Páginas vistas en el último mes

lunes, 2 de mayo de 2016

Antón Carabina

Dos imágenes (la de arriba y la de abajo) tan parecidas, pero tan distintas
La molió a palos. E insistió en seguir moliéndola.
Al final la mató a tiros. Por algo le llamaban Carabina. 
Pero no le bastó con matarla. La quiso hacer polvo. Había que ocultar las pruebas.
Creía contar con la complicidad del molinero, pero éste lo denunció.
Es curioso que esta historia truculenta, digna de El Caso, haya sido una canción "infantil". Para más inri la cantaban sobre todo las chicas.
Se decía la letra con una indiferencia total. Ni nos dábamos cuenta de qué era exactamente lo que cantábamos. Seguramente esa inconsciencia sería nuestro sistema de autodefensa.
Cuando, de mayores, caemos en la cuenta de su significado, un escalofrío recorre nuestra espalda.
Pero, a pesar de todo, no creo que nadie se haya traumatizado -ni antes al cantarla, ni ahora al desolvidarla- por tan terrible canción (que, por cierto, cantada no estaba en la Red):
Antón Carabina
mató a su mujer,
la metió en un saco,
la llevó a moler.
 Y el molinero dijo:
"esto no es harina,
esto es la mujer
de Antón Carabina"

En el libro "Canciones Populares Infantiles en las calles de Pamplona -años 40-" Alejandro Ciarra nos lo cuenta así:

En el romance de "Antón Carabina", la música, puntillada y festiva, no
se corresponde con el hecho truculento que narra la letra, pero así de para-
dójicas y encantadoramente ilógicas son algunas canciones infantiles.
Su rescate del olvido se lo debemos a Mila, mi mujer, quien me ase-
gura que a mediados de los años cincuenta todavía se cantaba en el
Paseo de Sarasate, Plaza de la Alhóndiga, calle de Estella...
Parece que cada barrio de la ciudad y hasta algunas calles en parti-
cular, tenían sus canciones preferidas, y aunque conocieran todas las
que en la ciudad se cantaban, hacían su propia elección según sus gus-
tos y preferencias.
"Antón Carabina"
Antón Carabina, na,
mató a su mujer, jer, jer,
la metió en un saco, co,
la llevó a moler, ler, ler.
El molinero dice, ce,
esto no es harina, na,
esto es la mujer, jer, jer,
de Antón Carabina, na.


Algunos comentarios en Face


1 comentario:

Anónimo dijo...

Mi madre nos la cantaba. Gracias por r; post.