Páginas vistas en el último mes

lunes, 4 de abril de 2011

"Paloma mensajera" por los cielos de Navarra

En ella me he refugiado, especialmente en los momentos de tristeza
(imagen original de Noemí Larumbe)
Cuando hoy he visto esta maravillosa "Paloma mensajera" (pincha) del Orfeón Pamplonés en Napardi, no he podido evitar recordar lo que escribí hace unos años:

Desde el alto de Ibañeta hasta los últimos confines de las Bardenas, una paloma atraviesa los cielos de Navarra. Es "Paloma mensajera", una habanera de José Ruiz Gasch (Crevillente. 1900-1977). Y viene, además, de la mano del Orfeón Donostiarra.
Según la Biblioteca Nacional, esta habanera vio la luz en 1958, dentro de un disco de 45 rpm titulado "Un pueblo que canta", interpretado por la Coral Crevillentina, dirigida por el propio José Ruiz Gasch.
No sé si será la mejor habanera de todas, pero es la mía, ya que me ha acompañado desde los años de mi infancia (la debí de oír en la radio de Dormitalería, con 8 ó 9 añicos) y en ella me he refugiado, especialmente en los momentos de tristeza:


Paloma mensajera,
cruza el ambiente,
ve y dile al amor mío
que aquí me tiene,
en el alma sintiendo
grande dolor
recordando lo mucho, ay,
que la quise yo.
Y si ella no me quiere
ni piensa en mí,
"jamás podré olvidarla",
díselo así.
Paloma mensajera,
cruza veloz,
dile que no me olvide, ay,
adiós, adiós.

Dicen que el amor ha producido muchos poemas, pero parece ser que la añoranza, el amor no correspondido y el desamor han creado bastantes más.
En el caso de "Paloma mensajera", se trata de un amor que quiere perpetuarse a pesar de la escasa esperanza de ser correspondido.
Pero, en este caso, como en los cuentos de hadas, el autor de la misiva tuvo suerte: el mensaje llegó a su destino y, a los días, la paloma volvió, y traía un papelito escrito por su amada:


Y colorín colorado...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

vi ayer el vídeo... lo he vuelto a ver hoy... y sigo muy emocionado viendo los paisajes de mi tierra. Tu blog ha sido la paloma que me ha traído el mensaje de Navarra y el eco de una habanera.
Gracias.
Javier, un navarro 25 años en Argentina

desolvidar dijo...

en fin, ¡qué voy a comentar yo?