Páginas vistas en total

sábado, 21 de septiembre de 2019

Pablo Goñi (Pte. Comercios de lo Viejo)

Pablo Goñi Berruezo, en la zapatería Repáraz en la calle Hilarión Eslava, 
establecimiento que conserva numerosos objetos históricos. BUXENS
PABLO GOÑI BERRUEZO, PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN DE COMERCIANTES DEL CASCO ANTIGUO:
“El cierre de determinadas calles de Pamplona ha roto el centro de la ciudad”


EN FRASES
“La falta de realismo y autocrítica de nuestros gobernantes es muy preocupante”
“Me gustaría que Ikea implantara sus 30.000 m2, pero en múltiples tiendas y en locales vacíos de Pamplona”

Pablo Goñi asegura que los pequeños comercios del centro de Pamplona siempre han defendido las peatonalizaciones, pero ofreciendo alternativas de movilidad y aparcamiento a los coches que se acerquen

Pedro Gómez Pamplona
Pablo Goñi Berruezo (Pamplona, 1966) es la cuarta generación de las zapaterías Repáraz y Pablo Goñi, con 130 años de historia. Este comerciante ha mamado el oficio desde los 15 años y ha presenciado durante cuatro décadas la transformación del tejido comercial de Pamplona, muchas veces ligado a su evolución urbanística. Desde 2007 preside la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo. La amabilización ha sido una de las últimas batallas en defensa del colectivo. Pablo Goñi tiene su almacén en la calle Eslava de Pamplona. Para llevar el género a la tienda de la calle Zapatería debe dar un rodeo hasta Pío XII y Merindades. Más de 20 minutos “contaminando el centro”.

Usted sufre en sus carnes las consecuencias de la amabilización.
No sólo son los problemas logísticos y perdidas económicas que se han derivado en el Casco Viejo y Ensanches. Es sobre todo que con el cierre de determinadas calles han perjudicado el acceso y el atractivo del centro de la ciudad. Han roto el centro de la ciudad. Por ejemplo, el cierre de Padre Moret y la supresión de 500 plazas de aparcamiento han generado una percepción de dificultad, “un mapa mental” que desanima para acudir al centro.

Como presidente de la asociación de comerciantes, ¿qué propone?
Que se hagan las cosas con profesionalidad y consenso, sin idealismos políticos y sin batallas ideológicas. Los cambios debieron hacerse con criterios técnicos y después de analizar indicadores y realizar estudios económicos, sociales y de impacto medioambiental y de sostenibilidad serios. La falta de realismo y autocrítica de nuestros gobernantes es muy preocupante. Los comerciantes siempre hemos apoyado e impulsado los procesos de peatonalización del Casco Antiguo desde finales de los setenta.

¿Considera que hace cuatro años la situación no era tan mala?
Hace cuatro años la Universidad Politécnica de Madrid publicó una completísima tesis doctoral en que analizaba los procesos de peatonalización de las ciudades medianas en los últimos 20 años. Este trabajo situaba a Pamplona en los tres mejores puestos, junto a San Sebastián y Burgos.

El debate de la movilidad se ha polarizado en ‘coche sí o coche no’. ¿Dónde está usted?
Debemos priorizar el transporte público y otras formas, pero con restricciones adecuadas e inteligentes para el vehículo individual, sin dogmatismos. El transporte público no es capaz de dar solución a todas las necesidades de transporte. Tenemos una ciudad central y una comarca urbanísticamente dispersa. Muchos ciudadanos no pueden prescindir de su vehículo. El esquema que se ha seguido en ciudades de todo el mundo ha sido liberar y urbanizar espacio público para el peatón soterrando en aparcamientos los vehículos. Aquí, aunque con retrasos y dificultades, hemos seguido ese modelo hasta hace unos años, pero la reciente amabilización ha roto con esta línea de actuación obstaculizado la accesibilidad al centro sin añadir nuevos espacios peatonales de interés.

A finales de 2017 la asociación hacía balance de la amabilización y concluía que la afluencia de peatones había bajado un 10% y las ventas, entre un 10% y un 30%. ¿Han mejora las cifras?
Nos hemos estabilizado en torno a un -8%. Esto demuestra que aquel descenso no fue consecuencia de la competencia en internet, como algunos ilusos o desinformados defendían.

