Páginas vistas en el último mes

viernes, 3 de abril de 2009

Francisco de Val: La jota “el Moncayo”

Voy a subir al Moncayo
para echarle un pulso al cielo.
Donde las águilas duermen,
dormiré mi mejor sueño.
(Francisco de Val)

En la entrada anterior señalaba que había encontrado el origen de los padres de Francisco de Val, irónicamente, en una canción suya, de 1951, titulada “Dos banderas” (luego, “Llevo dos Banderas”), en la que afirma que su madre era de Ejea de los Caballeros y su padre, un charro de Veracruz (tema corregido). Y, en esa misma entrada, me había comprometido a que la próxima estaría dedicada a los años de apogeo de Francisco de Val. Pues, lo siento por los impacientes, pero me veo obligado a dejarlo para más tarde, ya que la canción “Dos banderas” da más juego de lo que yo creía.

La partitura de “Dos banderas” se publica por primera vez en Barcelona, por Columbia, en 1951, catalogada como canción mexicana (huapango). Tanto la letra, como la música son de Francisco de Val.
Con el copyright de 1952, vuelve a aparecer una segunda partitura con el mismo título, también en Barcelona, pero publicada por Ritmos Nuevos y catalogada como pasodoble huapango. Tanto la letra, como la música vuelven a ser de Francisco de Val.
Y en 1972? (así, con interrogante, en la reseña de la BNE), aparece la tercera partitura, publicada en Barcelona por Quiroga, con letra y música de Francisco de Val. Pero, ahora, cambia el título: “Llevo dos banderas” y la catalogación: “música ligera”.
Y es, también, en 1972 (reeditado en 1994) cuando se graba el álbum de Manolo Escobar “Por los caminos de España”. En este disco Manolo Escobar hace un recorrido musical por las, entonces, “regiones” españolas y elige para representar a Aragón la canción “Llevo dos banderas”.
No resulta difícil ver en la partitura de 1972? (sic) de Francisco de Val un encargo para el álbum de 1972 de Manolo Escobar, ya que en dicho álbum vuelve a presentarse a Francisco de Val como autor de letra y música.
Y, ¿por qué una partitura nueva, si ya tenía las de 1951 y 1952? Ahora entro ya en lo que es una conjetura mía. Pienso que las partituras de los años 50 (catalogadas como “canción mexicana” y “pasodoble huapango") no incluían la jota inicial “Voy a subir al Moncayo”. Creo que dicha jota la añadió Francisco de Val en la partitura del 72 para que pudiera representar mejor a Aragón, ya que, en la partitura inicial, aunque la letra era equidistante entre México y Aragón, la música se escoraba excesivamente hacia México. El resultado de dicha combinación podría ser calificada de algo así como una “jota-ranchera”.
Y otra vez estamos con lo de siempre: cuando he estado recopilando información sobre esta jota, “El Moncayo”, he encontrado referencias a Escobar, a los joteros que la cantan... pero ninguna al autor de su letra y música. Y quiero gritar (casi tan alto como Fernando Checa) que el creador de esta brava jota no es otro que Francisco de Val.
Para terminar, ahí tenéis la jota “El Moncayo” en la interpretación contundente de Fernando Checa y la no menos magistral de Laura Val (Val, ¡que casualidad!)


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Patxi: Enhorabuena por descubrir esa Jota, entre la creación musical de Francisco de Val, no me lo esperaba. Guarda esa partitura o sus datos, "para cuando editemos un libro sobre Francisco de Val". Hoy hago alusión al tema en mi blog: http://www.cincovillas.com/Blog/?p=4324
y seguiremos en la brecha.
Saludos cordiales.
peperamón.

joseramon@cincovillas.com

www.cincovillas.com

Anónimo dijo...

Hey Patxi, me parece que nos vamos siguiendo los pasos (en los gustos me refiero) porque cuando yo descubrí la jota del Moncayo y a Fernando Checa no podía dejar de oírla. Me encanta también en Laura Val. Me emociona mucho. Sin embargo o me gusta nada cuando la versiona un navarro y mantiene una nota dos horas. Cuando nos veamos en Galli ya te la cantaré y lloraremos.

desolvidar dijo...

Soy de lágrima fácil y seguro que lo conseguirás. Y si la canto yo, lloraremos los dos (de pena). También te doy la razón en lo del navarro manteniendo la nota sine die. Tú y yo sabemos quién es. Este finde estaremos en Gallipi, así que te espero para derramar unas lágrimas en las copicas de vino del bar de Luis

Anónimo dijo...

Que suerte, yo hasta la primavera no voy a poder ir, aunque ya falta poco. A ver sim mientras tanto llueve bien para poder cantar las jotas de los labradores (a un labrador de secano; Que oficio el del sembrador, Tirar y tirar la mies, los caminos de mi tierra...)
Ah, apréndete la de la Bella Lola para las fiestas, que yo haré la segunda voz. Yo ya me aprenderé la de San Sebastián.