Páginas vistas en el último mes

sábado, 27 de diciembre de 2014

María Ostiz: A cantar


Las navidades de 1973 (hace 41 años, jejé) nos felicitó María Ostiz (nacida en Avilés y navarra por los cuatro costados) con un single de dos villancicos suyos: A cantar y Chiqui, chiqui. La primera de ellas sonó a tope en las navidades de ese año.
En casa teníamos la suerte de que mi hermano Ramón era un apasionado fan de María, el fan más fiel que nunca tuvo ni tendrá (después de Ignacio Zoco, supongo) esta cantautora, a veces tan incomprendida.
Desde entonces, no ha habido navidad ni fiesta familiar en la que Ramón no nos haya obsequiado con la interpretación de este villancico. Y ha llegado a tal grado de virtuosismo que, creo yo,  ha superado (al menos en gracia y alegría) a su maestra.
Corre por internet una grabación de esta preciosa canción que no le hace en absoluto justicia. Ni al villancico ni a María. Y esta Nochebuena me propuse cambiar esta situación, cuando ví en el programa de esa noche (48'07") unas escenas que me cautivaron.
No he conseguido en la hemeroteca el vídeo original, pero creo que este vídeo que os presento mejora sustancialmente al único existente en YouTube de esta canción.
Ramón, te lo dedico en agradecimiento a todas tus interpretaciones y deseo que te sirva de inspiración para mejorarlas, si cabe:



A cantar

Ha nacido en un portal,
ha nacido en un portal;
el Niño, que es tan humilde,
ha nacido en un portal.

Caramelos y dulzainas,
caramelos y dulzainas;
todo lo que ríe el niño
se lo cuentan las cucañas.

Estribillo
¡A tocar panderetas,
a tocar organillos,
a decir cuchufletas,
a cantar villancicos!
Laralalalaralaila,
laralalalaralaila,
laralalaralalaila,
laralalaralaila.


Las doce en el campanario,
las doce en el campanario.

el pollo en el asador, 
y el turrón en el armario.

El señor cura va a misa,
el señor cura va a misa;
hoy, como es fiesta tan grande,
hoy estrena la camisa.

Estribillo

Mire usted, doña María,
mire usted, doña María:
antes que venga la noche
va a nacer el nuevo día.

Como dos y dos son cuatro,
como cuatro y dos son seis,
como seis y dos son ocho,
y ocho y ocho dieciséis

Estribillo 

3 comentarios:

Echenique dijo...

Gracias Patxi por la dedicatoria. Pareces especialista en mezclas de imagen y sonido. Sería de falsa humildad decir inmerecida. Creo que, esta vez, tenemos méritos sobrados. Son ya muchos años cantándola y disfrutándola. Estoy convencido de que ni Maria Ostiz la ha cantado tantas veces. Yo, además, con mucho ardor y ante un público tan entregado, sobre todo cuando está tu hija Altair.

Anónimo dijo...

¡A tocar panderetas,
a tocar organillos,
a decir cuchufletas,
a cantar villancicos!
Cuando conocí a Ramón, lo primero que hablamos fue de la casualidad ,( aunque ..Sólo la casualidad puede aparecer ante nosotros como un mensaje. )que los dos habíamos estado en casa de María Ostiz por el mismo año!!!! Me imagino a Ramón con los brazos en alto cantando el villancico que dicho sea de pasó es una maravilla, y la voz de María me llega al alma
Felicidades Patxi ya conseguiste emocionarme otra vez con tu publicación....por eso en mi canción lo más importante era tu blog DESOLVIDAR...nuria de la Hoz

Gelu dijo...

Buenas noches, Patxi Mendiburu:

Quiero desearte Feliz Año 2015 y sucesivos.
Tengo escritos en -borrador- word, para poner comentarios en varias de tus entradas.
A ver si, pasando fiestas, aterrizo.

Abrazos