Páginas vistas en el último mes

sábado, 29 de julio de 2017

Es lo que tiene... 'Patria'


Se suele decir que ETA fue derrotada policial, pero no social ni políticamente. Ahí tenemos a Bildu, aceptado como un igual por el resto de integrantes del Cuatripartito. Pero, dentro de lo social y lo político, hay un aspecto muy importante, crucial: es la batalla del relato. Y 'Patria' -es lo que tiene 'Patria'- está contribuyendo decisivamente a la derrota literaria de ETA.

Es lo que tiene... 'Patria',                                                       por Marialuz Vicondoa
He estado unos días conviviendo con personas diferentes a las habituales. Se trata de Bittori, Miren, Arantxa, Nerea, José Mari, Gorka (¡qué tierno y qué fuerte a la vez), Joxian, Xabier, el Txato… ¡Ay, el Txato! Sí, aunque estuviera muerto, ahí estaba, una forma de no estar estando… Durante un tiempo, se han añadido a mi vida, se han incrustado a mi día a día y no me dejan, aunque quiera. Me acompañan y no sé cuándo se marcharán. Tampoco sé si quiero que me abandonen. Era curioso, no podía dejarles solos, me costaba cerrar el libro Patria y, cuando lo hacía, continuaban conmigo, que no se iban… Es uno de los grandes méritos de esta Obra, con mayúscula, sin miedo a exagerar, que necesitas continuar sabiendo, aunque sepas, aunque conozcas que va a ser todo de una manera por mucho que desees que sea de otra… Es eso, que estás todo el rato pensando cuándo puedo volver a coger el libro de Fernando Aramburu para ver cómo sigue su historia, la Historia, también con mayúscula.
Desde que empecé a leerlo he vivido los miedos de los protagonistas, sus sentimientos, sus tristezas, sus alegrías… Es más, los he comprendido.
Es lo que tiene este libro, que te metes dentro de todos y de cada uno de ellos, que tu ‘yo’ se desdobla en muchos otros ‘yoes’. Porque, otro de sus grandes logros es que entras también en lo humano, en el amor de madre, de padre, de marido, de hijo, de amiga, de hermano…
Es lo que tiene este libro, que no te deja en paz. Que dejas de leer, pero tu pensamiento sigue con ellos, en ese pueblo, donde llueve muchos días y donde pasan cosas los días que llueve.
He sentido tan cerca a los personajes que me ha parecido verlos por la calle o, quizá, es que ya los había visto antes. Todos tienen cara, me da que conozco a todos.
Es lo que tiene este libro. Que lo he acabado y me va a costar que sus protagonistas se vayan de mi vida. Sigo pensando en ellos. Son personas, de carne y hueso, con caras y corazones, con sentimientos, que crecen, evolucionan... Y, al leer sobre ellos, te metes en su interior. ¡Encierran a tantos y son, al mismo tiempo, tan únicos…!
Cualquier día se me escapará un saludo, sin querer, y me mirarán raro… No me daré cuenta de que ellos no me conocen, aunque a mí ya no se me olvidarán nunca.
Es lo que pasa con los clásicos, que sus personajes perduran con el tiempo, aunque hayas cerrado el libro.
Es lo que tiene este libro, que está escrito desde el corazón, sobre corazones, y que va directo al corazón. 
MARIALUZ VICONDOA ÁLVAREZ (DN Cartas de los lectores 27.07.17)

1 comentario:

Miguel Angel Trigal dijo...

Siempre he vivido lejos de donde se produjeron los atentados de ETA, pero un artículo de Vargas Llosa me empujó a leer este libro. Y en paralelo a indagar más, a saber más. Con un poquito que escarbé me encontré cara a cara con el horror, con el horror de verdad, no la emoción que te puede producir una novela. Y también con un cierto sentimiento de culpa. Muchas gracias, Fernando Aramburu por ayudarme a quitar la venda que me impedía ver. Y un abrazo emocionado a las miles de personas golpeadas por el terrorismo de ETA. Nunca os olvidaré.