Flor de romero y Divina Pastora
Virgen Bendita, Blanca Paloma bonita.

2. Señor, ten piedad
Se define la pietas como un sentimiento que impulsa a la mente a hacer cosas más allá de lo que la justicia reclama, no solo con la divinidad, con los padres, la patria, los parientes, los amigos.., sino para con todo ser humano.



Señor. ten piedad
Señor, Hijo Jesucristo,
De nosotros ten piedad;
Porque Tú eres el consuelo
Del que no encuentra la Paz;

Cristo, Señor de los Cielos,
Ten de nosotros piedad;
Señor. ten piedad,
Cristo ten piedad.
3. Aleluya, Madre del Rocío
Aleluya es una exclamación bíblica de júbilo, muy común en las Sagradas Escrituras, que se adoptó para su uso litúrgico en el judaísmo y en el cristianismo. Para la mayoría de los cristianos, esta es la palabra más alegre para alabar a Dios y a la Madre de Dios.



Aleluya, Madre del Rocío
Aleluya, Aleluya, Aleluya
Madre del Rocío, Tú que fuiste
Nío para el Niño Dios
Aleluya, Aleluya, Aleluya.
Mi blanca Paloma que me das
Tu aroma y blancura de sol.
Aleluya, Aleluya, Aleluya
Pastora Divina, Madre del Amor

4. Rocío, Señora
Navarra cantando a la Reina de las Marismas. Pili y Paqui, dos solos que con sencillez y verdad nos cuentan lo que se siente cuando se abre la ermita y sale la Pastora de madrugada, repiques de campanas, tocan las palmas.



Rocío, Señora
Rocío, Señora,
Reina de las marismas,
Te canta Navarra
La gloria misma
Te canta mi pueblo
A Ti, Señora,
Reina de las marismas,
Ay, Pastora.
Se abre la ermita
To el mundo llora
Sale de madrugada
Esta Pastora
Repiques de campana
Tocan las palmas
El Simpecao entra
Suenan guitarras

5. Tú eres Santo, Señor



Santo
Tú eres santo Señor, santa es Rocío.
Santa es Rocío, Tú eres santo Señor,
santa es Rocío.
Tú eres Dios del amor, 
del amor mío.

Tú eres la caricia de nuestras almas
de nuestras almas
y tu madre es la brisa para refrescarla
Bendito sea el que viene
buscando la paz,
si su alma mantiene, la encontrará.








6. Padre nuestro



Padre Nuestro
Padre nuestro, que estás en los cielos,
Padre nuestro, que en la tierra estás,
Te pedimos que seas el consuelo
del alma que brote de nuestro arenal;
y que el sol salga todos los días,
dorando los trigos, para nuestro pan.

Líbranos de todo mal
enséñanos a perdonar,
a creer en la amistad,
Te rogamos que seas nuestro guía,
el faro que alumbre nuestra oscuridad;
la Hermandad de Navarra te adora
y a tu Madre, divina Señora, 
que contigo en el Cielo está .








7. Vamos a darnos la mano
Notaréis que en esta canción la cámara se mueve más de la cuenta. Y la culpa no la tengo yo, sino el contagioso ritmo que el Coro le da a esta canción. Lo siento, pero los pies se mueven solitos.



Vamos a darnos la mano
Vamos a darnos la mano, rocieros, para cantar
y vamos a cantar, a la Señora vamos a cantar
cantar un cántico nuevo, a coro con la Hermandad.
Dame la mano que quiero, romero, darte la paz
que la paloma en mi hombro, romero,
levante el vuelo y eche a volar.
Paloma que vuela el vuelo de la paz
paloma de la paz, paloma,
paloma que vuela el vuelo de la paz
paloma de la paz, paloma.
Anda y vuela, mensajera de los cielos
que ya besa el sol tu nido marismeño
anda y vuela por caminos y senderos
lleva blanca tu bandera por el viento.
Y yo bailando, y yo tocando mi tambor
y así, cantando, todos rezando una oración
Y yo bailando, y yo tocando mi tambor
y así, cantando, los dos rezando una oración
Y yo bailando, y yo tocando mi tambor
y así, cantando, los dos rezando una oración

8. Se va poniendo morena (Mi medalla)
Ahí tenéis, llevada con orgullo y elegancia por Cecilio Segura, Vicepresidente de la Hermandad, la medalla de la Virgen del Rocío sobre el fondo de las cadenas de Navarra. Y anudado al cordón una cinta con los colores de la bandera de España. La medalla es la compañera fiel de tantas romerías. Nos lo cuenta y nos lo canta Lorenzo:



Se va poniendo morena (Mi medalla)

Se va poniendo morena
y a la misma vez que yo
ella del polvo y la arena
yo con los rayos del sol.
Mi medalla del camino
siempre la llevo conmigo
y a mí me quita las penas
mi medalla del camino
de mi Hermandad Rociera.
Me sirve de compañera
cuando me siento afligió
y se convierte en refugio
de mi cuerpo dolorío.
Mi medalla del camino…
Ella se moja conmigo
cuando cruzamos el Quema
y entre lagrimas la beso
cuando estoy ante la reja.
Mi medalla del camino…
Mientras que duró el camino
la llevé como bandera
y todo un año estará
velando mi cabecera.
Mi medalla del camino…


9. Salve rociera
No he oído en mi vida unos vivas y unos piropos tan bien echaos como los que el Vicepresidente de la Hermandad le echó a la del Rocío. Hasta el punto de que provocaron los celos de alguno, que se apresuró a lanzar un "¡Viva la Virgen de Ujué!"



Salve Rociera
Dios te salve María 
Del Rocío Señora
 
Luna, sol, norte y guía
 
Y Pastora celestial
.
Dios te salve María
 
Todo el pueblo te adora
 
Y repite a porfía
 
Como Tú
 no hay otra igual.
¡Olé, olé, olé, olé ...
 
Al Rocío yo quiero volver
 
A cantarle a la Virgen con fe 
Con un olé, olé, olé, olé ...
 

Dios te salve María
 
Manantial de dulzura
 
A tus pies
, noche y día, 
Te venimos a rezar
.
Dios te salve María
 
Un rosal de hermosura
 
Eres Tú, Madre mía,
 
De pureza virginal
.











10. Mírame, Rocío



Mírame, Rocío

Porque bajas la mirada y no me quieres mirar
Porque no me dices nada, al verme junto a tu altar
Mírame
Yo ya estoy arrepentido y te prometo cambiar
Pero mírame, Rocío, no me niegues tu mirar.
Porque es serio tu semblante y no me quieres mirar
Yo ya no soy el de antes, juro que voy a cambiar
Mírame
Yo ya estoy arrepentido y te prometo cambiar
Pero mírame, Rocío, no me niegues tu mirar.
No me abandones Rocío aunque me falte la fe
Y aunque camine perdido y a ti no sepa volver
Mírame
Yo ya estoy arrepentido y te prometo cambiar
Pero mírame, Rocío, no me niegues tu mirar.
Yo te prometo Señora, que si me das tu perdón 
Rociero a todas horas, de nuevo voy a ser yo 
Mírame 
Yo ya estoy arrepentido y te prometo cambiar 
Pero mírame, Rocío, no me niegues tu mirar.



Algunos comentarios de Facebook
He subido unas foticos a Facebook

No hay comentarios: