Páginas vistas en el último mes

domingo, 27 de noviembre de 2011

Fco. de Val: Me pedías un beso

Aquel verano de 1968
Recién había pasado, como un huracán, el Mayo Francés con su "prohibido prohibir", "la playa bajo los adoquines", "seamos realistas: pidamos lo imposible" (se cambió a De Gaulle por Pompidou), las filosofías de Althuser, Marcuse y el freudomarxismo de Reich y los ídolos musicales del movimiento hippie y beatnik: Beatles, Rolling Stones, Bob Dylan...
En España asistíamos entusiasmados a los conciertos de Raimon en la universidad, la negativa de Serrat a cantar en Eurovisión, las actuaciones de Manolo Díaz en la Universidad de Navarra y la primera huelga de su historia en este mismo centro... Frente a estos movimientos reivindicativos, seguía el Cordobés (¡qué bronca en Pamplona en los sanfermines del 65!) deleitándonos con su salto de la rana.
Pero Desolvidar no le va a hacer competencia a Cuéntame cómo pasó y va a ir al grano.
Como decíamos, corría el verano del 68, cuando, como una mezcla entre el huracán del Mayo Francés y los malabarismos de Manuel Benítez, triunfó Peret con una canción (compuesta en el 67) que arrasó: Una lágrima. Sí, la que cayó en la arena. Gocemos con la versión italiana (el lector atento caerá en la cuenta de los dos errores de quien ha subido este vídeo: ni Inglaterra ni 1964):




La polémica
pincha para leer mejor
El ritmo trepidante de esta rumba, la gracia y picardía de Peret (¡qué patillas!), su original forma de tocar la guitarra (caja de resonancia, malabarismos incluidos), hicieron olvidar a muchos, también a Peret, cuál era el origen de esa canción y quién era su verdadero autor. Y el origen es "Me pedías un beso", una canción de 1949, y el autor (muchos ya lo habréis adivinado) no es otro que Francisco de Val, con arreglos de Genaro y Manuel Monreal.
Veamos la comparación de las letras y escuchemos a Carmencita del Moral en 1949, canción facilitada por la BNE:

video

Francisco de Val exigió sus derechos y la SGAE demandó a Peret, quien tuvo que conformarse con figurar como simple intérprete de la misma:


Valoración y paralelismos
¿Es justo lo que hizo la SGAE con Peret? Yo pienso que no. Creo que la rumba de Peret tiene la suficiente personalidad para que Peret figurara, al menos, como coautor o autor secundario. Si entro en la BNE y pregunto por "Me pedías un beso", no salen más de 5 registros (entre partituras y grabaciones sonoras) que no tengan que ver con Peret. Si, por el contrario, pregunto por Una lágrima de Peret, aparecen 50. La versión de Peret dio vida, revitalizó durante más de 30 años (del 67 a nuestros días) una vieja canción que se había quedado dormida en los años 50. El mismo Francisco de Val lo reconoce cuando dice que el arreglo de Peret era "el traje a medida de su melodía". Por tanto, desde mi punto de vista fue absolutamente injusto lo que hizo la SGAE con Peret. Otra cosa es que éste se hubiera querido apropiar de la canción, lo cual es también inaceptable.

pincha para leer mejor
Un caso muy similar es, a mi entender, el de "Qué bonita es mi niña", el bolero de Francisco de Val que Flores el Gaditano convirtió, al parecer, en milonga. En su día (hace ahora un año) ya dije lo que tenía que decir y aporté datos que nadie ha sido capaz de rebatir, demostrando que no es sino Francisco de Val el verdadero autor de la canción (ruego encarecidamente al lector que eche una ojeada a la etiqueta "Flores el Gaditano" y en especial a "Documentos y valoraciones"). Por tanto, no es de recibo el monumento que ha dedicado a Flores el Ayuntamiento de Algeciras, en el que le atribuyen la autoría de la canción y tienen además la desfachatez de hacerle autor incluso de la letra, siendo así que de esa letra Florencio Ruiz de Lara no ha puesto ni una sola coma. Es, salvando las distancias, como si Waldo de los Ríos se atribuyera la autoría de la Oda a la alegría (letra incluida) de Schiller musicada por Beethoven. Pero ello no quita para reconocer para Flores, casi con toda seguridad, el aire de milonga y la mayor popularización de la canción de Fco. de Val.


Carmen de Veracruz y tema de la canción
Veamos, para terminar, este vídeo, made in Desolvidar, de la 2ª versión de "Me pedías un beso", la de Carmen de Veracruz. Es de 1950, un año posterior a la de Carmencita del Moral que hemos escuchado antes. De Carmen de Veracruz, "La voz que acaricia", muy pocas cosas aparecen en la Red. Mujer de cálida voz, de una belleza singular, fue también actriz. Su verdadero nombre es desconocido para casi todo el mundo: se llama, según la SGAE, Jacinta Mejías García. Ni siquiera he logrado saber si todavía vive. Calculo que habrá nacido hacia 1925 y supongo que lo habrá hecho en Veracruz, México, pero no lo sé. Todo un reto para una apasionante investigación (Actualización 23.04.13: investigación que ya he realizado).





La asociación del llanto con el beso es el tema principal de esta canción. Se trata de uno de los tópicos que utiliza Francisco de Val: las lágrimas, que finalmente acaban deteniéndose en los labios, constituyen la excusa perfecta para un beso que endulce el sabor amargo del llanto. Y más aún, Francisco de Val riza el rizo haciendo aparecer una ola atrevida (salada) que se lleva a otra lágrima (también salada) cuya búsqueda es una invitación para dar otro dulce beso.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy haciendo un trabajo sobre Carmen de Veracruz y éste blog me está sirviendo de gran ayuda. Por cierto... nació en Getafe (Madrid).

Mencionaré el blog en mi trabajo.

Un afectuoso saludo. Amalia.

desolvidar dijo...

hola, Amalia. Todo lo que aprendas sobre Carmen de Veracruz me encantará que lo compartas conmigo. Toma mi correo: patximendiburu@gmail.com
Es una mujer que siempre me ha intrigado y a la que tenemos que desolvidar.
un condial saludo

jose gomez dijo...

Hola Patxi

Buscaba la versión original de "la Lágrima" de Peret y la encontré gracias a tí

He enlazado tu blog.
Enhorabuena por el rigor y la información

saludos
José manuel Gómez gufi

http://planetajondo.gladyspalmera.com/

Patxi Mendiburu dijo...

Muchas gracias, José manuel Gómez "Gufi". Me alegro de habernos encontrado