Páginas vistas en total

lunes, 20 de mayo de 2019

"Napardi" ("navarral"), aranismo incorrecto


Esta entrada sobre el nombre “Napardi” la tenía pensada desde hace unos años pero, en consideración a Jesús Mari Astráin, buen amigo, colaborador de Desolvidar y presidente de esa asociación durante más de 20 años, la publico ahora, tras su fallecimiento, porque estoy convencido de que, como buen navarro, se habría mosqueado bastante.

Origen del nombre
Dice la página de Napardi:
"El nombre llegó porque a un compañero de fatigas llamado Pepito Aramburu, que trabajaba en la Calle San Antón en un establecimiento expendedor de productos lácteos, casa Baquedano, se le ocurrió proponer: NAPARDI. Es decir: todo lo concerniente a Navarra, o entre navarros. Añadiendo a la palabra de Navarra en euskera el sufijo “di” que lo determina como tal. El bueno de Pepito nunca fue socio de NAPARDI, pero nos dio este nombre que hoy recorre el mundo entero...
Primera reunión... Libro de Actas:  queda constituida el 11 de Febrero de 1953" 


Diccionario Moderno (1977)
Un gol por la escuadra
El bueno de Pepito, quizás sin querer, metió un gol por la escuadra y quitando las telarañas.
Lo de Pepito Aramburu no fue más que una traslación a Navarra de lo que hizo Sabino Arana con el término "Euzkadi" y repitiendo el mismo error. Si Arana añadió el sufijo -di a la raíz "euzko", Aramburu añadió el mismo sufijo -di a la raiz "napar".

Sabino Arana -que no vivió más que 38 años- consiguió (con la ayuda del PNV) que, poco más de un siglo después, la presidenta del Gobierno navarro se llame Uxue, el alcalde de Pamplona, Joseba, el entrenador de Osasuna, Jagoba, una sociedad de prestigio, Napardi, y muchas chicas ( Edurne, Nekane, Jone..,) lleven un nombre terminado en "e", y muchos chicos terminado en "a" (Gorka, Gaizka, Kepa...) porque, según su amigo Astarloa, "los niños, al nacer, lloraban con un llanto que se parecía mucho al sonido de la letra "a", mientras que las niñas imitaban al llorar, más bien, la letra "e"."
Increíble, ¿verdad? Pues así es.
Para profundizar: Nombres "vascos": truhanes y pardillos.

De Euskal Herria a Euzkadi (1901)
Arana conocía muy bien el significado de la palabra Euskal Herria, "tierra del euskera" y no podía soportar que “un barrio de gitanos euzkeldunes, tales como los hay en Nabarra y Guipúzcoa, fuera Euskelerría, y no lo fueran las grandes porciones de población vasca erdelduna (de habla extranjera) que hay en Bizkaya, Alaba y Nabarra”.
Un poco racista, ¿no? Si quieres conocer algunas virtudes más de este sujeto: "Algunas perlas sabinianas"
Así, a la raíz "euzko-" (vasco, pero de raza), para aportar la idea de pueblo y tierra, le añadió el sufijo -di. Quedaría Euzko-di, transformado por alguna regla fonética apañada, en Euzka-di.

Diccionario Moderno (1977)
El sufijo -di
Y sus variantes (al menos en Navarra) -ti, -doi, -doiz, -duy, equivalentes al castellano -edo, -eda (robledo, alameda), -al, -ar (peral, encinar)...
He encontrado en Toponimia Oficial de Navarra algunos topónimos del sufijo -di y sus variantes. Pinchad en lo rojo:
-diLizardi (fresnedo); Pagadi (hayedo); Urkidi (bosque de abedules)
-tiAmezti (quejigal); Irati (helechal); Sagasti (manzanal)
-doiArdoi (cantera, pedregal); Idoi (juncal); Sagardoy (manzaneda)
-doiz: Zamaquidoiz (zumaquera, en Gallipienzo)
-dui: Otaduy (argomal); Bustinduy (1935, arcilloso)

Si nos fijamos, el sufijo -di y sus variantes se aplican mayoritariamente al reino vegetal (como señala mi Diccionario Moderno) y también, en menor proporción, al reino mineral ('pedregal', 'lugar de arcilla'). Pero nunca al animal (txakur-di no existe) y menos al humano (aunque Arana nos "metió" "gizadi", "humanidad"). Por eso, mi diccionario dice con gracia e ironía: "en nuestra ignorancia, no hemos podido averiguar a qué especies botánicas corresponden las raíces  de los especímenes "gazte-di" (juventud), "lagun-di" (amigos), "abes-ti" (canción)". Y yo añadiría uno que me enseñó recientemente  mi amigo Ekaitz Santazilia: "lu-di" (búscalo en el enlace), constructo sabiniano, neologismo incorrecto, formado por "lur" (tierra) y el sufijo -di: "mundo". Y por supuesto "Napardi", también constructo sabiniano y neologismo incorrecto.

Conclusión
Napardi puede estar muy orgulloso de ser la sociedad gastronómica decana de Navarra, de su nuevo local y su sótano, vestigio medieval del Burgo de San Cernin. Muy especialmente de su Gallico, que tanto promocionó el gran Jesús Mari Astráin.
Pero lo del nombre... ¡que en 66 años nadie lo haya denunciado!
Por supuesto, no significa "todo lo concerniente a Navarra", ni "entre navarros". Lo más ajustado sería "navarral, navarreda..." (como peral, arboleda).
Y no es para estar muy orgullosos de que "El bueno de Pepito  nos dio este nombre que hoy recorre el mundo entero".
Por cierto, si se me permite, yo sugeriría "Gallico de San Cernin" o simplemente "El Gallico". Y si alguien lo quiere en euskera, "Oilarra" (pronunciado, "Ollarra"), pero me parece que ya está pillado.

Perdóname, Jesús Mari, pero tenía que decirlo.

No hay comentarios: