Páginas vistas en total

sábado, 10 de noviembre de 2018

1976 NO-DO Sanfermines

El 5, Suárez jura su cargo de Presidente; el 6, Chupinazo con paraguas
Desde 1951 hasta 1968 (ambos incluidos) el NO-DO no falló jamás a la cita de los Sanfermines. En el 69, con una excusa peregrina (busca ahí NO-DO 1957), repitieron un nodo de 1957, vaya usted a saber por qué. Y luego no volvieron hasta este año de 1976.

Situación política
1976 son los primeros sanfermines, desde 1939, sin Franco. Horas antes del Chupinazo, el día 5 de julio, juraba su cargo el nuevo presidente Adolfo Suárez, abriendo una puerta a la esperanza.
1. Pilar, con el gorro de ducha; 5. Caballero; 8. Erice. ¿el resto?
En cuanto a Pamplona, donde el viento del cambio era imparable, para disgusto del Gobernador Civil, era alcalde de la ciudad Javier Erice Cano, un alcalde rompedor con la tradición de la dictadura, que se negó a llevar chistera en el Riau-riau y en las celebraciones religiosas, que no presidió la corrida del día 7... y que encabezaba una corporación profundamente democrática. ¡Con deciros que quien sucedió a Erice, destituido por el Gobernador, fue el llorado Tomás Caballero, asesinado por ETA dos décadas después, en 1998!

Chupinazo con paraguas
Qué pocas veces se han visto los paraguas en el Chupinazo, pero en 1976 su presencia fue masiva, hasta el punto de transformar radicalmente el colorido de la fiesta.
Pero la lluvia propició una simpatiquísima escena: ver a Pilar Martínez, esposa de Tomás Caballero, con el gorro de ducha en el balcón del Ayuntamiento, es una escena que, aunque no marcó tendencia, Desolvidar sí quiere rescatar del olvido.

Los encierros del 76
Además de las imágenes del NO-DO, que habitualmente mezcla imágenes de varios días, he conseguido escenas subidas por SanFerminEncierroTV, del día 7 y día 8.
Y la duración del encierro del día 12, 16 minutos, por los problemas físicos que tuvo algún toro. Un encierro de los que no hacen afición.
Mucho mejores las imágenes de Encierros de 1976 utilizadas en TVE para diferenciar el modo de correr y el encierro de entonces con el de ahora
A destacar el cántico de "A San Fermín pedimos" dirigido a la hornacina situada, no en la pared actual (a la derecha, según el sentido del encierro) sino en una ventana del Hospital Militar, en donde estuvo de 1962 al 81.
También, el magnífico estilo de Echeve en la curva de Mercaderes.
Pero pasemos a la grabación que NO-DO hizo de los Sanfermines de 1976

Leiza: dignidad, libertad

Cuando ayer me llegó el aviso de Vecinos de Paz de que algunos valientes ciudadanos habían limpiado las pintadas que unas alimañas fascistas habían garabateado donde hace 16 años ETA asesinó a Juan Carlos Beiro, se me quedaron cortas las alternativas de Face y escribí: "Me gusta, no; me emociona. Dignidad". Poco tiempo después, Maria José Rama, la viuda de Juan Carlos Beiro, ponía un "me encanta" junto a mi frase.
Es inevitable relacionar las pintadas de Leiza con el acoso, la intimidación, insultos, agresiones... sufridas por los Ciudadanos que ejercieron su derecho a realizar un acto político en Alsasua. Ante ellas, la reacción de todos y cada uno de los partidos que apoyan a este infumable Gobierno fue unánime: de intimidación, nada. Se trataba de "un ejercicio de ciudadanía democrática". Llamar a eso "un ejercicio de ciudadanía democrática" es dar carta de ciudadanía al acoso y la agresión. 
Por cierto, ha dicho algo "Paz, Convivencia y Derechos Humanos" del Gobierno de Navarra? Mutis por el foro. Y eso que su primera competencia dice así: "A) Promoción y coordinación de las políticas orientadas al fomento de la cultura de la paz y la convivencia social y política"
Y la primera consecuencia lógica la tenemos en las pintadas en donde cayó asesinado Juan Carlos.
¿Ha tenido el Gobierno los reflejos para mandar limpiar esos insultos?  Y otra vez "Paz, Convivencia y Derechos Humanos", mutis por el foro.
Y eso sí, volverán con su careta de hipócritas a asistir a los futuros aniversarios de quienes cayeron en defensa de la Democracia Española.
Y volverá a ser necesario recordarles lo que les dijo Maria José Rama:
“Me pregunto cómo alguien que se apoya en quienes justifican a ETA para presidir un Gobierno puede venir a un homenaje a un asesinado. Se trata de un ejercicio de cinismo”.
Mil gracias, de corazón, a quienes ayer, venciendo el miedo, limpiasteis esas odiosas pintadas. Lo vuestro fue un ejercicio de LIBERTAD

(¡Que tengamos que seguir cantando las mismas canciones que cantábamos hace medio siglo!)

viernes, 9 de noviembre de 2018

1946: un francés en Santo Domingo

Sanfermines, 1946. Vino desde Casteljaloux (o alrededores). Se plantó con su cámara donde el Paseo de Ronda desemboca en Santo Domingo, justo al lado de la cámara del NO-DO, tan al lado que... ahí lo veis. La foto de arriba, además de una gran foto, ha sido todo un regalo para mí: se ve, a la derecha, tras el vallado, el asca de Santo Domingo. Merci bien, mon ami!

Origen francés
Como bien sabéis los que leéis Desolvidar, llevo esta temporada detrás de imágenes en las que aparezca el asca de Santo Domingo. He creado un álbum que nos puede venir muy bien para fechar, aproximadamente, muchas de las fotos de esta zona, primer tramo del Encierro. Así que ya sabéis, sea o no del Encierro, si aparece el asca, para Desolvidar.
Cuando me apareció esta foto, le pregunté a Google de donde venía y me llevó a una única página, una página excepcionalmente trabajada y que explica todos los pormenores de Les Encierros de Pampelune. Entre más de treinta fotos, ahí está la del asca.
La foto es de 1946 y, desde esa fecha, no ha aparecido en ningún otro sitio, más que en esa página.

Pero, a pesar de que Google me decía que esa foto sólo estaba en esa increíble página, yo sabía que la había visto en algún otro sitio y, además, muy familiar.
Así que me puse a repasar todos los no-dos del Encierro y allí apareció. En 1946, Televisión Española no se limitó a ofrecer algún encierro y un poco de ambiente, sino que nos regaló un pedazo de vídeo de los que hacen ciudad, de los que enamoran a propios y forasteros (nunca extraños). Tan grande era el vídeo que tuve que reducirlo a 10', porque hay que verlo de rodillas. En el 6'42 empieza lo que hoy nos interesa

Coser y cantar
Ese fotógrafo francés estaba tan cerca de la cámara del NO-DO que las imágenes de ambos se superponen con toda exactitud. Es como si la cámara del NO-DO tuviera también la posibilidad de sacar fotos, porque soy incapaz de ver el más leve ángulo de desviación del punto de vista de uno y otro.
Lo más gracioso (no sé qué diría el cámara), cuando el del NO-DO hace un barrido para seguir a la manada y se encuentra con la espalda del francés.


A la caza del autor
Si os fijáis, en la página donde está alojada la foto no aparece por ningún sitio un correo elctrónico, un sitio donde poner un comentario... Me gustaría agradecerle al autor de esa página el buen trabajo que ha hecho y, sobre todo, haber puesto a disposición de todo el mundo esa magnífica foto.
Y también, comunicarle que ya sabemos quién es el autor de la foto (por lo menos, qué espalda tiene).
¿Seguirá vivo? Lo dudo. Da la impresión de tener, en 1946, entre 30 y 40 años, así que ahora superaría holgadamente los 100 años. Pero quizás a sus hijos, nietos... les haga ilusión saber que ya hemos descubierto al fotógrafo francés de Santo Domingo del año 1946.
Salut! A ver si lo conseguimos!

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Iluminada Tere Sáez


Iluminada Tere Sáez se erigió en Presidenta del Tribunal de la Laica Inquisición y acusó a UPN y PP de “dejar a los niños en indefensión ante la pederastía (sic, con tilde)”, de querer “que siga la violencia sexual” o de “justificar a la Manada”. "Ustedes quieren que siga la mujer con la pata quebrada en casa", remató (¡delante de Ana Beltrán, mujer, que ni estaba en casa ni con la pata quebrada!)

UPN y PP exigieron la dimisión de la portavoz de Podemos por su “indigno uso” de la violencia de género y sus acusaciones.
Tere Sáez se negó en dos ocasiones a retractarse (¡lo llevaba escrito!) en el Parlamento y pidió después disculpas, pero en sus redes sociales.

ÍÑIGO GONZÁLEZ Pamplona 
Íñigo González, fotografiado en la Ciudadela,
escenario de una de sus historias.JOSÉ ANTONIO GOÑI
El Parlamento de Navarra vivió ayer los 257 segundos más broncos de la legislatura. Fueron poco más de cuatro minutos que sin embargo dejaron unas gravísimas acusaciones de la portavoz de Podemos, Tere Sáez, hacia los partidos de la oposición, UPN y PP. Cuando la parlamentaria de la formación morada terminaba su turno de intervención, y sin haberse producido ninguna referencia ni a ella ni a su partido, elevó su tono mientras repasaba sus notas y acusó a UPN y PP de “dejar a los niños en indefensión ante la pederastia”, de querer “que siga la violencia sexual” o de “justificar a la Manada”. Y terminó acusando a regionalistas y populares de querer perpetuar la violencia machista. Ante estos ataques, los portavoces de UPN, Javier Esparza, y del PP, Ana Beltrán, pidieron el amparo a la presidencia (ejercida por Geroa Bai) que no encontraron y trataron de que Sáez retirase sus palabras. La portavoz de Podemos se negó en dos ocasiones.
Ante ello, ambos partidos exigieron la dimisión de Tere Sáez. UPN le pidió que renunciase a su acta de parlamentaria y el PP que dimitiera. Todo por su “aprovechamiento rastrero, abyecto e indigno de la violencia de género”. Ya por la tarde, y en un escueto mensaje en su cuenta de Twitter, Tere Sáez escribió que “no era su intención ofender a nadie” y que había pedido que se retiraran sus palabras del libro de sesiones.

La discusión, palabra a palabra (DN)
Tere Sáez pidiendo la libertad de los agresores de
2 mujeres y sus parejas de la GC (foto Navarra.com)
¡Vaya lío que se trae!
TERE SÁEZ (Podemos, y mirando a sus notas): Nosotros les pedimos más y más. Y que vaya a todos los centros. Ustedes quieren dejar a los niños en la indefensión ante situación de pederastía (sic) y de abusos, ustedes quieren que siga la violencia sexual, ustedes quieren que sigan produciéndose justificaciones como la de La Manada porque la gente no sabe realmente lo que es la violencia sexual, ustedes quieren seguir teniendo la violencia machista porque no quieren evitarla desde el fondo. 
JAVIER ESPARZA(UPN): Yo no le voy a tolerar que siga diciendo lo que está diciendo, Señora Sáez. Ya está bien. 
Iluminada con su dedo inquisidor
PATXI LEUZA (Geroa Bai, presidente comisión): Señor Esparza... 
ANA BELTRÁN (PP): Señor presidente... 
 SÁEZ: Ustedes quieren que siga la mujer con la pata quebrada en casa. 
BELTRÁN: Le pedimos que retire lo que está diciendo. 
LEUZA: Señor Esparza, señora Beltrán. 
BELTRÁN: Pido amparo señor presidente porque acaba de hacer acusaciones muy graves, muy graves, y creo que se tiene que retractar de todo lo que ha dicho. 
ESPARZA: Yo también pido una rectificación señora Sáez. Me parece que es un disparate lo que ha dicho. ¿Que nosotros estamos avalando la violencia machista? Pero usted quien se cree que es. ¿Cuándo ha visto usted que nosotros estemos avalando la violencia machista? ¿Cuándo? ¿En qué temas? ¿Qué día? 
LEUZA: Señor Esparza, no tiene la palabra. 
ESPARZA: Por Dios, un poquito de respeto. La discusión, palabra a palabra 
LEUZA: Usted no tiene la palabra y la señor Beltrán, tampoco. Se ha acusado de ciertas cosas, la señora Sáez tiene la palabra para decir lo que tenga que decir y no voy a admitir más palabras. 
Leuza
SÁEZ: Me mantengo en que quienes no apoyan el programa Skolae no están a favor de la igualdad y a favor de una educación sexual para todas las personas en igualdad de condiciones. 
BELTRÁN: Solicitamos luego el derecho de réplica. 
Continúa la comisión con el turno del resto de portavoces. Al final: 
BELTRÁN: Presidente, tengo derecho. 
 LEUZA: No le voy a dar un turno de réplica porque no considero que haya habido una ataque a su persona, sí a su partido. Ha habido unas palabras pero no a usted directamente. 
 BELTRÁN: Tengo derecho, solicito amparo en virtud del artículo 84.1 porque directamente se nos ha acusado por parte de la señora Sáez de un delito, que es decir que nosotros amparamos la violencia de género, que queremos una sociedad machista y que la mujer esté en casa con la pata quebrada. Y se ha dicho directamente a nuestras personas, por lo tanto solicito que lo valore. Me gustaría en virtud de ese artículo que nos conceda 3 minutos. Yo voy a hablar uno. 
Javier Esparza
LEUZA: Le voy a contestar yo. Usted hágalo por escrito y los servicios jurídicos lo analizarán. Yo no sé decir si tiene usted razón o no. A usted no le ha aludido directamente. 
BELTRÁN: ¿Pero cómo que no? 
LEUZA: Lo ha hecho a la agrupación a la que representa. 
BELTRÁN: Lo ha hecho a nuestras personas. 
LEUZA: Usted tiene derecho a decir lo que está diciendo y yo tengo derecho a decir que sí o que no. Tengo la obligación y le voy a decir que no. 
ESPARZA (señalando a Sáez): Que lo retire del acta. 
LEUZA: Ha tenido la oportunidad, ustedes se lo han pedido, y ella no lo ha hecho. 
ESPARZA (gesto de darse palmadas en la cara): Señora Barkos, no me haga así. Cara la que tiene usted. 
ALBERTO CATALÁN (UPN, ex presidente del Parlamento): Señor presidente, una cuestión de orden. El artículo 120 de la cámara le permite a usted retirarlo del diario de sesiones las ofensas que se han podido realizar incluso pedirle a la que las ha realizado que retire las mismas. Depende de usted. ¿No quiere? Allá usted, pero nosotros se lo pedimos. 
Gimeno y Catalán
LEUZA: Señor Catalán, yo le estoy pidiendo que lo hagan por escrito y entonces la valoración será jurídica, porque para eso están los letrados, que son los que realmente van a dar su opinión y tienen que darla sobre este tema. Y no hay nada más que hablar. 
BELTRÁN: Pero si no pone nada de que haga por escrito. 
LEUZA: Se levanta la sesión. 
ESPARZA: Señora Sáez, en el debate yo lo entiendo todo, pero ¿usted de verdad se cree lo que nos ha dicho? ¿No es capaz de retirarlo? 
BELTRÁN: Cuando hemos aprobado aquí por unanimidad la ley de violencia de género y ustedes no apoyaron el pacto de la violencia machista... 
ESPARZA: ¿No es capaz de retirarlo Señora Sáez? Vale, vale... 
BELTRÁN: Ustedes que no aprobaron el pacto nacional contra la violencia de género nos dicen a nosotros... 
Fin de la grabación. 

Twiteando
Las redes sociales acogieron las reacciones a las acusaciones de Tere Sáez hacia UPN y PP. 
Ana Beltrán

Tere Sáez (Pode.) @TereSaezBarrao “No era mi intención ofender a nadie hoy en Comisión, por eso he pedido que se retire lo que ha molestado a algún partido.
Que esto no nos desvíe de lo realmente importante: que la educación afectivo-sexual e igualdad son las únicas vacunas para el abuso a nuestros niños y niñas”.  

UPN @upn_navarra “Ante las graves acusaciones de Tere Sáez, el aprovechamiento rastrero, abyecto e indigno de la violencia de género por parte de un representante público y su negativa a disculparse, le exigimos que deje su acta de parlamentaria”. “La señora Sáez ha pretendido erigirse a lo largo de toda la legislatura en la gran y única defensora de la igualdad y de estar en contra de la violencia de género. Hoy ha tenido tres ocasiones de retractarse de lo dicho y no ha querido hacerlo”. 

Ana Beltrán (PP) @abeltran_ana “Exigimos la inmediata dimisión de la parlamentaria de Podemos Tere Sáez por las gravísimas acusaciones vertidas sobre @PPNavarra, acusándonos de amparar la pederastia, de querer que siga la violencia sexual o la violencia machista”. 


Carlos Gimeno
Sáez denunció “violencia verbal” de un parlamentario
Se da la circunstancia de que Tere Sáez, portavoz de Educación de Podemos, denunció ante el Parlamento su “indignación” por el “tono agresivo” y la “violencia verbal” de otro parlamentario, el socialista Carlos Gimeno (de pie en la foto). Ocurrió a finales de junio. Junto a las portavoces de Bildu y Geroa Bai en su comisión, Sáez quiso trasladar a la mesa del Parlamento lo que ellas calificaron como un “comportamiento irrespetuoso” de su rival político. Por ello, y en orden al artículo 83.2 del reglamento, instaron a la presidenta de la comisión “a que impida estas actitudes”. I-E, el otro socio del cuatripartito, se desmarcó de la queja y la oposición denunció un intento de coartar su labor.

Ejercer un derecho no es provocar

Savater estalla ante el acoso en Alsasua: "La izquierda nunca ha caído tan bajo"
Dejando al margen la oportunidad o las intenciones de los convocantes, Ciudadanos tenía derecho a celebrar un acto político en Alsasua. Y el Estado tenía el deber de protegerlo y garantizar su seguridad (de hecho la Beaumont, puesta por Bildu, envió a los Forales, que se coordinaron con la Guardia Civil). Y los demás tenemos la obligación de respetarlo o, por lo menos, tolerarlo. 
¿Que no estás de acuerdo con el acto? Hay unos cauces democráticos para mostrar tu repulsa, cauces que fueron sobradamente desbordados por las hordas alentadas, especialmente, por Sortu.
Llamar a eso "un ejercicio de ciudadanía democrática" es dar carta de ciudadanía al acoso y la agresión.
No es pues de recibo la postura del cuatripartito, que ni siquiera reconoce el derecho de Ciudadanos a celebrar el acto y lo transforma en una agresión (con ensañamiento) al pueblo de Alsasua. Mirad:

Justificando el acoso a Ciudadanos
¿Diran algo las feministas?
  • Martínez (Geroa Bai): “Se vio un ejercicio de ciudadanía democrática, de madurez política, frente a los partidos y grupos que querían hacer en Altsasu un foco de confrontación”
  • Adolfo Araiz (Bildu) “Una respuesta digna y absolutamente firme” frente a quienes utilizaron Alsasua “como si fuera un decorado de un acto político provocador y absolutamente insultante”
  • Marisa de Simón (I-E): “el pueblo de Alsasua respondió de forma pacífica” y PP y Ciudadanos “fueron de la mano de la extrema derecha a provocar”.
  • Laura Pérez (Podemos-Orain Bai) “Fue una invasión y una provocación brutal que sólo tenía fines puramente electoralistas”.
  • Marlaska, Ministro del Interior, sí reconoce la legalidad, pero niega la oportunidad. La respuesta de Herrera, antológica: "Eso es como decirle a una señora que no se ponga el escote tan abierto, que va provocando".

El cuatripartito se niega a rechazar “insultos y amenazas” en Alsasua
“Alsasua merece convivir, pero una minoría lo impide. Bildu es culpable y Barkos, su cómplice”, asegura Esparza (UPN)
Marcos Sánchez, Pamplona 
El PP vio ayer truncado un intento de que el Parlamento foral condenase “insultos, amenazas y lanzamientos de objetos” que tuvieron lugar el domingo en Alsasua contra el acto que celebró en la localidad Ciudadanos, por medio de su nueva plataforma España Ciudadana. 
Los populares, que acudieron al acto de Alsasua, presentaron una declaración institucional que fue tumbada por la mayoría que suma el cuatripartito sostenedor del Gobierno foral: Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. El texto, respaldado en su integridad por UPN y PSN, además de por los impulsores, buscaba además que la Cámara reconociese el “derecho de todas las personas a celebrar libremente en Navarra cuantos actos consideren, sin ser insultadas ni tener que ser protegidas por las Fuerzas de Seguridad”; y manifestaba su apoyo a la Guardia Civil “como garante de la seguridad ciudadana”. Un respaldo con especial acento en los dos agentes agredidos junto a sus parejas en Alsasua hace dos años. 
Martínez (Geroa Bai): “Se vio un ejercicio de
ciudadanía democrática, de madurez política"
En la foto, Zabarte, el Carnicero de Mondragón.
17 asesinatos y sin arrepentimiento
 
El acto de Ciudadanos congregó a unas trescientas personas con banderas de España, Europa y Navarra. Los asistentes fueron recibidos y despedidos entre insultos. Policía Foral informó ayer de que se produjo además el lanzamiento de “alguna moneda, algún mechero y alguna piedra de tamaño ligeramente superior a la gravilla”. El Cuerpo autonómico y la Guardia Civil desplegaron un dispositivo que evitó incidentes. Voluntarios de Alsasua también contribuyeron a ello formando un cordón humano. 
La líder del PP, Ana Beltrán, afirmó que lo ocurrido en Alsasua el domingo “fue una auténtica salvajada”. “Es un pueblo magnífico, que ha luchado mucho por la implantación de empresas, un pueblo trabajador, pero que tiene a radicales dentro, y ésa es una enfermedad que la tienen quienes dirigen el pueblo”, apostilló la popular. 
El presidente de UPN, Javier Esparza, condenó “los insultos y las imágenes de odio” que se dieron. “Muchos de los que iban con la cara tapada ni eran de Alsasua. Gente joven, violenta, tirando objetos, y el carnicero de Mondragón”, dijo en alusión última al exetarra Jesús María Zabarte, presente el domingo en Alsasua. “Esto representa lo que es Bildu. Son fascistas, supremacistas. Se creen que la calle es suya. La Bildu que hace presidenta a Barkos, presidenta por un pacto inmoral con esta gentuza”, aseguró el regionalista. “Uxue Barkos va de la mano del carnicero de Mondragón, una vez más. Alsasua se merece convivir, pero hay una minoría que lo impide. Bildu es el culpable y Barkos su cómplice”. 
Por su parte, María Chivite (PSN) rechazó “la utilización política que se está haciendo del caso Alsasua por parte de Ciudadanos, PP y Vox, pero también por parte de los grupos nacionalistas, que actúan como si toda la población de Alsasua pensara absolutamente lo mismo”. La socialista mostró su apoyo a la Guardia Civil y reclamó al líder nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, que “deje de jugar a confrontar”. 

martes, 6 de noviembre de 2018

Zufía, un problema donde no lo había


“Nos sentimos atropellados, no han escuchado ninguna de nuestras alternativas y hemos recibido la notificación este mismo martes. Llevaba décadas ahí, eran del pueblo, les poníamos una corona en Todos los Santos y nunca había habido un problema”
De los 49 combatientes, estos son los nombres de los ocho hijos de Zufía fallecidos. De aquí no los van a quitar:
Francisco Garraza López
Jesús Nieva de Alzola
Salvador Barbarin Iriberri
Vicente Lánder Zudaire
Marcelino Pascual Echeverría
Miguel Roldán Aramendía
Ignacio Barbarin Berasategui
José Luis Nieva Azpilicueta

Respeto a la dignidad de los antepasados
En la edición del pasado día 27 se recoge en este medio de comunicación la información sobre la retirada de una placa en recuerdo a ocho fallecidos de Zufia en la guerra civil. Con la publicación de esta carta deseo ampliar su contenido, tratando de hacer un relato complementario y veraz de todo lo ocurrido.
En la citada localidad de Estella nunca se ha manifestado deseo ni producido solicitud para que se quitara una placa a la memoria de ocho vecinos fallecidos en la Guerra Civil. Lo que ahora ha producido división en el pueblo ha sido la decisión del Ayuntamiento de Metauten, con mayoría de concejales de la candidatura “Sarzaleta”, amparándose en que era una obligación derivada de la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica 52/2007 de 26 de diciembre. 
El citado texto legal, en su artículo 15, punto primero, dice textualmente
“Las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura” y en su punto segundo matiza que “lo previsto en el número anterior no será de aplicación cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley.” 
Zufia, Metauten (Navarra). Iglesia de San Miguel.
Fotografía: Antonio Villaverde, 2004.
Las familias de los fallecidos, así como el conjunto de los vecinos del pueblo, siempre han manifestado su conformidad con el cumplimiento de la citada Ley, pero dudan seriamente de que sea aplicable a este caso. Y por ello no aceptan una imposición del Ayuntamiento y desean que sea la autoridad judicial competente quien determine si la citada placa está o no bajo la aplicación de la Ley. El Ayuntamiento tomó el acuerdo en sesión del día 6 de septiembre, sin dar ninguna información ni participación a los afectados ni a los vecinos, y el día 22 envía una nota escrita a todos los vecinos, indicando que el día 26, a las diez y media, se iba a proceder a la retirada de la placa.
La oposición de los vecinos también viene refrendada por el hecho de que el Ayuntamiento se haya negado a valorar la propuesta aceptada por el Gobierno de Navarra, para que se retirasen únicamente aquellas “partes simbólicas” que pudieran existir en la placa, y que supusieran-si fuera el caso - la exaltación de la victoria del régimen franquista, manteniendo el resto del conjunto. 
Con el escaso tiempo de información a los vecinos, estos recogieron firmas solicitando una reunión, primero con el Presidente del Concejo y después con la alcaldesa del Ayuntamiento, renunciando ambos a cualquier tipo de reunión. Esto demuestra el nulo talante de diálogo y su carácter impositivo, quiero suponer que siguiendo instrucciones sectarias del grupo político al que puedan pertenecer.
Se hizo llegar al Ayuntamiento una copia del recurso interpuesto ante el Tribunal Administrativo de Navarra, solicitándoles que paralizaran la ejecución de su acuerdo hasta la resolución del recurso, y también desoyeron tan sensata petición.
En el momento de la retirada de la placa, los concejales que habían tomado tal decisión no tuvieron la valentía de hablar con los vecinos allí presentes; sus miradas, perdidas en el suelo, no resistían el ultraje que estaban cometiendo con su pueblo, con su gente, con sus vecinos y con su historia
El Ayuntamiento, para garantizar la ejecución de su acuerdo y quiero pensar que también su tranquilidad, solicitó previamente la presencia de la Policía Foral, hecho que se produjo con la asistencia de dos furgones de las unidades especiales de Intervención desplazados desde Pamplona, y de dos unidades de Prevención y Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Estella. Todo este despilfarro de recursos públicos para garantizar la seguridad ante un pueblo pacífico de unos ochenta vecinos, muchos de ellos, en un viernes por la mañana, en sus labores agrícolas, laborales, escolares o familiares. Por cierto, que la actuación de la Policía Foral fue en todo momento exquisita y profesional, como también lo fue el comportamiento de los vecinos allí congregados. 
Imagen de Google Maps
El párroco del pueblo, como representante del Arzobispado, titular de la Iglesia en cuya pared estaba adosada la placa, intentó por todos los medios conseguir la paralización, al menos temporal hasta la resolución judicial de la retirada de la placa, pero nada pudo conseguir ante la decisión del Ayuntamiento. A mi juicio, parte de culpa de la situación creada la tiene el Arzobispado por no haberse opuesto administrativamente, en tiempo y forma, a los acuerdos del Ayuntamiento y no haberlos recurrido hasta las últimas instancias judiciales.
Confío que en el día de Todos los Santos, también este año, ante el vacío silencioso de la placa se haya rezado un responso, como siempre se ha hecho, por los vecinos que figuraban en la placa y por todos los caídos en la guerra, sin distinción alguna.
Las personas que no respetan la dignidad de sus antepasados, no son dignos de la suya propia. 
Deseo terminar haciendo una llamada para que este desencuentro no afecte a la convivencia que debe reinar en un pueblo como el nuestro, donde siempre debe primar la armonía, la colaboración, la buena vecindad, la paz y la concordia.
JULIÁN SAINZ BARBARIN, natural de Zufia.

Nota de Desolvidar
Por dos veces aparece el nombre del pueblo, Zufía, y las dos sin tilde, cosa extraña, ya que en la Toponimia Oficial de Navarra y en Wikipedia aparece con tilde. Quizás Julián se ha contagiado de quién borró la tilde del letrero del pueblo.
Es la única queja que tengo. Lo demás, para enmarcar. Especialmente, el último párrafo.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Alsasua, o cuando se llama fascista al ciudadano


No me gusta la palabra 'chaval'
Más que la palabra -que me gusta- lo que me revuelve el estómago es la asquerosa utilización que de ella se está haciendo -siempre por los mismos- con el 'tema Alsasua'. Usan 'chaval' para evitar decir 'agresor'.
Miro en el diccionario y me dice: "Un chaval es una persona de pocos años, un niño o un adolescente".
María José, ante las fotos del mural en solidaridad con
sus agresores pintado en Valencia.  JUANJO MONZÓ
Y resulta que, en el momento de la agresión (porque fue 'agresión', no 'pelea de bar') siete de ellos tenían edades comprendidas entre los 21 y 24 años y un octavo, 31 años. Los de la Manada tenían entre 26 y 30, y a nadie se le ocurrió llamarles 'chavales'.
Se quejaba amargamente María José, la más joven de "los chavales de Alsasua": "Dicen 'los jóvenes de Alsasua'... yo era la más joven de todos... tenía 19 años".
Ella es más joven que 'los chavales de Alsasua'. Y es vecina de Alsasua, víctima y mujer. Y, a pesar de ello, no tuvo el apoyo que sí tienen los agresores. Ni lo tuvo en Alsasua... ni en Vitoria (a donde tuvo que escapar)... ni, ahora, en su último (esperemos) refugio de Valencia. ¡¡¡Ánimo, María José!!!

El derecho a convocar y 'ensañamiento'
Actualización 15:30
Conversación escuchada a dos empleados este mediodía por mi informante en el Eroski de Avenida Bayona- Obispo Irurita:
-lo mejor, lo de las campanas
-no eran amigos míos, pero sé que pasaron la noche en el campanario
-hicieron santamente
***
"No pasaréis por Euskal Herria", "Altsasu se prepara para recibir a C's", "este ensañamiento solo puede deberse a oscuros intereses"...
El nacionalismo independentista se ha adueñado tanto de Alsasua que ha eliminado hasta el nombre en español de la localidad, la ha sacado de España y la mete -sin pasar por Navarra- directamente en el proyecto independentista de Euskal Herria. Se han hecho los amos y les pasa algo parecido a los independentistas catalanes, que creen que la inmensa mayoría de los alsasuarras son independentistas y piensan lo mismo que ellos sobre la agresión de Alsasua contra los guardias y sus parejas.
Y cuando un partido legal convoca en Alsasua un acto para defender a la Guardia Civil y a una España de ciudadanos, se sienten tan agredidos que hablan de 'ensañamiento'.
Se podrá discutir si es o no oportuno, pero nadie puede transformar el derecho que tiene un partido a convocar un acto donde quiera, en una 'agresión con ensañamiento'. 
Otra vez están convirtiendo a los que insultan, arrojan estiércol y apedrean -o sea, a los agresores-, en víctimas y defensores del 'pueblo de Altsasu'. 
El País ha subido a YouTube un vídeo con todas las intervenciones en el Acto de Alsasua. Muchas gracias. Id mirando a voluntad, pero os recomiendo que os detengáis en el minuto 6': Fernando Savater, con ese guiño a Brassens y Les imbéciles heureux qui sont nés quelque part.

Por quién doblan las campanas? Por la libertad perdida
Durante las intervenciones, sobre todo, de Beatriz Sánchez (víctima de ETA: cuando tenía cinco años fue atacada con un coche bomba la casa cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza. Si no quieres ponerte malo, mejor no mires), han tañido las campanas de la parroquia cercana, lo que acallaba su voz. También Fernando Savater y el propio Rivera tuvieron que hablar entre sonidos de sirenas y repiques de campanas de la iglesia ubicada en la Plaza de los Fueros, donde se desarrollaba el mitin, lo que dificultó enormemente poder escuchar sus palabras.

En caliente, alguno ha llegado a acusar al cura de Alsasua de "entregar las campanas a los proetarras para acallar a una víctima".
Ayer mismo, a las 15:55, Javier Leoz me remitía el siguiente comunicado (del que lo único que critico es -¡otra vez!- la utilización de 'jóvenes' por 'delincuentes'. ¡Qué más da si tenían 20, 50 o 90 años!). Gracias, Javier.
COMUNICADO DE LA PARROQUIA DE ALSASUA.
Frente a las informaciones que se están ofreciendo, desde la parroquia de Alsasua queremos comunicaros que el bandeo de las campanas durante la celebración del acto político que se estaba celebrando en la plaza ante la iglesia, NADA ha tenido que ver con la parroquia. Un grupo de jóvenes han accedido a la torre sin ser vistos y se han encerrado desde dentro haciendo imposible parar el bandeo de las campanas hasta que ha accedido al interior la Policia Foral. Desde la parroquia condenamos este acto delictivo, que en ningún caso representa a la inmensa mayoría del pueblo de Alsasua que desea vivir en paz y concordia. Patxi Izco (Párroco)
Los fanáticos nos llaman fascistas
Si no es por lo trágico, resulta hasta cómico el acoso que han sufrido los participantes en el acto de Alsasua. Que unos fanáticos llamen fascistas a unos ciudadanos por ejercer su derecho a realizar un acto político resulta hasta cómico. Pero, cuando uno se pone en el pellejo de los ciudadanos demócratas que viven en localidades como Alsasua, Echarri Aranaz, Leiza.., la comedia se convierte en un dilema trágico: callar o  largarte del pueblo (alde hemendik), como le ha pasado María José.
El ejercer un derecho
-alsasuarra, no te miento-
jamás es una agresión
y, menos, ensañamiento
Aquí, una recopilación / de 'los mejores momentos':