Páginas vistas en el último mes

lunes, 20 de febrero de 2017

Un porrón en el retrete (pamplonhelios)


En este fenómeno -que yo llamo "pamplonhelios"- se dan cita varias razones por cada una de las cuales ya merecería una entradica en Desolvidar. En primer lugar su dificultad es tan extrema como tirar una colilla y que se quede en posición vertical. En segundo lugar, pone en valor a una bodega de toda la vida, de las Casas de Eguaras, las más antiguas de San Juan. Tercero: da un respiro a dos palabras -retrete y porrón- que muchos creían desaparecidas. Y cuarto: ayuda a entretener esa segunda mitad del mes de julio, cuando la ciudad se queda como muerta después del fragor de la batalla sanferminera.

La Bodeguica Gala (mediados de julio)
Era a mediados de julio, después de los sanfermines, cuando lo vi. Estábamos haciendo una merienda-cena en la Bodeguica Gala, del barrio San Juan, y me di cuenta de que en el descansillo previo a la puerta del servicio se empezaba a insinuar unas sombras que se me hacían familiares. En pocos segundos el fenómeno se manifestó con nitidez. Era la imagen del letrero de la bodega proyectado sobre la pared de los servicios. La penumbra del descansillo ayudaba a que se percibiera con claridad. Con la misma rapidez con la que apareció, el pamplonhelio se fue diluyendo, en un par de minutos, hasta desaparecer.


Cuando me giré para explicármelo me percaté inmediatamente de la excepcionalidad del fenómeno.
Fijaos en la altura del toldo (eso se puede controlar), en cómo el sol tiene que sortear ramas y hojas de los árboles, en que el reflejo tiene que pasar por un estrecho pasillo entre dos manzanas de las Casas de Eguaras...
La fachada de la Bodeguica Gala (date unas vueltas para comprobar las dificultades) mira al oeste, pero tiene enfrente otro bloque de las Casas de Eguaras que le tapa el Sol, que a esas horas se pone a la altura del Churregui, al noroeste. Sin embargo, unos ventanales (al sudoeste) de un piso alto que da a la Plaza Monasterio de Iranzu proyectan el reflejo del sol sobre la cristalera de la bodeguica, y las letras y un par de porrones se reflejan en la pared. Da la casualidad de que uno de los porrones se mete dentro, en la oscuridad de la antesala del retrete, con lo que, como podéis comprobar, destaca de maravilla.
Aquel 18 de julio, a las 21:40, no fui más lejos, pero ahora he avanzado unos pasos más. El próximo julio espero rematar la faena.

¿En qué ventana se refleja el sol?
En aquel momento, como digo, no me interesó, pero, al menos, saqué la foto que veis arriba y, a partir de ella, he llegado a la conclusión de que las culpables de este pamplonhelio son las del 7ºD de la Calle Monasterio de la Oliva, 60.

Como veis, el conjunto de circunstancias que tienen que coincidir para que se produzca el fenómeno son increíbles. Ya veis que en este caso la realidad supera la ficción.
Veamos cómo he llegado a esa conclusión.
Lo he hecho por dos caminos:
En primer lugar, he comparado la foto 2, de julio 2015 (en la que la sobreexposición no deja ver las ventanas "culpables") con otra imagen de ahora sin la molestia del sol:


El resultado de este primer método coincide con el de este otro camino:
He puesto la cámara justo donde se proyecta el reflejo del porrón en la foto 1. El resultado ha sido éste:


Son, pues, las ventanas de Mº de la Oliva, 60, 7º D:

Ésta sería, aproximadamente, la visión completa de este fenómeno excepcional:
1. Sol hacia el Churregui     2. Mº Oliva 60, 7º D     3. Bodeguica Gala
(Continuará)

domingo, 19 de febrero de 2017

1957, último garrote vil en Navarra

Fotograma del episodio televisivo de "La huella del crimen",
sobre el asesinato de las estanqueras de Sevilla, en 1952
Ejecución de dos hermanos de Miranda de Arga Pamplona, 23.07.1957
Ocho horas antes de la ejecución, los dos condenados a muerte y su abogado compartían una botella de coñac y unos frutos secos. El cura que les había confesado hacía rato que se había marchado. En un momento de la conversación, los reos dejaron de interesarse por los recién terminados sanfermines.
«Don Joaquín —preguntaron a su abogado—, ¿cómo nos van a matar, a fusilamiento?». «No, con el verdugo. a una muerte rápida». Se hizo el silencio. Sólo el improbable indulto de Franco podría salvarlos del garrote vil al amanecer. En la secretaría de la prisión, como cada media hora, llegó otro telegrama gubernativo: «No hay novedad».
A las 6:30 de la mañana del 23 de julio de 1957, los dos condenados, Cirilo Javier y José María Celaya Pardo, hermanos residentes en Miranda de Arga, de treinta y seis y veintitrés años, morían a garrote vil en el patio de la prisión. Serían los últimos ejecutados en Navarra. Su delito, haber matado a sus padres, José Celaya López y Trinidad Pardo, y a uno de sus hermanos, Domingo Celaya Pardo, por una herencia.


Si no es a las buenas, a las otras
Los crímenes ocurrieron dos años antes, el 7 de noviembre de 1955. Aunque la prensa apenas le hizo eco, su impacto en la sociedad debió de ser mayúsculo. La memoria de la Fiscalía cita el crimen como «un hecho que alarmó extraordinariamente a la opinión pública por su trascendencia y brutalidad».
La sentencia de la Audiencia Provincial, que condenó a los dos hermanos y absolvió a un tercero que se encontraba en la mili en Pamplona, hace un relato detallado de los hechos. El caso comenzó en octubre de 1955, un mes antes de los crímenes, cuando los padres comunicaron a sus hijos, labradores de profesión, la intención de ceder las tierras al hermano que sería asesinado, de veintiocho años «Los procesados —sigue— se manifestaron hostilmente contra este acuerdo», y empezaron a enviarse cartas entre ellos. En una de las misivas, un hermano escribe a los otros dos: «A ver si hacemos algo entre todos, que yo creo que haremos si no es a las buenas, a las otras».

Tres asesinatos
La tarde del día de autos, los dos hermanos que cometieron los crímenes la pasaron en un bar del pueblo «jugando y merendando con otros amigos». En el mismo local se encontraba el hermano heredero, pero no cruzaron palabra con él. A la 1:15 de la madrugada, la víctima abandonó al bar hacia casa de sus padres, donde dormía.
Cuarenta minutos después, los dos hermanos recorrieron el mismo camino. Accedieron a la cuadra y tomaron «una barra de hierro y un palo o mango de azada». A continuación, entraron en la habitación de su hermano. Tras encender la luz, uno de ellos descargó sobre él «un contundente golpe con la barra de hierro en la cabeza o en el cuello». Los padres, al oír los ruidos, se presentaron en la habitación.
La confusión que produjo la presencia de sus progenitores, añade la sentencia, fue aprovechada por el herido pan huir a la calle, perseguido por sus hermanos. Al no poder refugiarse en ninguna de las casas del barrio, lanzó una piedra a sus hermanos y alcanzó a uno. En ese momento, la víctima regresó a casa y se encerró con sus padres en la habitación. Los condenados volvieron, forzaron la puerta, y «acometieron sucesivamente» a padre, madre y hermano.

Verdugo y feriante
Después de ejecutar los crímenes, los dos se entregaron a la Guardia Civil. «Sin dar muestra alguna de arrepentimiento», declararon que habían tenido una riña con sus padres, «contestando a la agresión», y que a la salida se encontraron con el otro hermano, «desfigurando totalmente la realidad», afirma la sentencia. Los dos hermanos, más el que estaba en la mili, fueron detenidos.
El juicio se celebró el sábado 26 de mayo de 1956 en la Audiencia Provincial. Acudieron unas dos mil personas, muchas de las cuales aguardaron noticias en el paseo de Sarasate. Seis días después, el 1 de junio de 1956, los dos autores materiales fueron sentenciados a tres penas de muerte por dos delitos de parricidio y otro de asesinato.
Los condenados recurrieron al Tribunal Supremo, que confirmó la sentencia en julio del año siguiente. La ejecución se llevaría a cabo el 9 de julio de 1957, pero su abogado logró retrasarla. «Cómo van a matar en sanfermines?», justificó. Se aplazó al 23 de julio. [Según otras versiones, el verdugo -cuyo nombre no trascendió- fue quien logró el aplazamiento. Además de verdugo, era feriante].

"No hay novedad" 
Ésta es la fuente del relato
Contra reloj, el último recurso para evitar las muertes era apelar al indulto de Franco y conmutar la pena por una cadena perpetua. La víspera de la ejecución, el director de la prisión encomendó al defensor Joaquín Olcoz el cuidado de los dos reos. Cuando esa tarde se dirigía a la cárcel, el abogado se encontró con un amigo. «Le dije a dónde iba y me dio una botella de coñac. Luego compré chufas y caramelos y fui a la cárcel», contaría más tarde. A las siete de la tarde, bajaron a los dos presos al salón de la cárcel donde se reunían los abogados. Allí, se les leyó la sentencia. «Hubo muchos gritos e insultos, no dejaban ni leerla». Después, vino el cura y los dos se confesaron. También llegó el verdugo. «Quería regular la altura del garrote vil conmigo, pero me negué», recordó también.
Sus últimas horas las pasaron charlando con Olcoz en esta estancia de la prisión: «Estaban muy serenos. Yo les decía que Dios ya les había perdonado, que fueran valientes», dijo más tarde. A las 6:30 de la mañana, el telegrama seguía sin novedad. El verdugo tenía que actuar. El cura, el capellán y el propio Olcoz condujeron a los reos al patio. La mañana era templada. «Recuerdo que íbamos rezando. Al llegar, uno me dio un abrazo y me dijo: "Usted va a ganar todos los pleitos". Le contesté: "Vas al cielo"». Delante de unas diez personas, prácticamente desfallecidos, fueron ejecutados. José María tardó cuatro minutos en morir porque el verdugo no acertaba la rosca. Su hermano esperó a su vez cinco minutos a que arreglaran el instrumento.

Una conversación de hace un par de días en la que se habló de este terrible caso me ha hecho relacionarla con las entradas que dediqué a Toribio Eguía, la última ejecución pública, en la Vuelta del Castillo y de la que habló Pío Baroja. Vio pasar, siendo niño, al reo desde su casa de la Calle Nueva. Aquello le marcó. De 

sábado, 18 de febrero de 2017

Pamplona, indignada por el repunte fascista

¡No se puede ser más fascista! ¡Y encima se los dejarán sin pagar! (ver original)
La junta de portavoces del Ayuntamiento de Pamplona aprobó -por una nimiedad- una declaración  en la que se condena las pintadas que anteayer sobresaltaron a la ciudad, y se solidariza con el alcalde.
El texto, acordado por UPN, EH BIldu, Geroa Pai, PSN, Aranzadi e I-E, dice: 
Este miércoles pasado la ciudad se ha levantado sobresaltada  por pintadas con mensajes y símbolos de carácter fascista, algunos de ellos dirigidos expresamente contra el Alcalde, don José Asirón Sáez. Estas pintadas son un ataque directo a la diversidad, la tolerancia y el respeto, valores que ha llevado siempre por bandera (ikurriña) el Alcalde de Pamplona-Iruñea. Denunciamos todos y cada uno de los ataques fascistas que se han hecho -y se puedan hacer- en nuestra ciudad, y mostramos nuestra solidaridad con el Alcalde de Pamplona-Iruñea, que ha padecido a menudo terribles vejaciones (como aquella de "Asirón, ejecución”) por todos conocidas.

La Policía Municipal de Iruñea investiga -ahora sí, con porras extensibles- las injuriosas pintadas contra el alcalde.
Sólo a un fascista se le ocurre llamarle guarro y ponerle semejante tilde a José Asirón Sáez
Como se ve en las imágenes, nada que ver con las tonterías de escraches (por supuesto, no fascistas y sin ataques personales ni familiares) que algunas malas lenguas dicen que sufrió el anterior alcalde Enrique Maya y que, por tanto, no merecieron la solidaridad de la Corporación.

Y nada que ver, tampoco, con los pequeños exabruptos que dicen esas mismas malas lenguas que "padeció" Yolanda Barcina. Poco (nada, algún tartazo), muy poco para lo que se merecía. Lógicamente, no merecieron tampoco ninguna solidaridad.

viernes, 17 de febrero de 2017

José Mari Lacunza Bravo, dantzari


He subido a Facebook algunas fotos de la época de danzari de Jose Mari
Guardo mi primer recuerdo infantil de los danzaris. Es en el atrio de la catedral. Son verdaderos gigantes y, al moverse, suenan unos zarcillos que llevan en las perneras del pantalón. Seguramente uno de ellos, quizás el más alto, sería Josemari.

Hace unos días enlazó en su muro Iñaki Lacunza un soberbio documental con esta sencilla presentación: "Quiero compartir un vídeo que me ha llegado. Habla de la vieja Pamplona y sale un señor que se me hace bastante conocido...."
El "señor bastante conocido" es Josemari, su padre, que en enero abandonó el hospital y que sigue, poco a poco, su recuperación. Ánimo, Josemari, nos tienes a todos contigo.
Ángel Sánchez Garro
El autor del documental es Ángel Sánchez Garro, amigo de Josemari de tiempos de la Universidad y cuya página es de una calidad asombrosa.
En este documental Josemari, danzari del Ayuntamiento entre el 54 y el 62, nos cuenta cómo se fue formando el Grupo Municipal de Danzas y fraguando el montaje de Duguna: un espectáculo multimedia increíble en aquella época.
Al ver a Josemari contándolo en el vídeo, me he acordado de un comentario que me mandó al blog cuando, hace casi cuatro años, publiqué un documental de los Caro Baroja sobre los Volantes de Valcarlos. Lo que nos contó entonces fue un resumen de lo que -un poco más ampliado- cuenta en el vídeo de Sánchez Garro:
"Hola Patxi:
Una vez más has tocado mis fibras sensibles. Tu Bolantes de Valcarlos traen a mi memoria recuerdos muy gratos de mi juventud como dantzari. Corría el final de la década de los 50 y el Grupo de Dantzaris del Ayuntamiento de Pamplona se encontraba en plena forma.
Las dantzas de Valcarlos formaban una parte muy importante de nuestras rondas, sobre todo en la parte vasco-francesa y en los festivales anuales de Bilbao y San Sebastián, alternativamente, junto al Euskal-Jai de Pamplona.
Francisco Arrarás
Hubo un hombre en Navarra que dedicó muchas horas a la recuperación de nuestro folklore. Su nombre: Patxi Arrarás. Junto con Pedro Lozano de Sotés y su esposa Francis Bartolozzi,  y músicas adaptadas por Jesús García Leoz, D. Fernando Remacha y el P. Hilario Olazarán, hicieron una completa escenificación de una buena parte de nuestros acervo folclórico. Su nombre Duguna. Participaba también la Orquesta Santa Cecilia. Grandioso, pero económicamente inviable.
Gracias por hacerme recordar estas cosas. Ya ves que no solamente tu amigo Iñaki tiene la exclusiva. Su padre, (en un tono mucho menor, por supuesto) contribuyó a que nuestra Navarra tuviera un sitio con su folclore.
J.M.L. 31 de marzo de 2013, 18:29"

Lo único que falta en este comentario es una referencia a su compañero de fatigas durante más de 20 años José Luis Garay, "el mejor chistulari de Vasconia durante muchos años". O como dice Alberto Garayoa: "Creo que fue la pareja del siglo con José Luis Garay (txistulari). Yo a José Mari Lacunza sólo puedo decirle: Bravo!!!"
¡Y yo! ¡Aupa Josemari!


Si quieres profundizar en el folclore de  Navarra y en la formación del Grupo de Danzas Municipal, pincha en este enlace y subsiguientes.

miércoles, 15 de febrero de 2017

"Asiron: ¿de dónde ha salido?", por Chon Latienda

Ayer: Sin coche oficial, desenfadado          Hoy: Sin educación y resabiado
Cualquier ciudadano tiene derecho a criticar a un cargo público. Y éste debe defender su labor aportando datos y razones. Lo que jamás puede hacer es lo que ha hecho Asirón: dedicarse en sus horas de trabajo a ridiculizar e insultar gravemente en en su propio muro de Facebook a quien se permite la libertad de criticarle. ¿Está seguro Asirón de que controla a sus palmeros, ante los que me ha presentado como ignorante, enfermo, antivasco...? Por los comentarios (150 y...) que he leído, es para echarse a temblar. ¡Cómo se puede ser tan irresponsable!
Aprovecho esta entrada para dar las gracias a cuantos me habéis mostrado vuestro apoyo, y quiero agradecer de corazón a Chon Latienda la solidaridad que muestra en este artículo. Sin duda, María García Barberena, Ana Elizalde y Julen Sesma se lo agradecen también. (A este paso tendremos que fundar el CDAs: Club de Damnificados por Asirón)

Asiron: ¿de dónde ha salido?
por Chon Latienda
Por esas cosas de la democracia, el cabeza de lista de un partido que obtuvo el 16 % de los votos, es hoy el alcalde de Pamplona. Alguien que, si por votos fuera, no presidiría ni su comunidad de vecinos, recorre calles y palcos henchido de orgullo y satisfacción repartiendo la mies a okupas y a familiares y amigos de su equipo de gobierno. 
Él no quiere pasar a la historia por proyectos urbanísticos que no son de su agrado. 
Él pasará a la historia por ceder locales municipales a okupas y permitirles hacer obras ilegales. 
Por ningunear a la Policía Municipal, que él dirige, ante un acto delictivo, y ponerse del lado de los delincuentes. 
Por amparar a una concejala de su equipo de gobierno que incumplió el reglamento en una adjudicación municipal. 
Por hacer la vista gorda y parecerle estupendas varias adjudicaciones a personas vinculadas con su equipo de gobierno. 
Por, como buen historiador, interesarse más por su sentido personal de la decoración del Ayuntamiento en vez de por los detalles históricos y de valor que alberga desde hace años. 
Por decir en su discurso de investidura que realizaría “un especial esfuerzo en relación con todas las víctimas y con su derecho a la memoria, a la justicia y a la reparación” para, a la primera oportunidad, impedir una muestra de la Policía Nacional sobre las víctimas y la lucha del cuerpo policial contra ETA que se iba a celebrar en la Sala de Armas de la Ciudadela, decisión revocada por un juez. 
Por decir “respetaré todos los sentimientos y tradiciones de Navarra” y no acudir, como alcalde, a la Misa de San Fermín.
A Asiron también le preocupa el siglo en el que vive, el XXI, de ahí que no le parezcan bien espectáculos del siglo XIX, aunque él tomara posesión en un ceremonial del siglo XV con timbaleros, maceros y trompetas, y pasee su cuerpo de ciudad con traje de gala, como hace ¿seis siglos? 

Y en pleno siglo XXI, a Asiron tampoco le importa que su careto figure en un cuadro alusivo a un hecho del siglo XVI. Los ignorantes futuros, herederos de los presentes, podrán seguir manipulando nuestra historia y divulgar que un tal Asiron luchó en Amaiur por la independencia de Navarra.
Asiron también ha declarado que los circos que utilizan animales son “espectáculos del siglo XIX”, pero nada dice de las corridas de toros que él preside ordenando cambios de tercio y otorgando premios –orejas y rabo– a los matadores, espectáculo que, tal como hoy lo conocemos, fijó sus normas en España a finales del siglo XVIII.
Pero detrás de esa imagen de alcalde campechano que saluda a todo aquel que se le pone delante y besuquea centenarias -siguiendo la herencia de Barcina-, hay un tosco muy maleducado. 

Baste ver alguna de sus intervenciones en el salón de plenos en las que, de malas formas, manda callar a una concejala con un “estoy en el uso de la palabra, tú no. Entérate. Que no te enteras”, y en otro pleno llamó “payaso” a un miembro de una Asociación contra el bullying. 


Lo mismo que él (izda) pregunta cuando se ve en el espejo (dcha), 
eso nos preguntamos todos cuando lo vemos okupando la alcaldía

Un paseo por su facebook deja al descubierto su inmadurez y mediocridad política a la hora de aceptar las críticas de un ciudadano que, con datos y en su didáctico blog (Desolvidar), rebate su ridículo discurso eusko-nacionalista. 
Su gran nivel político le sirve para catalogar al ciudadano crítico como parte de “el régimen” (2), clara muestra de que no tiene ni repajolera idea de con quién está hablando, y seguramente ni le importa, ya que su limitado y encorsetado discurso le incapacita para utilizar cualquier otro calificativo despectivo distinto al de “pertenecer al régimen”. 
Y en su afán de menospreciar a este ciudadano, y haciéndose eco de las intervenciones de sus palmeros, se refiere a él como “el personaje”(1) que, “dicen que se trata de una personalidad con problemas”. 
¿Se puede ser más despreciable y más pandillero?

Chon Latienda es comentarista política 

martes, 14 de febrero de 2017

La casta educativa y la cenicienta


Estos días varios miles de familias van a elegir la escuela en la que sus hijos van a dar los primeros pasos de una etapa decisiva en sus vidas. 
En Navarra, debido a la importancia tradicional de la enseñanza religiosa y a la zonificación de la Ley del Vascuence, la oferta parece muy variada en teoría, pero en la mayor parte de los casos las cartas vienen marcadas. Veamos la oferta teórica

1. Para situarnos
Tres redes educativas:
  • pública
  • concertada:  Jesuitas, Larraona, San Cernin, Dominicas, maristas..
  • privada: Redín, Miravalles... 
 Modelos educativos y Programas
4 modelos (A, G, B y D) y 2 programas plurilingües (PAI y British)
  • Modelos A: Castellano con la asignatura de lengua vasca
  • Modelo G: Todo en Castellano
  • Modelo B: Asignaturas en castellano y otras en eusquera
  • Modelo D: ikastolas, todo en lengua vasca, salvo la asignatura de lengua española
  • British (castellano / inglés). Inglés es la lengua vehicular
  • PAI  (4 sesiones en Euskera y el resto castellano/inglés). Inglés es la lengua vehicular

2. ¿Cómo determina esta variada oferta los diferentes grupos escolares?
Como hemos avisado, las cartas en muchos casos vienen marcadas.
2.1 Matriculación para iniciar la escolaridad. (a los 3 años)
  • En modelos de castellano de la pública, fundamentalmente en el G, suele producirse una gran concentración de inmigrantes, familias en situación de exclusión  o desfavorecidas, gitanos, niños de pisos de acogida, discapacitados....
  • En modelo D (ikastolas), en la privada y bastantes concertadas se dan tan sólo algún caso (ellos suelen apuntar algún adoptado, algún discapacitado...)
Pero la proporción de problemas ya es desfavorable para los Modelos A y G de la pública desde el inicio de la escolarización. 

2.2 Nuevas incorporaciones a nuestro sistema educativo español
Inmigrantes que se incorporan en algún curso. A veces llegan sin idioma, otras con un fuerte desfase curricular, sin hábitos... Y con frecuencia llegan a lo largo del curso. ¿A dónde van estos alumnos? ¿Al modelo D (ikastolas), a la privada? Pues no, Van al la pública en castellano.

2.3 Movimientos de alumnado entre centros:
Lo mismo ocurre en los casos de traslados de ciudad, con frecuencia de familias inestables, y más en estos momentos de crisis económica.
A veces los traslados de centro se dan en la misma ciudad. Generalmente por problemas académicos o de relación, inadaptación...
En otros casos es el propio Centro quien directamente rechaza al alumno utilizando ciertos eufemismos. “Sugerencias de traslado para que el niño esté mejor”. Suelen venir a la pública en castellano desde modelos D y concertadas.

3. El modelo D (ikastolas)
Por el contrario, el modelo D es un modelo cerrado, que incorpora sólo alumnos nuevos si llegan de otros centros con el mismo modelo lingüístico, el D. De este modo el modelo D "se libra" de todos los casos problemáticos que tiene que acoger la pública en castellano. Si alguien de otro modelo, intenta cambiar al modelo D, debe presentar varios informes de idoneidad. En cambio, la pública en castellano es obligada a acoger todos los casos que lleguen al centro

4. Consideraciones y reflexiones
Lo indicado en los puntos 2 y 3 conlleva continuas salidas y, sobre todo, entradas de alumnos que aportan nuevos problemas y desestabilizan los grupos. Toda esta problemática es para los modelos de castellano. Este es el principal y más grave problema.
Ahora bien, lo que se describe muestra que la sociedad concentra las situaciones educativas desfavorables en los modelos públicos de castellano y en algún concertado. Con frecuencia se convierten en guetos educativos que asumen y concentran toda la problemática social y liberan al resto de la parte alicuota de problemas sociales que les correspondería  atender e integrar. 
En el caso de la enseñanza concertada, la Administración puede "jugar" con las subvenciones para conseguir que un centro de esa Red acepte a algunos alumnos a los que le gustaría rechazar. Pero, por el contrario, el Modelo D (ikastolas) tiene siempre las de ganar: ¿cómo se consigue que un discapacitado, un emigrante... entre en el modelo de "todo en euskera"?
Así, la privada, los modelos D y gran parte de las concertadas quedan en una situación privilegiada: ”la casta educativa”.
Si contemplamos estos efectos desde la perspectiva de una sociedad que tiene que aprender a convivir entre diferentes, que tiene que integrar a todos sus ciudadanos... se está haciendo rematadamente mal. Una clase, un grupo, puede integrar algunos niños con los problemas señalados. Incluso puede ser enriquecedor para esos niños, porque pueden aprender lecciones de vida. Pero si se concentran demasiados casos problemáticos, la integración es imposible  y esa escuela pasa a ser un gueto, donde los pocos alumnos que podrían salir adelante y tirar del resto se ven absorbidos por el ambiente del grupo.
Como es de suponer, toda esta situación condiciona la opción que al final eligen las familias para matricular a sus hijos. 
Y con este panorama, ¿dónde queda el derecho a elegir el centro y el modelo educativo que los padres quieran para sus hijos?

5. La casta educativa 
Los filtros para ocupar plaza en la "casta educativa" son el dinero y el euskera.
Gente que nunca se habría planteado la opción "modelo D", acaban decidiéndose por este modelo lingüístico para evitar los problemas mencionados. Por lo tanto el eusquera está pasando de ser una opción a ser una necesidad, “de ser un derecho a ser un deber”. (son palabras de Joaquín Pascal, que lo expuso/denunció en Diario de Navarra hace ya muchos años. Él había sido Consejero de Educación con el PSN y se arrepentía de lo "tontos" que habían sido por no haber sabido defender la pública en castellano).

6. Un Gobierno D
Para colmo de males el (des)Gobierno actual del cuatripartito ha puesto todos los palos que ha podido en las ruedas del PAI y el British, que, sin duda, son la tabla de salvación para los Modelos A y G en la pública.
Mendoza dixit: “Lo que ocurre con el PAI, y la propia Barcina lo dijo en televisión, es que se diseñó como un instrumento para detener el avance de las matrículas en euskera”.
Con tanta inseguridad en la enseñanza pública en castellano, muchos padres han buscado el refugio de la enseñanza privada.
Que esta política la lleven a cabo Geroa y Bildu, es lo esperado. Pero que Izquierda.Ezkerra y Podemos no se preocupen de la pública en castellano clama al cielo.
Para conjurar el peligro de estancamiento, el Gobierno de Barcos va a promocionar el PAI en el Modelo D (euskera+inglés+castellano, -la fórmula perfecta-) y lo pretende extender por la zona no vascófona.
¡Y encima tienen la cara de seguir hablando de "represión contra el euskera"!
¿Algún gobierno cogerá este tema por los cuernos y evitará que la enseñanza pública en castellano se convierta en un gueto?
Los buenos profesionales que trabajan día a día por dignificarla se sentirán respaldados.

domingo, 12 de febrero de 2017

Magnífico "Manifiesto 11 de Febrero 2017"

Esparza, Ollo, Baráibar, Rodríguez
Sin duda, el "Manifiesto 11 de Febrero 2017", consensuado por las fuerzas convocantes y leído por Pilar, cuyo enlace os pego al final, ha sido lo más relevante y lo más aplaudido en esta convocatoria, a la que la viola de Javier ha prestado un realce y una elegancia bien merecida por nuestras víctimas y sus familiares.
Haced el favor de leerlo despacio, para saborearlo en toda su intensidad.
He subido algunas imágenes a Facebook de los asistentes.

Pamplona Actual,  11 de febrero de 2017
Cientos de ciudadanos se concentraron ayer a mediodía junto al monumento a las víctimas del terrorismo en Pamplona, en la Plaza de Baluarte, secundando la convocatoria lanzada por asociaciones como la Fundación Tomás Caballero, Vecinos de Paz, Sociedad Civil Navarra, Asociación por la Tolerancia, Doble 12 y Libertad Ya .
Con el acto iniciado (Sonata in E Minor, RV40, A. Vivaldi) y cerrado (Preludio de la Suite Nº1, J.S. Bach) con la música de una viola (Javier Horno), y que ha consistido en una ofrenda floral y la lectura de un manifiesto conmemorativo por el 11-F, Día de la Memoria de las Víctimas de ETA.
Pilar Aramburo recordó que el pasado año 2015 el Parlamento aprobó una declaración institucional en la que la cámara proclamaba el 11 de febrero como “Día en  memoria de los desplazados forzosos por ETA y de todas sus víctimas de crímenes contra la Humanidad, como forma de que tales  crímenes puedan ser olvidados y prevenir así que nunca más puedan  volver a repetirse”, aunque pese a aquella declaración, “no ha habido en lo sucesivo convocatoria  oficial” en este sentido.

Al acto han asistido miembros de UPN, PSN, Geroa Bai y PPN, así como el Jefe de la Policía Nacional, Daniel Rodríguez y Javier Hernández, de la Comandancia de la Guardia Civil, que flanqueaban a la representación del Gobierno Foral, la consejera de Relaciones Institucionales, Ana Ollo. Apareció fugazmente, también, Luis Martínez, portavoz de Geroa Bai.
Pilar Aramburo señaló que “las víctimas siempre han respondido con la base firme de las libertades democráticas que tomaron carta de naturaleza con la  Constitución española. Si hoy podemos decir que ETA está derrotada, lo es porque la respuesta a la violencia terrorista fue el Estado de  Derecho. La sociedad española no respondió con violencia, como ETA  deseaba”.
“A todas los ciudadanos que han sufrido el injusto ataque de ETA  y que perdieron la vida o les cambió la vida, les debemos cada 11 de  febrero, el Día de la Memoria, un merecido homenaje por la lección de  humanidad que nos han dado a lo largo de todos estos años. Nunca, ninguna víctima ha respondido con violencia. Su perdón  generoso ha sido explícito en muchísimos actos y su lema dignidad,  justicia y verdad les ha acompañado todos estos años”, añaden.

“Los demócratas recordamos con tristeza que en esta etapa histórica hubo excepciones que mancharon el buen camino. Durante  unos aciagos años, grupos de organizaciones extremistas y ultras  utilizaron instrumentos del Estado para luchar violentamente y de  forma ilegítima contra el terrorismo de ETA. Todos ellos fueron  detenidos, juzgados y condenados por funcionarios públicos, con las  mismas herramientas legales con las que se juzgó a los terroristas. Por ello, de ningún modo estos execrables asesinatos y actos  violentos pueden empañar la actitud y la respuesta, dentro de las  normas del estado de derecho, del colectivo de Fuerzas y Seguridad del  Estado, con el que toda la sociedad tiene una deuda de gratitud por su  enorme trabajo y espíritu de servicio para librar a la sociedad española  del azote terrorista”, afirman para a continuar decir que ” la convocatoria del Gobierno de Navarra del  próximo 18 de febrero nos parece un error y, lo que es peor, a tenor de  lo sucedido esta semana en el Parlamento, revela una insensibilidad  intencionada, evidente y continua del actual Gobierno Foral con las  víctimas de ETA y los funcionarios públicos. Y es que pese a quien pese,  ETA es una criminal banda terrorista, pendiente de disolución y recuperación de las armas utilizadas, derrotada solo por la fuerza de la ley y la razón”.

Las víctimas añadieron que “sin embargo, conviene tener muy presente que hay jóvenes en Navarra que hoy siguen siendo adoctrinados para vivir en el odio  político y en ese totalitarismo que asimila como anti vasco a aquel que  no es nacionalista y además identifica, en una sorprendente asociación, lo español como fascista. Los insultos en las redes sociales o las  agresiones de Alsasua son síntomas muy preocupantes de una  violencia moral, asociada a la política, que no es ninguna invención de  los medios de comunicación”.
Por todo ello piden a los ciudadanos navarros que no se queden callados y consideran que “es necesario que denunciemos esta amarga realidad”.
“Tanto las instituciones públicas como los partidos políticos,  tienen el deber de favorecer la educación en la tolerancia y el respeto,  ya que la cultura del odio político fue la gasolina que bastó para  cometer 900 asesinatos y para sembrar el terror entre miles de  ciudadanos durante décadas”, han finalizado.

Merece la pena leer íntegro el manifiesto, que viene firmado por los convocantes. Es un gran documento.
Increíble el Noticias. ¡Vaya "profesionales"! Lo que no entiendo es qué hacía Ollo con esos extremistas: