Páginas vistas en el último mes

viernes, 20 de enero de 2017

San Fermín 1939: un toro rompe el vallado (actualizado)

Javier Rouzaut 1922. 1. Fotógrafías. 2. Valla rota. 
3. Zona de taquillas y Puerta Principal. 4. Película
Esta foto de portada es de 1922, 17 años antes de las que vamos a analizar. Pero viene bien para situarnos desde el punto de vista contrario a donde están las cámaras

Cuando hablamos del encierro, siempre se hace referencia a "aquella vez que un toro rompió el vallado" y sembró el pánico entre los espectadores.
Ayer apareció un nuevo vídeo que completa al que ya hemos visto y permite añadir nuevas imágenes a esa secuencia que, por derecho propio. forma ya parte del imaginario colectivo pamplonés sobre el encierro y sus pesadillas.

Un VÍDEO de San Fermín 1939: un toro rompe el vallado
Cuando ya tenía esta entrada preparada, va y aparecen unas imágenes, un VIDEO que nadie (yo, al menos, ni remotamente) pensaba que existiera. Está sacado -creo yo- desde la única torre, que se ve en la foto superior, de la Plaza, y el vídeo muestra que, si los espectadores pudieron escapar, fue porque el toro no salió del recorrido a la primera acometida, sino que necesitó una segunda para pasar por debajo del tablón del medio. La niña Aurelia se libró porque el toro la evitó y se decidió por su madre.
Muchas gracias a El Encierro Digital y a PTV por subirlas. Duran tan poco que las he puesto en cámara lenta. El resultado es impresionante.

Secuencia de lo sucedido en siete imágenes
Pero lo que el vídeo muestra -con ser alucinante- no es todo lo que ocurrió. Por ello me parece necesario estudiarlo con todo el detalle mediante la explicación de cada una de estas siete imágenes.
Cinco imágenes son de Galle, y las fotos 1, 2 y 5 están sacadas desde la galería exterior que rodea la plaza, justo desde encima de la puerta (1) por la que entran mozos y astados. La 3 y la 4, han sido extraídas del vídeo de PTV. La 6ª, a pie de calle (desde el comienzo de Amaya), y la 7ª, desde una pequeña altura que no acierto a inducir.
Estamos en 1939, día 8 de Julio.  En el 37 y 38 -como podéis imaginar- no hubo sanfermines por culpa de la guerra civil. Es el 2º encierro y corren cinco toros de Arturo Sánchez Cobaleda y uno de Clairac.
Dos de los toros van muy retrasados y uno de ellos, Liebrero, se vuelve. Un mozo, vestido de uniforme militar (eso parece) llama su atención desde cerca del vallado. El toro arremete (Foto 1), el mozo se pone a salvo, pero el golpe contra el tablón es brutal y se parte, saliendo el bicho fuera del recorrido y persiguiendo (Foto 2, 3,4) a los espectadores. Los acorrala en la zona de taquillas (entre el callejón y la puerta principal de la Plaza), donde queda herida una mujer, Clara Herrera (Foto 5). Cuando el toro se acerca a la Puerta Principal (Foto 6), un guardia civil, Cipriano Huarte, armado con un rifle, le dispara y lo mata (Foto 5).
Desde entoces el encierro cuenta con doble vallado.
Analicemos la secuencia:

Foto 1: El toro arremete contra el vallado
Nos dice Eduardo Larequi García (para garantizar la veracidad de estos datos, os diré que Larequi, además de ser nieto paterno de Clara Herrera, es también nieto nada menos que de Gabriel Larequi, capellán del Cementerio de Pamplona, al que en plan salao, siempre se ha llamado "La huerta Larequi".), en esta página que "entre los espectadores se contaban mi abuela, Clara Herrera Herrera, con sus hijos Luis, María Jesús, Ignacio (mi padre) y Aurelia. María Jesús, la tía Marichu, es la que aparece en el ángulo superior izquierdo de la foto, con vestido oscuro y cuello blanco. Tiene las manos colocadas sobre la espalda de su hermano Pedro, con camisa blanca y el pañuelo de San Fermín al cuello".
Fijaos también en el señor de chaleco y pelo blanco (se queda subido al vallado) y en la pamela blanca

Foto 2: El toro se fija en la niña Aurelia
El toro ha debido de dudar unos instantes, lo que ha dado tiempo a que la mayor parte de la gente huyera despavorida. El hombre del chaleco, en el vallado; la pamela en el suelo, un poco tapada por la cara del toro... y la niña Aurelia (7 u 8 añicos) con dos puñales a su espalda. Más tarde dirá que un cuerno le cepilló la espalda y que a los años, aún le perseguía esa pesadilla. No me extraña.
Vemos a la izda. una mujer caída de rodillas. Mucho me temo que sea Clara Herrera y que el toro va a por ella, junto a las taquillas.

Foto 3: El toro cambia de dirección
El toro, que podía haber pillado a la niña, se dirige hacia una persona semicaída que parece ser Clara.
Imagen extraída del vídeo de PTV

Foto 4. El toro cornea a Clara
La niña Aurelia deja de ser objetivo del toro que ahora cornea a su madre Clara. Vemos delante de Clara a una persona con el cuello blanco que bien podría ser la otra hija, María Jesús, la tía Marichu que veíamos en la Foto 1. Ésta es también empujada por la embestida

Foto 5. Clara malherida
El pánico provoca que cada uno busque como sea salvarse, adoptando las posturas más inverosímiles. Clara (esposa del señor Larequi, jefe de Arbitrios Municipales), ha quedado en el suelo sin conocimiento. Por suerte, el toro en vez de cebarse con la gente, parece mirar hacia la Puerta Principal, hacia donde va la de cuello blanco que -otra vez- quizás sea Maria Jesus.
Clara necesitó 34 días para recuperarse de las dos cornadas que recibió.

Foto 6. Cipriano Huarte prepara su arma
El toro desahace su camino y vuelve hacia las taquillas. Se ve que el guardia, Cipriano Huarte, no mira al morlaco. ¿Qué está haciendo? Nos lo cuenta José Joaquín Arazuri en su "Historia de los Sanfermines": tuvo la "mala suerte que en el momento de preparar su rifle se le cayó el cargador al suelo, cuando estaba a pocos metros de la res; el guardia, sin dejar de mirarla, se agachó lentamente para no provocar la embestida, cogió el cargador, se incorporó también con lentitud, cargó el arma, apuntó y de un certero disparo el toro cayó muerto en el acto. El guardia se llamaba Cipriano Huarte y era de Olite". 
En 1932, Cipriano Huarte Cruchaga, soltero, cabo del Regimiento de Infantería, ingresa en la Guardia Civil. Y en 1980 figura la pensión que, como Teniente Coronel, ha dejado a su viuda, Genara Manuela Guelbenzu Manterola, en Hacienda de Guipúzcoa.
Mucha gente tuvo que agradecer a Cipriano Huarte su don de la oportunidad.

Foto 7. Liebrero muerto
Dos pastores, un uniformado y otra persona rodean al toro. Da la impresión de que le están dando la puntilla. Vemos, a la izquierda y en 2º plano, a otro uniformado con un arma en la mano. Se trata del héroe de la jornada: Cipriano Huarte.
Esta foto tuvo su su chascarrillo. Nos lo cuenta el blog Sanfermines de La Perla: "un fotógrafo inmortalizó el momento en el que el uniformado guardia civil, pistola en mano, remataba al toro; la imagen, debidamente manipulada (se eliminó al toro), fue publicada posteriormente en el extranjero ilustrando un reportaje sobre la represión en la España franquista, quedando el fotografiado guardia como un asesino, al servicio del Gobierno, actuando impunemente en plena calle".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante, siempre me impactó la imagen de la niña frente al toro, pero la filmación es sobrecogedora. Gracias Patxi
Pablo

Anónimo dijo...

Realmente impactantes las imágenes, aunque haya pasado tanto tiempo. La señora que vivió la terrible escena en primera persona era la madre de Ignacio Larequi Herrera, amigo y compañero muchos años en la Diputación -él en la Dirección de Turismo y Bibliotecas- y a cuyo funeral asistí hace pocos meses.
En una de las fotos anotas la autoría de Javier Rouzaut, y supongo que quieres decir Luis Rouzaut, su padre.
Sigue deleitándonos con tus producciones, aunque algunas sean, como ésta, fuertes y dramáticas.
Juan José Martinena

Patxi Mendiburu dijo...

Efectivamente, el autor de esa (y muchas otras de la 1ª mitad del XX) tiene que ser Luis, el padre. Pero, curiosamente, en internet aparecen a nombre de su hijo. Y como no sé a qué acuerdo habrían llegado ambos... Yo de aquí la saqué:
http://www.feriadeltoro.net/2011/miscelanea/dos-plazas-hermanas/attachment/encierro_1922/
Gracias por las informaciones que aportas