Páginas vistas en total

domingo, 15 de julio de 2018

Arrastrado del pañuelo por un miura

Miura, los más asiduos a la Feria, distinguen muy bien cuál es el pañuelo de San Fermín
Ayer, día 14, ocurrió lo que ha pasado ya varias veces, pero que nunca más debería volver a suceder: un mozo fue enganchado del pañuelo por un miura y fue arrastrado -a pesar de los intentos por liberarse- durante más de 70 metros, hasta que fue soltado en las gateras del Callejón.

Nudo tipo corbata
Desde hace muchos años (que se lo pregunten a Chapu Apaolaza) se conoce un nudo de seguridad para usar exclusivamente en el encierro y -casualidades de la vida- lo explicaron el día 11 en televisión:


Arrastrado del pañuelo por un miura
En este vídeo se muestran varias cosas:
En primer lugar que en la curva de telefónica el vallado de la derecha es el sitio menos seguro (pincha). Incluso, subido a él (que le digan a algún fotógrafo), te pueden arrancar del mismo como si fueras una pluma.
Que un pañuelo, con el nudo convencional, puede ser una trampa mortal, y que debería ser obligatorio el corredizo, también en la faja.
Que Miura es la ganadería que más ha venido a la Feria del Toro y conoce a la perfección cómo es el pañuelo de San Fermín y sabe que la ikurriña le sienta al pañuelo como a Cristo dos pistolas.
Que nos alegramos de que lo que le ha pasado a este ciudadano francés haya quedado en un susto, pero que quedará grabado para el resto de sus días.


Prensa
El corredor arrastrado por un miura es un joven francés que ya ha dejado el hospital
El corredor que ha sido arrastrado varias decenas de metros por un miura en el último encierro de Sanfermines es un ciudadano francés de 27 años, Pierre Ponté (en mi lugar), que ya ha abandonado el Complejo Hospitalario de Navarra. El mozo ha sido enganchado por el pañuelo por uno de los toros en el tramo de la bajada al callejón y ha sido arrastrado hasta que finalmente ha caído al suelo en el propio callejón que da acceso a la plaza de toros. El corredor ha sido trasladado con una erosión de un centímetro en el cuello y con contusiones en la espalda. Su pronóstico era leve. Ha recibido un alta acordada.
Os recomiendo que echéis una ojeada a estas fotos de DN
El maldito poste 66:

sábado, 14 de julio de 2018

Telediario bandera sobre el Encierro

La cornada fue en la axila (foto DN)
Quiero felicitar públicamente a Televisión española por los seis minutos dedicados a los Sanfermines en el Telediario de ayer, día 13, a las 15:00. No se limitaron a dar las noticias relacionadas con el encierro de los Jandilla, sino que las explicaron con todo detalle.
Un reportaje para enmarcar y que, además, me ahorró un montón de trabajo


Aprovechando los vídeos de TVE y las fotografías de DN, analizamos con detalle el aplastamieno contra el vallado que se produjo en la siempre difícil curva de Estafeta:

viernes, 13 de julio de 2018

El método 'Algaba' en la curva de Estafeta


La primera vez que lo vi (creo que fue en 2017, el año pasado), me extrañó no oír ningún comentario. Estoy convencido de que Javier Solano lo vio (Javier en el encierro "ve" mucho más que los más expertos corredores). Aquel mozo con la camiseta de Algaba había roto todos los esquemas de cómo se puede coger la curva de Estafeta en el Encierro.

Ortodoxia y heterodoxia
Agnósticos, ¿creéis ahora en el capotillo?
Los mansos experimentados, y más si van en cabeza, en los últimos metros de Mercaderes se ciñen a la derecha tan exageradamente que no cabe un papel de fumar entre su cuerpo y la esquina, hasta el punto de que está achaflanada.
Los corredores ortodoxos siguen su ejemplo, para no ser arrastrados por la inercia hacia la pared izquierda del arranque Estafeta, lugar de máximo peligro, especialmente si te quedas quieto y de pie (como veréis).

El método 'Algaba'
Cuando ayer, tras el encierro, vi la entrevista que hacían a un chaval con camiseta roja y las letras 'Algaba' (supongo que se refiere a La Algaba sevillana), me quedé impresionado de la humildad con que asumía que no tenía que haberse quedado ahí (le impidieron salir), pero explicaba con desparpajo su método: que él aprovechaba el hueco entre los últimos corredores y la torada, y que salía desde la izquierda de Mercaderes para buscar, en línea recta, la 'acera' izquierda de Estafeta. Coge pues la curva por fuera.
No me ha costado mucho dar con el vídeo -del 13.07.17- y enseguida he recordado otro detalle que me impresionó: este chaval tenía el cálculo tan bien hecho que fue capaz, el 13 del año pasado, de colarse entre el primer toro y el segundo, separados menos de tres metros. Habrá jugado mucho a "Tres navíos en la mar".
De todos modos, si os fijáis bien, veréis que no es el único que lo hace, pero sí es el primero al que se lo he oído decir.
Como vais a ver, el que sí lo pasó fatal fue el mozo que, quizá confiado en la imagen de San Fermín, se quedó quieto y de pie, como veis en la imagen. Seguramente tendrá que arreglar alguna trabilla del pantalón.


Aquí tenéis el ejemplo de tres corredores (uno de ellos el que acaba de hablar) poniendo en práctica este método 'heterodoxo', revolucionario (cogiendo la curva abierta, por fuera) y eficacísimo el pasado día 11:

jueves, 12 de julio de 2018

Marcela, "Refugium corredorum"

Marcela, recibiendo el Bombo de La Jarana
Decía en 2004 Miguel Ángel Eguíluz (vídeo, 4'48") que, "después de hacer un buen encierro, te sientes más importante que el alcalde de Pamplona". Pero, ¿y antes del encierro, qué tal? Antes del encierro, los que corren de verdad van a la Librería Abárzuza, en la cuesta de Santo Domingo, que a esas horas es el "Refugium corredorum".

Casualidades de la vida -o quizás no- el día 8 salía en DN un artículo de "Plaza Consistorial", de Iriberri, un periodista que ha escrito preciosas páginas sobre Pamplona y al que tengo el inmenso gusto de conocer y apreciar. El artículo tenía este título:

Marcela
PLAZA CONSISTORIAL José Miguel Iriberri
Para los corredores de la cuesta, Marcela es una mano  amiga. Su librería, un posible albergue en la espera. Librería  Abárzuza.  Santo Domingo, 29. Marcela, la librera, Marcela de Pamplona, la única Marcela del mundo en Sanfermines, se ha llevado este año el Bombo de La Jarana. ¿Por qué? Por eso; porque Marcela es una mano amiga y su librería un faro de amistad para los corredores . Los vecinos del barrio, los de la ciudad entera, usted y yo y aquel australiano atónito, no lo dudo, también somos de La Jarana para entregarle a Marcela el Bombo de la peña y la colección completa de bombos del Struendo. 
Premio ciudadano, efectivamente. Librería, papelería, fotocopias, prensa, recuerdos, regalos, la tienda de Abárzuza es un ejemplo de comercio vital en el Casco Viejo, cuando ya han pasado los toros del 14 y  el corralillo  aloja un extraño silencio en el que, con palabras del poeta, “suena el énfasis de la ausencia”.  Santo Domingo, número 29. 
Ya saben, un poco más arriba de la hornacina donde habita San Fermín y de la casa que habitó su más distinguido músico, don Manuel (Turrillas, nº 39). 
- ¿Me das el periódico, Marcela? 
- Buenos días. Toma.  
Ese chico, o chica, que lee apoyado en la pared, tan tranquilo, como si la pared del número 29 de Santo Domingo fuera la del 54 de Marcelo Celayeta; esa chica, o ese chico, interesadísimos en no sabemos qué página, porque la cámara no llega, acaban de comprar el periódico donde Marcela. Sin prisas. No importa la cola. No están esperando a que abra Marceliano, imposible, sino a que salgan seis toros del corralillo, que saldrán.  
Chapu, el de barba, preparando la columna
El tiempo se estanca a las 07,30 horas, cuando baja la cuesta,  para  precipitarse luego, a las 08.00, ya de subida.  
Al  fondo de la bajera -un espacio de modernidad en la tierra de nadie de los Burgos-, algún corredor hojea un libro o pega la hebra.  
- ¿Marcela, te importa que deje un momento...? 
- Trae, sí; y no te olvides de entrar luego a recogerlo. 
El móvil, quizás. Un monedero excesivo. El chaleco. Son clientes habituales, caras conocidas, de confianza,  pero Marcela no desconfía de nadie. Y si alguien necesita aliviar algo más que las penas, al fondo a la derecha. 
Viva Marcela - ¡ay, Marcela!- la librera.

