Páginas vistas en el último mes

lunes, 5 de noviembre de 2012

Fco. de Val: 4. La guerra civil

Madre, te diran que me vieron morir, pero no te dirán que me vieron matar

No pensaba dedicar una entrada exclusiva a Francisco de Val durante el periodo de la Guerra Civil ya que los datos objetivos que tengo son muy escasos. Pero, a pesar de ello, esos datos sí que permiten lanzar algunas hipótesis bastante probables.

4.1 ¿En qué zona estaba cuando se produjo el golpe de estado del 17-18 de julio de 1936?
Lo más probable es que se encontrara en zona republicana ya que, como lo atestigua una carta enviada a sus amigos de Sierra de Luna, poco antes de la Guerra Civil, vivía en Barcelona.
Pero también pudo ocurrir en Madrid. Por entonces Francisco de Val tenía actuaciones en la capital de España: "A las 9, actuación de Francisco de Val y su Orquesta típica" anuncia una radio madrileña el 3 de junio del 36.
Sea como fuere, Madrid o Barcelona, en zona republicana.

4.2 ¿Empuñó las armas?
Zona sublevada y republicana a mediados del 38
El 27-28 de abril de 1938 se decreta una amplia movilización de soldados republicanos. Son llamados los de la quinta del 41 y entre 17 ("quinta del biberón") y 40 años. Francisco de Val tiene aún 40 años y le faltan 6 meses para cumplir 41. Por tanto, si estaba en zona republicana, tuvo que ser movilizado.
Sin embargo, un mes después, el 29 de mayo del 38, aparece en el lecho de muerte de su amigo Miguel Fleta en La Coruña, en plena "zona nacional".
Está claro, pues, que Francisco de Val no sólo no empuñó las armas, sino que tampoco desertó, a pesar de lo que auguraba en su primer libro "Cantables y Poesías" (ca. 1930 ):

"Yo quiero mucho a mi patria pero, para defenderla, si tengo que destruir, desertaré por no verla".

Si hubiera desertado, habría sido fusilado inmediatamente. Por tanto, necesariamente hay que concluir que, si la guerra lo pilló en la zona republicana, en algún momento (quizás por Francia) tuvo que pasar a la  autodenominada zona nacional..


4.2.1 Breve apunte sobre Miguel Fleta (1897-1938)
Francisco de Val, de la misma edad que Miguel y aragonés como él, fue uno de sus mejores amigos en Barcelona y después, como demostró acudiendo a La Coruña en los días anteriores a su muerte. En una entrevista que en 1972 le hizo Lola Ester Uruén, el de Villafeliche (Zaragoza) confesaba su admiración por el de Albalate de Cinca (Huesca) y recordaba algunas anécdotas:


"Era más baturro que yo, que ya es decir, comentaba FranciscoCuando estábamos juntos nos pedían que cantásemos jotas, pero él (por sus obligaciones) no podía. Se disculpaba diciendo que tenía la voz impostada. Sufría cuando tenía que negarse".

Parodiando el "No es eso, no es eso" de Ortega y Gasset, Miguel Fleta aplaudió la llegada de La República cantando el Himno de Riego y terminó, cuando estalló la guerra, afiliándose a la Falange, colaborando en campañas de propaganda y cantando el "Cara al sol":




4.3 Ideología de Francisco de Val
No tenemos ningún dato que permita afirmar que Francisco de Val militara o simpatizara con algún partido, pero sí podemos afirmar con rotundidad, debido a las ideas y, sobre todo, sentimientos que expresa en poesías y canciones, que coincidía más con el bando nacional que con el republicano, al menos tras el estallido de la guerra y, luego, en la postguerra.
Pero hay que matizar. Si bien sus sentimientos religiosos, de una religiosidad sencilla y tradicional, apuntan hacia una mentalidad conservadora, su creatividad de artista, su espíritu bohemio, su tipo de vida no convencional... señalan en la dirección opuesta.

Lo que sí está claro es su actitud no belicista. Su exquisita sensibilidad no le permitía la utilización de la violencia, de la fuerza en la resolución de conflictos. Era una persona que sentía sobremanera cualquier imposición (quizás porque le tocó a él, de niño, por parte de su padre). Sirva de ejemplo lo que sintió cuando se enteró que querían quitar las palomas de la plaza del Pilar:


Y, además, consiguió que el imaginario colectivo aragonés, en cuyo frontispicio figuraban el Ebro, la Pilarica, la Jota, el Moncayo... se viera enriquecido con la presencia de un nuevo elemento: Las Palomas del Pilar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

De quién es esa canción tan bonita de "Madre a la guerra me quieren llevar..."
Ricardo

desolvidar dijo...

La canción se titula "Madre" y pertenece a un disco que lleva por título "Baladas frente a la guerra" de, ¡vaya casualidad! otro Ricardo, R. Cantalapiedra quien la hizo en 1970, con 27 años. Yo he sido incapaz de encontrarla en la red y por eso me he visto obligado (para esto no tengo ninguna vergüenza) a destrozarla. Te agradezco que, a pesar de todo, te haya gustado.
Patxi