Páginas vistas en total

sábado, 29 de junio de 2019

Te queremos, Pamplonesa


Porque, bailando a tu ritmo, pamploneses, forasteros sienten la misma ciudad...
Porque, siendo sólo niños, nos grabaste dentro, a fuego, las notas del Vals de Astráin...
Porque nos emocionamos, cuando te vemos de cerca, uniforme de domingo...
Porque, aunque nunca ensayamos ni recordamos la letra, nos dejas cantar contigo...

Iñaki Lacunza, "Nuestra Pamplonesa"
Saludo del Alcalde
Capítulo aparte merece la Banda de Música ‘La Pamplonesa’ cuyo centenario celebramos este año y que tiene el enorme honor de haber sido elegida por los pamploneses para lanzar el Chupinazo de 2019 en la votación organizada por el Ayuntamiento.
Apenas unos meses después de su nacimiento, la banda participó ya por primera vez en los Sanfermines del año 1920. Han cambiado muchas cosas desde aquellos inicios, cuando los músicos cobraban entre dos y cinco reales al día y la Banda recibía apenas 1.000 pesetas de subvención municipal al año.
Atrás han quedado los tiempos en que las cuestaciones populares tenían que ayudar a sufragar las compras de instrumentos.
Lo que no ha cambiado es el amor de nuestra ciudad por la banda. Verdadera pasión que queda patente en cada acto en que participa.
La Pamplonesa ha puesto la ‘banda sonora’ a prácticamente todos los grandes hitos de la ciudad en estos cien años. Desde nuestra infancia, su música es parte de los momentos vividos en Pamplona que con más cariño guardamos en nuestra memoria.
Por eso, no se entendería Pamplona y su vida cultural sin la banda que tan buenas ocasiones nos ha regalado y es de justicia que la ciudad le homenajee con el lanzamiento del Chupinazo, posiblemente el mayor honor del que un pamplonés pueda disfrutar.
Enrique Maya 
Alcalde de Pamplona

Cien años... ¡Y con ese cutis!
Este año 2019, la Banda de Música La Pamplonesa cumple cien años. Fue en octubre de 1919 cuando 37 músicos navarros formaron una banda de música de carácter civil, que ha crecido hasta hoy, un siglo después.
Aunque hubo dificultades, siempre hubo un objetivo común en todos los que alguna vez han formado parte de ella: que Pamplona tuviera un referente musical en toda clase de actos, ya fueran conciertos, bailables, celebraciones religiosas, civiles o pasacalles festivos.
Su primera vez en las fiestas de San Fermín fue en 1920, acompañando a la Corporación Municipal en sus tres actos protocolarios. Desde entonces no ha faltado a su cita, por lo que este año cumple cien fiestas consecutivas (salvo en 1937 y 38 que no hubo fiestas)  siendo parte de la particular banda sonora sanferminera.
A ella han contribuido todos sus directores en mayor o menor medida, creando nuevo repertorio o seleccionando el más idóneo para cada momento: desde el fundador Silvanio Cervantes (haz favor de pinchar), creador de buena parte de la música de San Fermín de las primeras décadas, pasando por Manuel Zugarrondo, José Cervantes, Saturnino Sorbet, José Luis Gómez, Manuel López y Ricardo García. Y los actuales Jesús Garisoain, “el alma de las dianas”, y J. Vicent Egea. Y qué decir de Manuel Turrillas, miembro de La Pamplonesa durante 50 años y que compuso para ella y todos los pamploneses la mayoría de la música que hoy sigue sonando a través de la banda, peñas y rondallas.
La Pamplonesa participa en veinte de los actos sanfermineros, todos ellos multitudinarios. Tras el chupinazo, entona la Biribilketa de Gainza en la Casa Consistorial y sale a la calle para dejarse querer por los que no entienden la fiesta sin ella. El mismo día 6, el Riau-Riau muestra la personalidad de sus músicos, casi siempre con una sonrisa. Más emocionante aún es la Procesión del día 7, en la que hace retumbar con sus marchas las piedras del Casco Antiguo, arrancando los aplausos de los presentes y algún suspiro de emoción entre los músicos.
Y las dianas, que unen en un baile continuo a noctámbulos y a madrugadores que no quieren perderse un segundo de la fiesta. Y los desfiles de mulillas, únicos en el mundo, en los que pone su elegancia y maestría musical al servicio de todos. Y la Octava, en la que con sus mejores galas acompaña en su baile a gigantes, cabezudos, kilikis y dantzaris. Todos ellos momentos intensos y emotivos, en los que percibe el inmenso cariño de la gente que vive con intensidad la fiesta.
Hoy es difícil imaginar unos Sanfermines sin La Pamplonesa; y sus miembros no pueden imaginarlos sin el cariño de la gente que les acompaña. Esta comunión es la que en parte hace posible que estas fiestas sean “unas fiestas sin igual”.
Que todo el mundo las disfrute en compañía de La Pamplonesa y que no falte su música.

Iñaki Lacunza, haz favor:

viernes, 28 de junio de 2019

Desolvidar el revellín de Tejería (2)

Me aconsejó Martinena que me lo pensara dos veces (lo de atribuir esa foto al Revellín de Tejería) porque a él le parecía "que la foto del derribo con layas, que muestra una fortificación de mucha más envergadura, es la del baluarte de la Reina".
Estoy de acuerdo con Juan José en lo del tamaño. Comparando la foto del derribo con layas con las que conocemos del revellín de Tejería da esa impresión, especialmente en la de los niños (ver al final). El revellín parece más pequeño que lo que se derriba en la foto.

1. Alineación
Pero, grande o pequeño, baluarte o revellín, el obrero más a la izquierda está exactamente en una línea recta y vertical que parte de la torreta de la Providencia, pasa por la mitad (casi) de la casa roja (hoy Tejería 40) y llega hasta él. Esa línea -ya en el plano- pasa por el ruedo de la Plaza de Toros actual, donde estaba el revellín de Tejería, y se puede continuar hasta donde se quiera, pero en ningún momento -si los planos de las fortificaciones están en lo cierto- toca el baluarte de la Reina.
Así pues, le he hecho caso a Martinena, he trabajado más el asunto, pero me reafirmo en lo que dije en la entrada anterior (la foto corresponde al Revellín de Tejería) y añado hoy que la imagen de las layas no puede corresponder -por la dirección- al Baluarte de la Reina.

Esta imagen es un resumen del proceso -siguiendo la numeración- que vamos a llevar:

2. La casa roja
Como vemos, la alineación pasa por delante de una casa que parece roja (y hoy también lo es: el nº 40 de Tejería) con nueve ventanas enmarcadas en blanco. En el recuadro inferior dcha. (foto de Rouzaut que ya conocemos) vemos que está delante del Euskal-Jai y que da entrada a la calle Merced. Todavía existe, pero, tras tirar la muralla, alargaron esa calle con más viviendas, que hoy -desde donde está el fotógrafo- la ocultan. Enreda un poco (mantén pulsado control) para verla desde todos los ángulos. La he encuadrado en un rectángulo blanco, con el tamaño de entonces (1920 ca):

3. Torreta Providencia
Tuvo sus mejores años en las primeras décadas de siglo, cuando, sobre el cuerpo cuadrangular, hexagonal..., lucía un esbelto piricucho que, seguramente, albergaría una campana. Así se ve en la imagen de Rouzaut, confundida con la torre sur de la Catedral, y compitiendo con ella en la imagen del recuadro superior derecha. En ambas fotos hay que fijarse en el tejado sobreelevado que no pertenece al Caserón blanco de la Merced, sino a la Providencia y que también vemos en la pequeña del padre de José Castells, ya sin piricucho, alguna década después:

4 y 5. Pasamos al plano
Ya hemos localizado, sin ninguna duda, los dos elementos (casa roja y torreta) que nos van a servir de referencia para saber dónde pueden estar los obreros de la foto de la laya y dónde no.
Lo primero es buscar la torreta de la Providencia en el SITNA. Se adivina en la imagen de 1945 y 56. En la de 1966 ya ha desaparecido. Pero, con mucho, cuando mejor se ve es en la de 1929. Os la enlazo en esa fecha y podéis ir pasando a las otras fechas mencionadas.
Luego, trasvasamos la posición de la torreta en 1929 -con la mayor exactitud- al plano actual de la ciudad, plano en el que están superpuestos (los he silueteado en azul) el Baluarte de la Reina y el Revellín de Tejería.
A continuación señalamos -con exquisita exactitud- la fachada de la Casa Roja con una rayita blanca.
Partiendo del punto donde estuvo la Torreta de la Providencia, trazamos una línea amarilla que pase casi por la mitad de la rayita blanca.
Si continuamos dibujándola, esa línea llega justo a la esquina sudoeste del Revellín de Tejería (RT), en pleno ruedo del actual Plaza, que es donde, a mi juicio, están los obreros.
Si, a pesar de todo, seguimos pensando que la foto de las layas corresponde al baluarte de la Reina, trazamos una línea roja desde la Torreta de la Providencia hacia él, pero esa línea, de ninguna manera pasa por la Casa Roja de la Merced, sino por las casas actuales que dan a San Agustín.

Conclusión
La alineación Torreta-Casa roja-Operario nos asegura que el lugar del derribo no puede tratarse del Baluarte de la Reina y, por el contrario, coincide con la línea en la que se encontraba el Revellín de Tejería,  en la Plaza de Toros actual.
***
Para que vayáis conociendo a este nuevo-viejo amigo...

Ésta es la desconocida imagen del Revellín de Tejería que publicó Carlos, de Memorias del Viejo Pamplona:

Y, también del mismo Revellín, la que, amablemente, me regaló Martinena, en la que, curiosamente, aparece un niño (bajo la garita) de raza negra, el primero que veo en foto en Pamplona:

Actualización 09.07.19
Acabo de encontrar en una vieja foto aérea de 1914 (que publicó Castells en 2012), algunos elementos con los que he trabajado en este tema del Revellín de Tejería:

1. Torreta de la Providencia
2. Chimenea de la tejería, en el eje del tejado del Euskal Jai
3. Gran caserón blanco, esquina Estafeta-Juan de Labrit (hoy). La línea amarilla sigue todo el Frente de Tejería y el Baluarte de Labrit
4. Canalización de agua desde la Fuente Vieja hasta la de Santa Cecilia (pág. 324, en la Plaza de Toros actual). Línea amarilla, paralela a la chimenes del Molino de Caparroso
5. Esquina del Revellín de Tejería
6. Fortín de San Bartolomé

jueves, 27 de junio de 2019

Navarra: la prueba del algodón

Átame esta mosca por el rabo:
¿Cómo puede pedir Sánchez a Ciudadanos que le apoye para evitar ser rehén de nacionalismos y populismos, mientras en Navarra, pudiendo tener un cómodo gobierno constitucionalista y de progreso real con Navarra Suma, el mismo Sánchez apoya a Chivite, que será rehén de Geroa Bai y de Bildu?

Navarra: la prueba del algodón
11M: Enrique Maya, Carmen Alba, Javier Esparza y Ruth Goñi.
Voces de aparente prestigio, tertulianos a granel y numerosos medios de comunicación critican a diario que el partido de Ciudadanos no se sacrifique por España, aunque con ello incumpla su promesa electoral de no pactar con Sánchez. El argumento que estamos escuchando hasta la náusea contra la posición de Ciudadanos -y curiosamente en mucha menor medida contra la posición idéntica del PP y de Vox- es de una simpleza apabullante: hay que facilitar la investidura de Pedro Sánchez para evitar que tenga que ceder ante los separatistas y populistas para lograr de ellos ese gobierno que España necesita poner en marcha. Hay muchas razones por las que este argumento es discutible. Pero ya cualquier debate es estéril e innecesario. Lo que está sucediendo en Navarra acredita sin lugar a duda la impostura de mantener esta discusión en las tertulias políticas. Y ha dado la razón a Ciudadanos. 
Navarra se ha convertido en nuestro síntoma más cercano de la enfermedad que corroe a España. Es, además, el enclave estratégico donde se está dirimiendo la opción fundamental que los partidos mayoritarios enfrentan para decidir cómo quieren vertebrar nuestro país. La enfermedad es el nacionalismo, ese cáncer que arrasó Europa y vuelve a asediarla. La opción política fundamental ante la que tienen los partidos políticos que elegir es si quieren construir su proyecto político bajo el enfrentamiento de bloques izquierda-derecha, o a partir del vector constitucionalismo-nacionalismo. 
Algunos partidos han esgrimido sus propuestas electorales y su posicionamiento principalmente a partir del eje izquierdas versus derechas. Desde el “que viene la derecha más retrógrada”, que han utilizado algunos, hasta el “España necesita acabar con la hegemonía cultural de las izquierdas”, de otros. Junto a estos posicionamientos, ha habido otros partidos que preferentemente se han valido del otro vector: constitucionalismo frente a nacionalismo. Precisamente, la crítica principal a nivel nacional de Ciudadanos frente al PSOE de Sánchez ha sido esta, la de ceder ante el “chantaje nacionalista” y haber abandonado la senda constitucionalista. 
Navarra es la prueba irrefutable de que el PSOE no opera bajo la lógica del eje constitucionalismo-nacionalismo. En nuestra Comunidad foral, el PSN está fraguando su acción política oponiendo un supuesto bloque de izquierdas frente a otro de derechas. Como esto no sale a la primera, ha tenido que recurrir falsariamente a la artimaña de disolver la etiqueta de “izquierdas” en otra de “partidos progresistas” para darle cabida al PNV de Geroa Bai… La necesidad aritmética que anima semejante engañifa es insoslayable. Esta mascarada, tan repetida como irresponsable, no deja de ser una anécdota que no debe distraernos de lo relevante: el PSN-PSOE actúa claramente bajo la lógica de los bloques de izquierdas y derechas para lograr su objetivo primordial de obtener el poder regional. “Nosotros lo que queremos es el Gobierno”, Alzórriz dixit, desnudando su alma. Y nada más importa. Por eso todo está permitido para obtenerlo, desde rebautizar al PNV como un partido progresista y de izquierdas, hasta blanquear el acercamiento progresivo a EH Bildu, el partido heredero de la Batasuna y sus mil denominaciones, el partido que continúa haciendo homenajes a los que asesinaron en nombre de ETA, también a muchos socialistas. 
Garaicoechea escuchándo al oráculo
Desgraciadamente, Bildu es una opción preferible para el PSN a un entendimiento con los partidos constitucionalistas. Da igual que los programas electorales de los socialistas y de Navarra Suma sean perfectamente compatibles en todas las cuestiones fundamentales, mientras que hay contradicciones manifiestas entre el programa del PSN y el del resto de la entente cuatripartita. Esto es lo de menos, al parecer. Entre la izquierda -aunque sea del peor nacionalismo totalitario- y el constitucionalismo, el PSOE ya ha elegido con claridad a sus compañeros de viaje. 
Los resultados de las elecciones forales se explican desde la lógica constitucionalismo-nacionalismo. Desde esa misma lógica, se ha pedido a Ciudadanos que facilite un gobierno del PSOE de Sánchez. Pero ahora vemos que había razones muy fundadas para dudar de que el socialismo quisiera optar por el constitucionalismo. Navarra es la prueba del algodón: el PSN-PSOE no ha querido apoyar ni formar parte de un eje constitucionalista. Simplemente no le ha dado la gana, porque esa opción estaba a la mano y era muy sencilla. Voluntariamente, y probablemente contra el sentir de parte importante de su electorado, ha preferido un camino distinto. 
Navarra ha desmontado la coartada del socialismo, antaño un partido constitucionalista antes que “de izquierdas”. Navarra era la clave porque aquí se vería con nitidez lo que de verdad quiere el PSOE. Finalmente, Navarra se ha convertido en el espejo en el que muchos ya no se atreven a mirarse. Porque, si un inesperado golpe de timón no lo impide, la imagen que quedará finalmente reflejada es monstruosa. 
Alejandro N. García Martínez 
Profesor universitario de Sociología y 
secretario de Programas de Ciudadanos Navarra

miércoles, 26 de junio de 2019

Tajadura, otra voz socialista, crítica con el PSN


Las de Arbeloa y Tajadura son de las pocas voces socialistas críticas con la actuación del PSN, tras la victoria por goleada del Constitucionalismo.
Para Federico, tiene que respetarse el mandato de las urnas, y un socialista, navarro y español debe ser coherente con su ideario: un compromiso radical con la Constitución del 78 -el Estado de derecho y la nación (cívica, plural) española- y no contribuir a la "construcción nacional vasca", como lo va a hacer Chivite, si sale adelante su proyecto.
Gracias a los dos

No podemos negar la realidad: la política nacionalista vasca del gobierno cesante ha sido desautorizada contundentemente en las urnas

Un Gobierno de recambio                                                                        por Federico Tajadura
Las elecciones parlamentarias sirven, entre otras cosas, para constituir gobiernos. En ocasiones, renovando la confianza en los que acaban la legislatura, en otras, retirándosela. Hay politólogos que señalan un mayor grado de eficacia en esta última función sancionadora.
El Parlamento de Navarra aborda en este inicio de legislatura la importante tarea de constituir gobierno. En una de las dos modalidades señaladas: positiva (renovando su confianza en el saliente) o negativa (enviando a la oposición a los hasta ahora gobernantes). Se supone que intentan seguir fielmente el mandato de las urnas.
¿Qué han dicho los ciudadanos-electores? Podrá ser difícil constituir gobierno, pero no interpretar la voluntad ciudadana, que ha sido meridianamente clara. El gobierno saliente tenía el apoyo de 26 parlamentarios, la mayoría absoluta de la Cámara. Los ciudadanos han rebajado esa cifra a 19, con pérdida de 7 parlamentarios, más de una cuarta parte. Una derrota en toda regla. Lo han mandado, como se dice coloquialmente, "a casa".
Geroa-PNV (JEL)-Arzalluz-Arana-Progresismo
El gobierno saliente estaba constituido por cuatro partidos (Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E), de los que dos eran nacionalistas vascos (históricamente, uno “recogedor de nueces” y otro experto en “sacudir” nogales en favor del primero), un tercero iba de acompañante subordinado y dedicó todas sus fuerzas a un esperpéntico ejercicio de autolisis, y el cuarto, muy minoritario, servía casi sólo de coartada. ¿Cual era la seña de identidad relevante de ese gobierno? Lo que podía tener de sensibilidad social lo manifestó de forma inconexa y deslabazada. Por el contrario, el componente nacionalista vasco fue el eje dominante de su andadura, con todo el cortejo habitual de contenidos identitarios en materia de símbolos, función pública, educación, cultura y política lingüística, y la habitual erosión de las instituciones estatales. A esa línea política fue a la que dio la espalda, de forma contundente, el electorado.
Javier, me pones... jaqueca
Como las elecciones son un juego de suma cero, todo lo que ha perdido el grupo del gobierno lo han ganado los partidos de la oposición. En conjunto y cada uno por separado. NA+ ganó claramente las elecciones y pasó de 17 a 20 parlamentarios. El PSN-PSOE quedó segundo y experimentó la mayor subida, de 7 a 11 parlamentarios. Las elecciones las ganó la oposición, que pasó la legislatura oponiéndose a las políticas identitarias del nacionalismo vasco gobernante. Subiendo de 24 a 31 parlamentarios. Victoria contundente. Y victoria compartida.
Podemos retorcer los argumentos tanto como queramos en función de nuestros intereses. Pero lo que no podemos hacer es negar la realidad: la política nacionalista vasca del gobierno cesante ha sido desautorizada contundentemente en las urnas, ha dejado en clara minoría al bloque parlamentario que la sustentaba y ha colocado por tanto a los partidos integrantes del mismo en la oposición.
Por contra, la oposición, bifronte, ha sido aupada de forma contundente, dotada de clara mayoría parlamentaria y orientada por tanto a posiciones de gobierno. Partidos e instituciones deben respetar la voluntad popular. El problema es bifronte, el dúo diferenciado y alternativo de UPN y el PSN-PSOE, y la dialéctica lógica, inevitable y saludable que subyace. Pero también, naturalmente, las hegemonías culturales, los lugares comunes, las inercias mentales, los agravios históricos acumulados, los demonios familiares, las ambiciones personales; en fin, un largo etcétera.
Avancemos un poco más. El nuevo gobierno, respetando la voluntad popular, ¿no estará obligado a desmontar todas las políticas nacionalistas mayoritariamente rechazadas? ¿No deberá ser ese uno de los ejes básicos del programa del nuevo gobierno? ¿Sustituir el cambio (nacionalista vasco) rechazado en las urnas, por un recambio (democrático-liberal) avalado por los electores? Enmarcado además en un contexto global de deterioro de la calidad de las democracias liberales y de erosión de las instituciones de la democracia representativa. Un recambio orientado por tanto a defender y reforzar -desde Navarra y con un compromiso radical con la Constitución del 78- el Estado de derecho y la nación (cívica, plural) española, en detrimento de construcciones nacionales artificiales, como la nación vasca (etno-cultural, impositivamente homogénea, pre-totalitaria). Un gobierno apoyado por los partidos ganadores de las elecciones, que, apelando a la innovación, no tiene porqué ser necesariamente un gobierno de coalición al uso entre UPN y el PSN-PSOE. Con un programa políticamente potente y un equipo aligerado, sobre todo en su presidencia, de carga partidaria.
En el caso del PSN-PSOE, esa política de recambio respondería no solo al estricto respeto a la voluntad popular sino a una inexcusable coherencia con su propio proyecto político y construcción ideológica.
En el fondo, estoy hablando, como socialista, de libertad. La que consagra la Constitución Española. La que quisieron destruir Tejero, los siniestros gudaris de ETA y hace bien poco, y con ánimo de reincidir, los separatistas catalanes. Porque el socialismo democrático es, en última instancia, progreso e igualdad en libertad. Siempre en libertad.
Federico Tajadura Iso 
Ex-consejero socialista del Gobierno de Navarra

martes, 25 de junio de 2019

Desolvidar el revellín de Tejería (1)

He leído muchas veces que, donde hoy está la Plaza de Toros (inaugurada con el Encierro del 7 de Julio de 1922), hubo hasta entonces un revellín o medialuna que protegía la entrada del Portal de Tejería. Sin embargo, no había visto jamás una sola foto. Y empecé a sospechar si no le habrían llamado con otro nombre. Y efectivamente, en los últimos días ya he encontrado dos fotografías seguras del revellín de Tejería, ambas denominadas -erróneamente, a mi juicio- "baluarte de la Reina".
En la curiosa foto de portada, sacada de "Intervención arqueológica en la Plaza de Toros de Pamplona" (2006 Faro, Sinués y Mercedes Unzu), quizás confundidos por el propio Arazuri, atribuyen al baluarte de la Reina lo que no es sino el revellín de Tejería
En amarillo, revellín de Tejería. Con el nº 3, baluarte de la Reina y
sus escarpas aparecidas en 2006 en Carlos III- Av. Roncesvalles
1ª foto: layas en el revellín de Tejería
En la imagen de las layas hay una bonita alineación entre tres elementos. De arriba abajo:
-la torreta de la Providencia (que se confunde con la torre sur de la Catedral, en la foto de Rouzaut)
-una casa de color rojizo (parece), con 9 ventanas enmarcadas en blanco
-la esquina oeste del revellín de Tejería
Gracias a una preciosa imagen de Rouzaut, podemos saber que esa casa de las 9 ventanas es la trasera de la calle Tejería que hace esquina con la Merced (ver, detrás, el frontón Euskal-Jai)
La alineación desde los dos puntos de vista. A la derecha el Fortín de San Bartolomé (SB)

En las tres imágenes se ve muy bien que la línea que parte de la torreta de la Providencia, pasa por encima del tejado de la casa de Tejería que hace esquina con Merced (en la foto actual -punto rojo- en 2ª fila respecto a Juan de Labrit) y termina en el ruedo, es la esquina oeste del revellín de Tejería.
En conclusión, esa imagen de los obreros a punto de terminar de desmontar una construcción militar, no corresponde al baluarte de la Reina -como señala Arazuri y cuantos trabajos incluyen la imagen-, sino al revellín de Tejería y la foto tiene que ser, a mi juicio, anterior a 1921, ya que la foto aérea es de agosto de ese año, justo después del incendio (10.08.21).

2ª foto: Revellín de Tejería 1914
Pero la alegría ha sido completa cuando, por fin, he visto esta imagen del revellín de Tejería, un poco descuidado, pero entero, cuatro años antes de que empezara su desmonte en 1918, desmonte que -como habéis visto en la foto de portada- terminó en 1921.
La encontré en el blog Memorias del Viejo Pamplona, un blog muy recomendable y al que recurro a menudo por las sorprendentes imágenes que en él se puede encontrar.

Pronto me puse en contacto, mediante este comentario, con Carlos, el autor del blog:
"Tengo que darte la enhorabuena y las gracias por -sobre todo- la foto nº 8. Es la primera vez que la veo y es tan rara que ni siquiera aparece en los estudios, exhaustivos algunos, que se han hecho sobre la medialuna o revellín de Tejería. No se trata, pues, del baluarte de la Reina, cuya escarpa estaba en Carlos III, esquina Roncesvalles (de estas excavaciones hay fotos sencillas de encontrar). Próximamente publicaré una entrada en Desolvidar en la que espero mostrar su localización.
Gracias, Carlos".
Su respuesta no tardó en llegar:
"En efecto las fotos de la Agencia Circa son muy poco conocidas y la que señalas que no es de esta agencia, la nº 8, es una foto para mi absolutamente desconocida que no había visto nunca. Fue una gran sorpresa encontrármela buceando entre un ingente fondo de postales antiguas. Tengo auténtico interés por que señales el lugar exacto donde se tomó la foto. Leí con atención la entrada de tu blog de "Tejería desde San Bartolomé".
Un saludo y gracias por tus siempre atinadas observaciones"

Si Carlos pensó que se trataba del Baluarte de la Reina, a mí me pareció -a primera vista- que se trataba del fortín, o medialuna, de San Bartolomé. Pero había cosas que no me cuadraban: que se vieran tan cerca el inmenso caserón blanco que hacía esquina con Estafeta, el Teatro Principal y la Plaza Vieja.
Pero, sobre todo, la orientación del eje central de la fortificación. Si el fotógrafo diera unos pasos a su izquierda y se pusiera en línea con el eje central, vería la garita en línea -más o menos- con la chimenea (Ch) de Tejería.
En cambio, el eje central del fortín de San Bartolomé apunta a la torre de San Agustín (SA)
Llevando al plano las orientaciones de ambas fotografías, otra vez nos confirma que  se trata del revellín de la Tejería (RT abajo a la izda) y  del fortín de San Bartolomé (SB arriba a la derecha) 
Arriba: Fortín de San Bartolomé (SB), apuntando a San Agustín (SA)
Abajo: Revellín de Tejería (RT), apuntando a chimenea (Ch)
En conclusión...
Si la construcción militar que ocupaba el solar de la actual Plaza de Toros era el "revellín de Tejería", las dos fotos que hoy hemos presentado corresponden a él y en su pies de foto debe figurar esa leyenda

Actualización 11:00
Otra foto del Revellín o medialuna de Tejería, gracias a Juan José Martinena, que complementa a la de Carlos. Si en ésta vemos sobre todo el lado izquierdo, que apunta hacia la Plaza Vieja, en la de Juanjo vemos el derecho que apunta al final del convento de la Merced y arranque del Baluarte del Labrit, exactamente como en el plano. Muchas gracias, Juanjo!

Actualización 18:00
Me parece interesante esta foto de 1922, extraída del documento de Mercedes Unzu. A escasos meses de la inauguración (encierro 07.07.22), todavía seguían extrayendo sillares del revellín, con la plaza casi terminada

lunes, 24 de junio de 2019

Gabriel Celaya, comunista, vasco y español

Gabriel Celaya, Blas de Otero, Asunción Carandell, Carlos Barral y J.A. Goytisolo
Foto:ÁLBUM FOTOGRÁFICO GABRIEL CELAYA
Me han reñido porque en la entrada que saqué el sábado "¡A la calle!, que ya es hora de pasearnos a cuerpo", convocando a la concentración de esa tarde, citaba a un poeta comunista: Gabriel Celaya.
Un tal 'Igor' -Trabajador Social, Máster en procesos migratorios, Candidato a doctor en ciencia política. Marxista- me decía:
Oñate, Alsasua 2. Al tiempo
"Tremendo utilizar a un poeta comunista en contra de su propia gente".
Pues el tal Igor ha pinchado en hueso.
1º. Porque Pachi Mendiburu militó (así se decía entonces) en el Partido Comunista de España al final de la Dictadura y comienzo de la Transición, haciendo la campaña electoral (él y un señor mayor; éramos los únicos) en Oñate  en las Elecciones Generales de 1977. Para que se haga una idea el tal Igor, Oñate es seguramente el peor destino que le puede tocar a un guardia civil.
2. Porque en el Partido Comunista de España aprendí:
-la reconciliación nacional, superando los odios de la Guerra Civil
-la apuesta por las vías pacíficas para acabar con la Dictadura y lograr la Democracia
Este argumento es incontestable: ETA fue a saco contra la Democracia
-el rechazo a ETA, como mayor enemigo para conseguir esos fines (como así se demostró). En 1980 la sede del PC, en la pamplonesa calle Comedias, sufrió un atentado (ver primer comentario; por cierto, no tuvieron el valor de reivindicarlo). La puerta blindada fue lanzada -como una cuchilla de afeitar- contra la mesa del despacho en donde trabajaba la secretaria que, instantes antes, se había levantado para ir al servicio. El 'señor Roca' la salvó.
Llevando en una silla a una herida. La señora de espaldas,
 con pañuelo anudado sobre 
la cara,era la madre de quien
me ha proporcionado esta foto. primera página de El País
-el amor a una Navarra, comunidad diferenciada, dentro de España (en esos años toda la izquierda decía "Nafarroa Euskadi da").
-y el orgullo de ser españoles: fuimos los primeros de la izquierda que hicimos nuestra y sacamos a la calle, en Navarra, la bandera constitucional.
La deriva que luego llevó el PC fue muy distinta, hasta el punto de exhibir en su sede, otra vez, la bandera republicana (gran error de la 2ª República, no de la 1ª) e incluso la ikurriña del racista Sabino Arana. Hoy el PC anda confluyendo con Unidas Podemos. En fin...
3. Cuando leo, oigo la poesía de Gabriel Celaya, musicada y cantada por Paco Ibáñez, estoy pensando en los que en Leiza, Alsasua, Echarri Aranaz... se sienten españoles; estoy pensando en mi camarada Ignacio Latierro y Mª Teresa Castells, y su Librería Lagun -la librería más atacada de Europa-, en la parte vieja donostiarra... 

"¡A la calle!, que ya es hora de pasearnos a cuerpo" es un verso de "España en marcha", del comunista, vasco y español, Gabriel Celaya. 
Con ese título -"España en Marcha"-, ¿en quién voy a pensar? ¿en los que no se sientes españoles? ¿en los que destrozan su carnet de identidad? ¿en los que aún siguen hablando de "el Estado"? ¿en los que siguen sin darse cuenta de que la III República no existe? ¿en los que entran en las Herriko tabernas con la insignia de la República española?
Desgraciadamente, qué poca gente "progresista, de izquierdas", de los que están pactando con el PSN,  cantaría hoy estos versos sin ruborizarse

España en marcha
Nosotros somos quien somos.
¡Basta de Historia y de cuentos!
¡Allá los muertos! Que entierren 
como Dios manda a sus muertos.
Ni vivimos del pasado,
ni damos cuerda al recuerdo.
Somos, turbia y fresca, un agua 
que atropella sus comienzos.
Somos el ser que se crece.
Somos un río derecho.
Somos el golpe temible 
de un corazón no resuelto.
Somos bárbaros, sencillos.
Somos a muerte lo ibero
que aún nunca logró mostrarse 
puro, entero y verdadero.
De cuanto fue nos nutrimos,
transformándonos crecemos
y así somos quienes somos 
golpe a golpe y muerto a muerto.
¡A la calle! que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos, 
anunciamos algo nuevo.
No reniego de mi origen
pero digo que seremos
mucho más que lo sabido, 
los factores de un comienzo.
Españoles con futuro
y españoles que, por serlo,
aunque encarnan lo pasado, 
no pueden darlo por bueno.
Recuerdo nuestros errores
con mala saña y buen viento.
Ira y luz, padre de España, 
vuelvo a arrancarte del sueño.
Vuelvo a decirte quién eres.
Vuelvo a pensarte, suspenso.
Vuelvo a luchar como importa 
y a empezar por lo que empiezo.
No quiero justificarte
como haría un leguleyo,
Quisiera ser un poeta 
y escribir tu primer verso.
España mía, combate
que atormentas mis adentros,
para salvarme y salvarte,
con amor te deletreo.


























domingo, 23 de junio de 2019

¡Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros!


Seguiremos convocando.
Es la conclusión a la que hemos llegado tras la 1ª concentración de ayer sábado.
Asumimos las críticas por la escasa difusión de la convocatoria y el poco tiempo para acudir desde lugares como Leiza, Cadreita, Sangüesa...
La próxima la haremos (ojalá se pueda) con más tiempo. Pero comprended que lo de la constitución de la Mesa del Parlamento ha sido un puntazo que exigía una respuesta inmediata.
Gracias, de corazón, a todos los que habéis venido. Y más a los que habéis venido de lejos.
Hemos disfrutado viéndonos, saludándonos y haciendo lo que tenemos que hacer.

Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros
Rogelio, de Sangüesa, ha hecho de fotógrafo.
Orgulloso con la niña de sus ojos
La frase de Pío Cabanillas (a quien próximamente dedicaré una entrada con sus anécdotas más jugosas) viene que ni al pelo para lo que ha pasado con esta convocatoria.
Si "los nuestros" acuñan la expresión de "escrache" para la concentración (con permiso gubernativo) que queremos hacer; si -a pesar de las disculpas posteriores- insisten en que nadie de "los suyos" acuda a la concentración... nos los ponen muy complicado.
Esperemos que en las próximas convocatorias -que las vamos a hacer- se deje libertad a los afiliados para acudir.
Por cierto, la Plaza del Vínculo (de todos los constitucionalistas, ¿por qué no?) me ha encantado para las siguientes concentraciones.

He subido a Face algunas fotografías de la concentración, la mayoría hechas por el sangüesino Rogelio Taboada que, amablemente, se ha ofrecido para ello, con un resultado inmejorable. Gracias, Rogelio.

Os pego, a continuación, lo que ha escrito la prensa sobre esta 1ª concentración de ayer:

Una concentración pide al PSN que "rectifique" su política de pactos y "no traicione a la ciudadanía navarra"
Alrededor de 200 personas han participado este sábado en Pamplona en una concentración, convocada por Vecinos de Paz de Berriozar y el blog 'Desolvidar' bajo el lema 'Será legal, pero amoral', para rechazar la política de pactos del PSN.
22 jun 2019 20:04
La concentración se produce tras la conformación de la Mesa del Parlamento de Navarra, presidida por Unai Hualde de Geroa Bai, al contar con el apoyo de los votos de su partido, así como del PSN, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Una Mesa que cuenta también con un representante de la coalición abertzale.
La protesta ha tenido lugar a las 19.00 horas en la Plaza del Vínculo de Pamplona. Los asistentes han portado banderas de Navarra y de España y han coreado consignas como 'Chivite, entiende, Navarra no se vende' y 'No se negocia con terroristas'. Igualmente ha habido gritos de 'traidores' hacia el PSN y de 'terroristas' hacia EH Bildu.
La representante de Vecinos de Paz, Maribel Vals, ha leído un manifiesto en el que ha pedido al PSN que "rectifique y no traicione a la ciudadanía navarra, y en especial a las víctimas del terrorismo entre las que se encuentran tantos compañeros suyos".
Vals ha mostrado su "tristeza" por convocar esta concentración pero ha destacado que es "una obligación cívica alzar la voz ante la actuación del PSN" que, ha subrayado, "ha estado plantando cara a las imposiciones nacionalistas en el Parlamento de Navarra y ayuntamientos como el de Pamplona" y que "ha estado en la calle junto a nosotros ante la imposición del euskera y el ninguneo a nuestra bandera".
"Que su actuación sea legal no quiere decir que sea legítima y moral en un partido que se proclama constitucionalista y navarro", ha remarcado la representante de Vecinos de Paz que ha resaltado que "es legal" que EH Bildu esté en las instituciones pero "no por ello deja de ser una inmoralidad" ya que "no condenan la barbarie etarra".
Por su parte, en declaraciones a los periodistas, Pachi Mendiburu, autor del blog 'Desolvidar', ha acusado al PSN de estar haciendo "una marranada a Navarra". Ha destacado que en las últimas elecciones forales hubo "una victoria de los constitucionalistas, hartos del cuatripartito" y ha lamentado que los socialistas navarros "en vez de estar con sus aliados naturales, los constitucionalistas, se vaya con quienes quieren arruinar Navarra".
Silvestre Zubítur atendió a la prensa en el precioso vascuence de Leiza
Mendiburu ha reprochado que el PSN haya "vetado a UPN", para "intentar un gobierno "progresista" (la expresión de moda) con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra". "No reconocemos a este Partido Socialista".
Preguntado por el hecho de que Navarra Suma se haya desvinculado de esta movilización, Mendiburu ha declarado que entiende la postura de la coalición formada por UPN, PP y Ciudadanos porque "tiene esperanza de que todavía Chivite" opte por negociar con Navarra Suma "si sale mal lo otro".
En la protesta ha participado el concejal de Navarra Suma en Leitza Silvestre Zubitur. En declaraciones a los periodistas, el edil ha lamentado que "la democracia se utilice para unirse partidos que no tiene casi nada en común, con el cuento moderno del progresismo, para desbancar a un partido que ha ganado".