Páginas vistas en el último mes

viernes, 23 de diciembre de 2011

Para Nacho: Al runrún de mis cantos


Mi hermanico Nacho nos conmueve a todos. Es el benjamín de la casa.
Mi padre, Prisciliano, lo llevaba al Tren Chuchú y se montaba con él, a edades no aconsejables, en todos los artilugios de la Feria. Mi madre, mis hermanos... lo hemos llevado a todos los sitios. No ha habido un finde que no haya venido a casa de algún hermano. Y con él se han implicado cuñados y cuñadas, hijos, sobrinos...
Y es que Nacho nos ha comido el tarro (y el corazón).
Yo le llamo "mi niño" y se enfada. "Que ya no soy un niño, que tengo más de cuarenta años" (hoy 53), me contesta. Y le explico que cuando él nació yo tenía ya catorce, y que, entonces, para mí es "mi niño".
Y lo acepta resignado.
El otro día me vino a la mente un trozo de un villancico que aprendí en Dormitalería y que, con la inestimable ayuda de alguna hermana, me ha salido completo.
Nacho, te lo dedico, porque expresa muy bien lo que todos sentimos por ti:



Al runrún de mis cantos
duerme mi niño;
al runrún de mis cantos
ya está dormido.
¡Ahh, ahh!

Calla, niño, calla;
no llores mi amor,
que ya eres el dueño
de mi corazón;
qué lindos tus ojos
qué pura es tu frente,
cuando entre mis brazos
tranquilo se duerme al runrún,
del canto al runrún. 
Tu boquita sonriente
es el sol de la belleza;
tus manitas sonrosadas
son dos lirios de pureza.

Como colorea la rosita en el rosal,
así resplandece tu boquita de coral.

En el portal de Belén
hoy ha nacido en las pajas mi amor.
Duérmete dulce niño,
duérmete dulce bien,
que las almas amantes
velan tu sueño.

8 comentarios:

Ramón dijo...

Sí, en Nacho hay una especial presencia de ese otro Niño. Con Nacho siempre es Navidad, cuando afloran los mejores sentimientos. ¡Cuantos recuerdos y añoranzas me ha suscitado!

Anónimo dijo...

Patxi eres entrañable y tú lo sabes.Que lo pases estupendamente en compañía de los tuyos y feliz Año nuevo´

Anónimo dijo...

la primera vez que vi a Nacho me dijo que tenía un hermano letrado en el ayuntamiento de Pamplona, yo, entonces, no sabia que era letrado y me estuve riendo los quince días de colonias en Comillas(Santander). Treinta y cinco años después sigo riendo, esta vez junto al letrado y todos sus hermanos, porque, a veces, Nacho, sin saberlo,nos hace olvidar nuestras miserias y nos enseña ese otro mundo donde lo importante es la persona que está al lado.
Un abrazo familia

desolvidar dijo...

Saco la cuenta, Ceci, y veo que con 15 añicos ya eras monitora! Gracias por cuidar a mi hermano (y luego cuñadico tuyo) a tan tierna edad. Ramón y yo te perdonamos que no supieras entonces qué era un letrado. ¡Pero qué jodido el Nacho que te enseñó la palabra!

Anónimo dijo...

Los Mendiburu....y los ¡Ulzurrun!
Son solidarios, divertidos, entrañables...Tienen de todo; cantantes, creyentes, ateos, comprometidos, memoriones, todos (o casi todos) son buenos bebedores y de buen llantar...
Cantan en castellano, la mayor parte de las veces, pero se conocen más canciones en euskera que muchos de los forofos nacionalistas pro-euskaldunes. De los cientos de canciones que yo les he oído algunas son en francés, italiano y alemán...
Tienen historias, anécdotas, canciones y ocurrencias para escuchar horas y horas. Una pequeña parte de ellas está en este Blog, pero yo puedo asegurar, que en vivo y en directo suenan aún mejor.
Siempre he pensado que conoceros y trataros ha sido para mí un regalo y un privilegio. En ésta entrada que recoges de tu hermano Nacho se refleja esa fuerza interna que os mueve, ese saber estar a las duras; con alegría y sin escurrir el hombro.
Lo que digo. Alguien debería ir pensando en proponer como patrimonio a conservar a "los mendiburu" y declarar el "mendiburismo" como una manera de ser navarro y español universal.

Larga vida a todos y felices fiestas

Fdo: El de los ojos azules

Lourdes Mendiburu dijo...

No puede ser más bonito; me ha emocionado, estoy de acuerdo en declarar el "mendiburismo", me siento my orgullosa de pertenecer a esta familia tan bonita,
Lourdes Mendiburu

Anónimo dijo...

Patxi: A veces pienso en Nacho sin conocerle.Surge tu padre en todo lo que me cuentas, y pienso que algunos padres tendrían que ser elevados a la santidad,sin pasar por la beatificación.
Un abrazo.Santiago.

desolvidar dijo...

Una pena que mi padre, con lo fuerte que era, muriera con 75 años, hace ya 26. Pero Santiago, créeme que no quiero que lo hagan santo, ni beato. Simplemente fue un buen hombre. Y, como él decía, "honrau a carta cabal"