Decía "casualidades de la vida -o quizás no- el día 8 salía en DN...". 
Bueno, pues ayer día 11, Chapu Apaolaza -que, además de todo el trajín de encierro, corrida, fiesta, cachondeo...- encima escribe su columna diaria, también se la dedicó a la Librería Abárzuza, que le sirve de refugium todas las mañanas, media hora antes del encierro

Periódicos, miedo y Reflex 
¿Quién es esa chica tan discreta que está con Juanpe?
Al fondo, junto a los kilikis de goma, Sergio permanece sentado sobre un taburete y mira un punto fijo del suelo. Quizás se esté viendo en un rato, abriendo paso ante la manada como un rompehielos, o a lo peor cayendo debajo, preso en una lavadora de patas, cuerpos y pezuñas. 
Un poco más allá, cerca de los cuentos de los niños, Juanpe estira su cuerpo enorme y mojado y llena el aire de un olor mentolado a Reflex. Usa un tono cotidiano en el habla como si se dijera a sí mismo que no pasa nada, pero le delata la frente perlada de sudor y el color macilento de la piel. 
La librería, en calle Nueva, 81
Al otro lado del estante de libros, una cola blanca y roja de hombres aguarda a hacer uso del váter. Hablan unos con otros de vez en cuando, como si quisieran disimular un disparo en la barriga. Algunos corredores más jóvenes entran allí sin hacer ruido, casi sin querer estar, pidiendo un permiso que no necesitan porque allí nadie necesita permiso, y cuando uno de ellos se apoya sin querer en un juguete, éste emite un pitido infantil, un sonido fuera de contexto como de pato de goma. 
Periódicos, juguetes, miedo y Reflex: el sancta sanctorum del encierro en la Cuesta es la librería Abarzuza de Santo Domingo.
Puede entrar cualquiera al baño, a buscar consuelo, a por el periódico, a derrumbarse. 
El reactor nuclear de este espacio es una cajonera azul de plástico en la que cada cual deja lo que no quiere perder en el fragor de la carrera: llaves, colgantes, carteras y teléfonos. En los días malos, después del encierro sobran cosas y suenan los móviles. 
Este hospital de almas de las siete y media de la mañana es posible gracias a sus dueños: Rafa, que está sin hacer ruido y Marcela, cuya voz dulce flota en el aire de la librería como un bálsamo contra el infortunio. 
Este año les han dado el bombo de la Jarana en agradecimiento a su manera fundamental y obsesivamente discreta de estar ahí y de ayudar a una familia de gentes a la que consideran hermanos. En realidad, cuando el mundo se viene abajo, Marcela es la madre de todos. 
No se lo digan; pasa una vergüenza horrible.

miércoles, 11 de julio de 2018

La chica de la coleta y el toro Divertido

Pese a que la corredora parece (ya veréis que no) agarrar una de las astas de Divertido, 
hizo una carrera limpia justo a su lado. RUBÉN ALBARRÁN 
Cuando ayer leí Diario de Navarra, me quedé absolutamente tocado por esta foto de Rubén Albarrán. En mi vida he visto una foto más impresionante de una mujer corriendo el Encierro. Encima es en el lugar mágico: cuando tras pasar el angustioso callejón, se entra en la plaza. 
Lo que el día 9, con los Cebada Gago, tuvo que sentir esta chica ha tenido que ser una experiencia de esas que marcan la vida de cualquiera, y más si eres mujer, en una actividad monopolizada desde hace siglos casi exclusivamente por varones.
Además, no fue algo casual, ya que en la bajada del Callejón corrió al lado de otro Cebada

También Pío Guerendiáin
Cuando, después, me extrañaba por la poca importancia que se le daba a una foto, que es única en el encierro de Pamplona, y preparaba una entrada exclusivamente dedicada a esta impresionante fotografía, ha entrado en mi wassap un mensaje de mi amigo Jesúsmari Astráin con, nada menos que 9 fotografías de ese mismo momento del paso del Callejón a la Plaza, realizadas, ahora, por el grandísimo Pío Guerendiáin. Toda una secuencia de ese mágico instante.
Mil gracias, Jesusmari y Pío, a los dos.
No me ha quedado otra opción que -abrumado por tanta belleza- hacer este vídeo, a ritmo de vals, del baile entre Divertido, el Cebada Gago, y esa "chica de la coleta", anónima (no sé ni siquiera de dónde es).
Estas imágenes irán, perfectamente ordenadas, a engrosar el álbum de "Mujer y Encierro"

martes, 10 de julio de 2018

El final de Armando llegó (Voces SFs)

 
Javier Solano, el comentarista del Encierro, tiene por costumbre no decir nunca los nombres de los corredores, a pesar de que se los conoce, de pe a pa, a todos. Yo creo que es muy buena costumbre para evitar los personalismos y divismos.
Hoy, por una vez, voy a seguir esta norma de Javier y no voy a señalar a nadie en concreto como autor de esta copla que está corriendo por las redes como la pólvora. Pero les voy a identificar con un nombre expresivo, pero anónimo: "Voces sanfermineras" (Voces SFs)
En Sanfermines, desde que existen las crónicas, siempre han recogido las gracias y ocurrencias que tienen algunos pamplonicas para plasmar de manera crítica, irónica y simpática los avatares políticos del año en curso. Como, desde que gobierna el Cuatripartito en Pamplona, las peñas (con alguna excepción que se agradece) ya no critican al poder municipal, tienen que ser ciudadanos anónimos los que hagan ese papel tan necesario.
Este año, a pocas horas del Chupinazo, se ha roto el Cuatripartito, que apoyaba al Alcalde, y Aranzadi (con la figura de Armando Cuenca, "Spiderman") e Izquierda-Ezkerra pasan a la oposición para lo que queda de legistatura.
La canción se centra en Armando por motivos evidentes (Plan de Amabilización, Pío XII...), y Voces Sanfermineras (¡pero qué bien lo hacen!) nos regala esta maravilla:

El final de Armando
El final de Armando llegó y tú partirás.
Yo no sé hasta cuándo Asirón te aguantará.
Pero sé que el Chupinazo tú jamás lo tirarás,
eso sí que nunca, nunca ya sucederá.
Dime, dime, dime, Spiderman,
si es verdad que el Asirón
por los seis millonazos de ná
te mandó a la oposición.
Dime, dime, dime, Spiderman,
si tus planes de inversión
forman parte de un perverso plan,
Plan de Amabilización.

Lógicamente, una canción, por muy lograda que sea (como ésta, de Voces SFs) no puede recoger todos los matices ni profundizar como sí puede hacerlo el Editorial que, con la fractura del Cuatripartito, sacó uno de los periódicos de la oposición, concretamente DN:


EDITORIAL El Ayuntamiento de Asiron estalla
El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, echa del equipo de gobierno a Aranzadi e Izquierda Unida una vez empleados sus votos para colocar a Bildu al frente de la ciudad con tan solo cinco concejales 
A dos días vista del chupinazo y a menos de un año para las elecciones municipales, el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha roto el gobierno cuatripartito formado por EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra tras los comicios de 2015. Ayer, en una decisión personal, expulsó del equipo de gobierno a los representantes de la formación podemita y de I-E para afrontar lo que resta de legislatura en una minoría política, estrictamente nacionalista. 
Aunque el argumento para echar del equipo gestor a los dos socios fue su abstención en la votación del proyecto de inversiones financieramente sostenibles -quedaron sobre la mesa obras por valor de seis millones al votar en contra UPN y PSN- hay pocas dudas de que la reacción de Asirón tiene un tufo electoralista. 
Aprobados los presupuestos para este año y puesta en práctica todas y cada una de las iniciativas relacionadas con las aspiraciones identitarias euskera, ikurriña y promoción de colectivos vinculados a la izquierda radical- Aranzadi e Izquierda-Unida han perdido toda utilidad para los intereses de Bildu. 
El señuelo del cambio, manejado con habilidad con el único objetivo de desbancar del poder municipal al grupo mayoritario (UPN), solo necesitaba de la colaboración de dos ‘tontos útiles’. Con tan solo 5 concejales de 27, sus votos facilitaron a Asirón la mayoría absoluta con la que cómodamente ha gobernado la capital. 
Una vez conseguido el objetivo, Bildu necesitaba desprenderse del lastre político para presentarse ante sus electores como los artífices del proyecto nacionalista en el principal ayuntamiento de Navarra. Con el verano de por medio y con pocos meses de mandato por delante al alcalde batasuno le trae sin cuidado gobernar en minoría, sabedor de que los intereses de su partido están muy por encima de los ciudadanos. 
La paralización municipal es la menor de sus preocupaciones, máxime cuando los concejales expulsados aseguran que en la oposición seguirán apoyándole pese a todo. El cuatripartito necesita escenificar una crisis que permite a cada socio tomar posiciones en el intento de rentabilizar una gestión intrascendente e insulsa, salvo en materia identitaria. Sin beneficios tangibles para el progreso de la ciudad se ha limitado a labores propagandísticas de mero postureo.

lunes, 9 de julio de 2018

Rebeca Madurga: El Vals, ¿de Astráin?

Rebeca Madurga Contiente
Cuando, en 1973, Fernando Pérez Ollo escribió un librito de 46 páginas sobre el vals de las vísperas de San Fermín y su autor, ya puso en duda la autoría de Astráin: "debió de escribir...". Así pues, no nos pilla de sorpresa la afirmación -aún más contundente- de Rebeca Madurga: “Estoy convencida de que el autor  del vals del Riau Riau no fue Astráin”.
Fernando Pérez Ollo

1. Enciclopedia navarra
Veamos, en primer lugar, lo que dice la Gran Enciclopedia de Navarra, basado en el trabajo de Fernando, investigador concienzudo donde los haya:
ASTRÁIN REMÓN, Miguel
(Pamplona, 8.5.1850-8.11.1895). Instrumentista, compositor y profesor de música. Él se definió como profesional del cornetín que conocía a fondo los instrumentos de metal y era capaz de escribir para banda. Alumno de la academia fundada por Mariano García, estudió solfeo, piano, clarinete y cornetín. 

Miguel Astráin con la Banda de la misericordia
Fue profesor en la orquesta del Teatro de Pamplona, profesor en la Academia de Música y director de la Banda de Música de la Casa de Misericordia (1883). Oscuro músico local, autor de piezas circunstanciales, profesor pluriempleado, Astráin ha pasado a la historia de su ciudad por una sola obra, un vals, La alegría de San Fermín, que debió de escribir y estrenar con la citada banda de música, presente en la marcha oficial a vísperas de San Fermín en la tarde del 6 de julio. Hoy la pieza se conoce como “Vals de Astráin”.

No se sabe el año de composición y la partitura archivada en el Ayuntamiento a petición de la Comisión de Fomento (1907) es obra de Venancio del Hoyo, músico mayor militar, que percibió cinco duros por su trabajo.

El Ayuntamiento de Pamplona dedicó una calle a Astráin en 1980.

Bibliografía

F. Pérez Ollo, "Miguel Astráin, el vals y el riau-riau", (Pamplona, 1973).

2. Grabación del Vals
El vídeo lo grabé en enero de 2014 y tiene la particularidad (además del baile del director, Jesús Garisoain) de que Miguel Ángel Alústiza (relaciones públicas de la Meca) nos recuerda que Astráin fue el tercer director de la Banda de la Casa de Misericordia y que esa Banda fue quien estrenó el Vals

3. Entrevista a Rebeca Madurga
Rebeca Madurga Continente, de 36 años, madre de dos niños de 2 y 5 años, natural de Cortes y vecina de Sarriguren, es musicóloga y este mismo año se ha doctorado por la UPNA con una tesis sobre el panorama musical del siglo XIX en Pamplona.

“Estoy convencida de que el autor  del vals del Riau Riau no fue Astráin”
Ha investigado el origen del vals de Astráin y sus conclusiones son muy distintas del pensamiento generalizado. ¿Cuáles son? 
Estoy estudiándolo todavía pero en un artículo (una texto publicado en la revista ‘Príncipe de Viana’, pág. 979, de mayo-agosto) quise al menos sembrar la duda. El vals se ha atribuido a Astráin desde siempre, pero creo que esa atribución es equívoca. No veo que haya ninguna prueba que testifique que el autor sea  Miguel Astráin (músico y compositor pamplonés, 1850-1895). No existe noticia de ese vals hasta 1907 y eso que en ese periodo de finales del siglo XIX es un periodo del que se conserva mucha prensa. Y ningún periódico menciona nada  de ese vals ni de que se toque una melodía específica para ese trayecto de las vísperas de San Fermín. 
¿Cuándo se habla de esa pieza? 
No es hasta 1910  cuando en Diario de Navarra se habla de un clásico y tradicional vals, pero no dice nada de su autoría ni del título. Hay que esperar hasta 1915, también en Diario de Navarra, cuando otro artículo hable de que las músicas correspondientes (las bandas de músicas) interpretaron el clásico y tradicional del maestro Astráin. Desde entonces esa misma nota de prensa, ese texto, se repitió muchos años cada 6 de julio.  
Sí que existe una partitura. 
Es de 1907 y se conserva en el Archivo Municipal, pero no  menciona ninguna autoría, salvo que la entregó el músico mayor del Regimiento América.  El titulo sí es La alegría de San Fermín, vals por Astráin, que puede ser  una dedicatoria. 
¿Entonces?  
Silvanio Cervantes con su banda militar
Estoy convencida de que no fue la banda de la Casa de Misericordia que dirigía Miguel Astráin la que difundió este vals, sino que fueron las bandas de los regimientos a partir de 1910. Hasta  1914 no se habla de que la gente coreaba este vals. Y Miguel Astráin había muerto en 1895. Son muchos años como para no se hable de esta pieza como clásica hasta 1910. La primera nota de prensa que encuentro es de 1907 , y no es de las vísperas, sino de un concierto que da la banda del Regimiento América en verano en la Plaza del Castillo. Me da la sensación de que esta pieza se estrenó en 1907, que al Ayuntamiento le gustó esta melodía, y que la comisión de Fomento pidió una copia de la partitura.  Por eso existe en el archivo. Es más, incluso en 1914 hay un artículo en Diario de Navarra que habla de este vals ya conocido pero de autor anónimo.  
¿Tiene idea de quién puede ser entonces el autor? 
Estoy convencida de que no es de Miguel Astráin, pero estamos investigando todavía de quién es. Estamos intentando comprobar si pudiera ser Silvanio Cervantes, el primer director de la Pamplonesa. Tenemos indicios, pero todavía no lo podemos asegurar. En su casa encontramos partituras y partichelas tituladas Vals Astráin firmadas con su nombre. 
Ignacio Baleztena
Silvanio Cervantes casualmente era de Astráin. Hasta la caligrafía de esas partituras coincide en gran parte con la del Archivo Municipal. Pero nos faltan fechas por comprobar. Puede que no firmara la partitura porque entonces Cervantes tenía 16 años y porque fue el músico mayor el que la entregó al Ayuntamiento.

4. Alguna pega a la hipótesis de la autoría de S. Cervantes
Si el autor del Vals fuera Silvanio Cervantes, Ignacio Baleztena, buen amigo suyo y a quien Silvanio hacía partituras para todas sus ocurrenshias, lo habría dicho en sus abundantes escritos y habría quedado registrado en el blog "Premín de Iruña", escrito por Javier, hijo de Ignacio.
Precisamente, Javier nos dice que su padre hizo la primera letra para el Vals para la que Silvanio hizo el consiguiente arreglo musical. Ello explicaría por qué en casa de Silvanio había partituras con ese nombre.
Si preguntamos en la BNE por Miguel Astráin Remón, nos sorprenderá no encontrar absolutamente nada. Y si lo hacemos por La alegría en San Fermín, sí que nos aparece Silvanio, pero se trata de una harmonización de ca. 1932, 25 años después de la partitura original. Lo bueno es que está digitalizada y que la podemos escuchar junto con Las Pamplonas (Baleztena-Cervantes).
De todos modos, esperaremos con ansiedad las investigaciones de Rebeca, a la que deseamos de corazón que llegue a un resultado concluyente.