¿Cuándo llegaron las vacas flacas al comercio local?
A partir del 2000, empezamos a padecer el fenómeno de la periferia comercial. En 2002 llegó la Morea y en 2004 Itaroa. Un año después, con el patrocinio municipal, se implantó en el centro una gran superficie con una facturación equivalente a 500 comercios.

Pablo Goñi y otras tiendas ¿no se plantearon implantarse en estos centros comerciales?
Sí que recibimos ofertas para implantarnos en la Morea e Itaroa, pero con unas exigencias en los contratos de alquiler y unos precios inasumibles. Conozco comercios que se instalaron y no lograron sobrevivir. Sólo las grandes marcas, que tienen gancho y capacidad de negociación, pueden instalarse en buenas condiciones.

¿Pamplona ha perdido valor comercial?
El valor comercial se va trasladando de unas zonas a otras por factores urbanísticos, de mercado y con la permanente permisividad y connivencia de las administraciones. Salvo algunas pocas calles, el centro de Pamplona ha perdido valor comercial porque se ha ido a la periferia y al nuevo mall central. En Carlos III se ha producido una concentración que ha hundido el comercio de calles cercanas, como Amaya, Olite, Arrieta o Paulino Caballero. Es un fenómeno que va calle por calle e incluso por edificio.

¿Se refiere al edificio de Zara?
Las asociaciones de comerciantes preferimos que la actividad comercial se concentre en planta baja y no en altura, porque aporta más valor y atractivo urbano a las calles y a la ciudad en su conjunto.

Ikea ha descartado implantarse en Cordovilla. ¿Vería con buenos ojos que abriera una tienda en el centro de Pamplona?
Yo defiendo un comercio de trama urbana, distribuida de manera especializada entre el centro y los barrios. Me gustaría que Ikea o cualquier operador similar implantara sus 30.000 m2 en múltiples tiendas en los locales vacíos de la ciudad. No es admisible que el Gobierno de Navarra quisiera ofrecer a la multinacional sueca suelo a precio de saldo para ahondar en la destrucción del comercio urbano y que ahora pueda intentar la misma operación con otros operadores.

En este panorama, ¿a qué aspira el pequeño comercio?
El comercio local debe ser parte atractiva del ecosistema comercial urbano y aportar personalidad y diferenciación a las ciudades. Debemos completar la oferta de los grandes operadores.

Una zapatería del siglo XIX que llegó a tener 70 artesanos trabajando a mano
Pablo Goñi Repáraz, bisabuelo de Pablo Goñi Berruezo, llegó a tener en 1914 a medio centenar de artesanos que fabricaban a mano 70 pares de zapatos al día. La mayor parte se vendían en Pamplona sin necesidad de “exportar” a otras provincias. Su buen hacer fue reconocido en la Exposición Internacional de Madrid de aquel año, con un diploma de honor. En la década de 1920, este empresario tuvo que sumarse a la revolución industrial. Adquirió por 85.000 pesetas tres motores eléctricos, 13 máquinas de coser, 20 carros, 685 pares de hormas y 284 troqueles. Pero la Segunda República y la Guerra Civil trajeron enormes dificultades para el negocio, que desembocaron con el arriendo de la fábrica. Pablo Goñi Gainza, la segunda generación, tuvo que centrarse entonces en la distribución y venta de calzado. En octubre de 1936 se abrió una segunda tienda en la calle Zapatería. Vinieron dos décadas de escasez y autarquía. Era difícil obtener género y los precios venían impuestos. Los ochenta fueron la época dorada por el despegue económico y de consumo. Al frente del negocio estaba Pablo Goñi Labiano, padre del actual gestor, que ahora tiene 88 años. En 1981 abrió la tienda de Paulino Caballero.

Comentarios (pincha)
Tras leer esta entrevista, os extrañará este comentario:
"Se equivoca este señor, la peatonalización es la mejor opción para las tiendas, los clientes pueden pasear y mirar escaparates con tranquilidad. Es la tendencia en toda Europa."
Y comprenderéis la respuesta que le han dado:
"La peatonalización del casco antiguo la impulsaron sus comerciantes en los primeros años 90. Consulta la hemeroteca. No confundamos las cosas. La amabilización no ha generado espacios peatonales atractivos. Ahi tienes Paseo de Sarasate que es un verdadero desierto. Lee bien el subtitulo y el contenido de la entrevista antes de opinar."

No hay comentarios: