Páginas vistas en el último mes

viernes, 29 de mayo de 2015

José de Aguilar, de Tomelloso: "Torito bravo"

...no te asustes, mi serrana, pon en tu mano morena un terrón de azúcar blanca
“Yo recuerdo que en mis años de niño, allá por la mitad de los cuarenta del siglo pasado, en Albacete se organizaban sistemáticamente cazas de "maricones", como les llamaban entonces, de las que unas veces eran ejecutores los jóvenes camisas azules y otras los soldados del cercano Cuartel de Aviación de los Llanos. Pero unas y otras se limitaban a propinar al desgraciado que caía en sus manos una soberbia paliza y, en algunos casos,  a conminarle a abandonar la ciudad, como así hicieron con un gran cantante de la  época, José de Aguilar, que más tarde sería buen amigo mío. Junto con él hubieron de salir, también, sus hermanos y la familia al completo”
Éste es el estremecedor testimonio, escrito hace un mes por un poeta  amigo de José, Enrique de Quirós.
Pero, dejemos para después los avatares de la vida del intérprete de los himnos del Real Madrid, del Atlético de Madrid, de María Cristina me quiere gobernar o de...  Torito bravo.

Torito bravo
Torito bravo es un huapango grabado en 1951, en Barcelona, por José de Aguilar. Letra y música son de Francisco de Val. El disco tiene, por el otro lado,  María Cristina me quiere gobernar.
Se trata de una canción con un aire mexicano total. Cuando uno la escucha, inmediatamente piensa que tanto el autor como el intérprete son de allende el charco. Y no digamos nada de algunas expresiones de la letra.
El mismo Francisco de Val lo corrobora muchos años después, en 1978, en una entrevista a un periódico aragonés: “La gente piensa que se trata de una canción mexicana, pero es mía. Y, dato curioso, el que mejor la ha cantado es José de Aguilar, un español nacido en Albacete (ver actualización)”.
Es lo que le pasó a Raphael en una sala de Alicante cuando, al cantarla como final de su espectáculo, la presentó diciendo que su autor era americano. Estaba en la sala el actor aragonés Fernando Sancho quien le advirtió de que el artífice de Torito bravo era su paisano Francisco de Val. Cuando éste se enteró, le prohibió al de Linares cantarla “porque su estilo desvirtúa mi canción”.
Cuando en 1954 vino por primera vez a España Agustín Lara, le preguntó a Francisco si había estado en México, porque allí triunfaba Torito bravo. Al decirle Francisco que no, Agustín le animó a ir allí: “Si se va usted a México, no volverá a España más que a gastarse el dinero que gane allí”.
Escuchemos, pues, este Torito bravo, la canción de Francisco de Val que aupó a la fama al manchego José de Aguilar:


Torito bravo

Torito, torito bravo,
capitán de la manada,
torito de Piedras Negras,
el de la frente rizada.
El que afila sus puñales
en los pilones del agua,
el que, al oír mis silbidos,
si está echado, se levanta.
Y viene rascando el viento,
echándoselo a la espalda,
levantando los jilgueros
que entre los romeros cantan. 
Sílbale caporal
sílbale, sílbale,
que está buscando pelea
con el torito de ayer.

Tírale al pitón derecho 
con la onda, caporal;
si el colorado se empina,
me lo va perjudicar. 
Torito, torito bravo,
Capitán de la manada,
torito de Piedras Negras,
el de la frente rizada.
Ya viene el torito bravo,
no te asustes, mi serrana,
pon en tu mano morena
un terrón de azúcar blanca.
Es negro como tus ojos,
tiene un lucero en la cara
verás cómo te acaricia
y qué noble es su mirada.

Sílbale caporal…
José de Aguilar (apuntes para una biografía)
No tengo claro todavía (ver Actualización) el lugar de nacimiento de José de Aguilar Granados. He encontrado unas cuantas páginas que le hacen nacer en Tomelloso (Ciudad Real). Pero ni en la página de Tomelloso ni en la de Albacete figura entre sus hombres ilustres. Sea como fuere, lo que no tiene duda es que nació en 1925.

Actualización: Ayer, 28.05.15, me envía Una Canción, Un Recuerdo, un comentario a esta entrada y un enlace a su página Facebook en la que asegura haber encontrado la partida de nacimiento de José de Aguilar en el Juzgado de Tomelloso. Enhorabuena a este investigador y mil gracias por compartir este dato que se nos había resistido hasta ahora.

Hacia los 17 años (1942) comienza a cantar en una orquesta deAlbacete, en la que le convencen para presentarse (y ganar) en un concurso de Radio Madrid que dirigía Bobby Deglané.
Algunos años después (hacia 1945, con 20 años) debió de suceder el terrible acontecimiento que nos contaba al principio Enrique de Quirós y que supuso su salida de Albacete.
En 1951 graba su primer disco con dos canciones que lo llevan a la fama: Maria Cristina me quiere gobernar  y Torito bravo. A partir de ese momento comienzan sus actuaciones en teatros, salas de fiestas…
Dicen que en el 52 se presentó el himno del Real Madrid, cantado por él, pero en la BNE no aparece la grabación del himno merengue hasta 1959.
En febrero del  53 lo encontramos actuando en Tomelloso, con su orquesta.
Normalmente se dice que José de Aguilar fue un cantante de los años 50 y 60 pero, si nos fijamos en el número de actuaciones, durante estas dos décadas no aparecen en la hemeroteca de ABC más que una treintena de ellas.
A partir del 73 reapareció con fuerza: 110 actuaciones en ese año.
En el 74 grabó el himno del Atlético de Madrid, manteniendo un buen número de actuaciones en los años siguientes.
En febrero del 79 participa en una campaña de UCD en compañía de Lolita Garrido y Luisa Linares y Los Galindo.
En el mismo año se le dedica un programa de televisión: Canciones de una vida
Aunque las hay posteriores, su último año de actuaciones fue 1981, con 33. De todos modos me llama la atención unas actuaciones suyas a fines de junio y 1ª mitad de julio de 1992 en un “Cabaret burlesco. Entrada libre a partir de las 24 horas”.
En el 95, otro programa dedicado a él: ¿Qué pasó con… José de Aguilar?
El 18.04.2000 aparece en ABC su esquela. Falleció a los 75 años.


Epílogo
José de Aguilar, cantante, la Voz de oro de la radio (como dice su esquela), bien se merece no ser olvidado, simplemente para valorar lo que la democracia nos trajo: el respeto y reconocimiento a las diferentes tendencias sexuales. Mientras en la inmediata posguerra fue feroz la represión contra los llamados con desprecio "maricones", desde hace unos años España permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y cuenta con una legislación progresista en el tema de la adopción. Hoy los homosexuales se han hecho visibles incluso en profesiones antes vedadas como la Guardia Civil, el Ejército, jueces, sacerdotes...
Y como homenaje a quienes sufrieron esa salvaje represión, Desolvidar quiere dedicarles esta desenfadada canción de Francisco de Val interpretada por el mismísimo José de Aguilar por aquellos años finales de los 50: 

video

Aquellos ojitos

Aquellos ojitos verdes
me van a quitar la vida.
Aquellos ojitos verdes
que yo me encontré una tarde
en lo alto de una cima.
No sé cómo me miraron
que han hecho nido en mi alma.
Aquellos ojitos verdes
 me van a robar la calma.
Tengo miedo, mucho miedo,
ay, que miedo que me dan
aquellos ojitos verdes,
si me los vuelvo a encontrar.
Aquellos ojitos verdes
me están robando hasta el sueño.
Ay, madrecita del alma,
si algún día yo pudiera
ser de esos ojos el dueño,
llevalé todas las rosas
a la Virgen del Palmar
y pídele, madrecita,
que me los vuelva a encontrar.
Tengo miedo, mucho miedo...

No hay comentarios: