Páginas vistas en el último mes

martes, 3 de enero de 2017

El Portal de Francia, 'listo pal servicio'

Portal de Francia: antepuerta, portal y escudo
Cuando uno sube a Pamplona desde el Puente de San Pedro o, siguiendo el Camino de Santiago, desde el de la Magdalena,  parece como si, de repente, se encontrara  transportado a la Edad Media. Y es que el Portal de Francia, la Puerta del Abrevador, está donde siempre y como siempre ha estado.
A esa sensación ayuda la restauración, en 2007, de los engranages del puente levadizo. Ver entrar la Cabalgata por el Portal de Francia es un espectáculo fascinante. No creo que exista una ciudad que ofrezca a los Reyes una entrada tan espectacular.
Date el capricho y haz la entrada a la ciudad -como si fueras el cuarto Rey (o Reina), aprovechando la tecnología de Google Maps.

Antes de entrar en el tema, una pequeña reflexión (ya resuelta, ver foto) que hasta ahora -¡cachis!- nadie me ha sabido resolver. A ver si hoy...



Calle Barquilleros: fuente con asca, abrevadero o abrevador que dio nombre al
Portal de la izda, hoy llamado Portal de Francia
¿Por qué "del abrevador"?
Es sabido que por esa puerta bajaban los caballos a abrevar. Pero ¿qué o quien era "el abrevador"? No creo que se tratara de una persona encargada  de ese oficio, sino que los animales irían a beber con sus respectivos dueños. ¿Y a dónde iban, al cercano río? Creo que tampoco, ya que entonces la puerta se llamaría "puerta del río". Tiene que haber habido, cerca del portal y antes de llegar al río un abrevador o abrevadero (la misma variación que 'comedor' y 'comedero'), una fuente con un asca (ASCA 'pesebre, abrevadero, gamella' (Iribarren VN, Reta HA, Guere- ño VA.) Del vasc. aska 'cuezo, gamella, pesebre'), similar a la de la calle del Vergel, pero más cercana (si no, merecería la pena bajar al río).
A ver si alguien puede ayudarnos.
Actualización 04.01.17
Como veis, los Reyes se han adelantado y nos han traído este bonito regalo: ahí está el dichoso "abrevador" que daba nombre al Portal, luego llamado "de Francia", el asca, fuente con abrevadero, en la Calle Barquilleros, casi en el cruce con la calle del Carmen. Muchas gracias, Sus Majestades, ya puedo descansar (de morir, ni hablar) en paz. Muchas gracias, también, a Ana Mary Olaverri, que ha sabido despertar mi inquietud.
Técnicos municipales y operarios supervisan el estado del puente tras su izado. JESÚS CASO
La historia del Portal de Francia
1. Una de las seis puertas de acceso. El Portal de Francia es la única puerta que conserva su emplazamiento y aspecto original.
2. El Abrevador. Sus orígenes se remontan a la época medieval, cuando la ciudad estaba dividida en tres poblaciones. Era una de las puertas que existían en la primitiva muralla de Navarrería y se conocía como “del Abrevador”. La denominación de la puerta aparece en documentos del siglo XIV y se siguió empleando hasta el siglo XIX, aunque alternando con la más moderna de ‘Portal de Francia’.
3. Dos siglos de obras. Durante el reinado de Carlos V se acometieron obras en las murallas que duraron más de dos siglos. Durante la primera fase de estas obras se inició la construcción del baluarte del Redín. Fue entonces cuando se construyó la primera puerta, el portal de arriba que da acceso a la calle del Carmen. Encima del arco está el escudo de Carlos V y al pie figura la fecha de construcción: 1553. Desde 2007, sus Majestades de Oriente hacen su entrada en la ciudad por esta puerta de la muralla
4. Hace, justo ahora, 5 años hice este vídeo con un nostálgico tango que Iñaki Lacunza, "El Trovador de Pamplona", compuso para este portal, todo un superviviente, al que Iñaki -historiador él- llama con su nombre primigenio: "Puerta del Abrevador"



Técnicos municipales supervisaron  el 20D el mecanismo que pone en marcha el tablero con la maniobra de Derché
LA MANIOBRA DE DERCHÉ
Se trata de un sistema que proviene de 1875 y cuyo nombre responde al de su inventor. Es una modalidad de los llamados ‘puentes de cadena’ que se instaló en todos los portales en 1875, en sustitución de las antiguas palancas basculantes de madera, llamadas flechas. La maniobra permite equilibrar la fuerza necesaria para levantar el tablero con la acción de los contrapesos, haciendo posible que, mediante la acción de las cadenas, pueda subir o bajar la puerta. JESÚS CASO


Diez años abriendo el Portal de Francia para los Reyes Magos
DIANA DE MIGUEL Pamplona
Hasta 1915 (foto izda, imagen de portada), el puente levadizo del Portal de Francia se activaba dos veces al día: se bajaba a las seis de la mañana y se levantaba a las ocho de la tarde. Lo hacía al son del horario que marcaba la campana de San Cernin para la oración. Un ritual que los pamploneses vivían a diario y que se perdió tras el derribo de las murallas. Pamplona dejó entonces de ser una plaza fuerte y, con ello, la obligación de tener que cerrar todas las noches las puertas que franqueaban su muralla - solo una de las seis quedaba de guardia para las emergencias-.
La tradición se recuperó hace ya diez años, en 2007, para un uso mucho más amable y el disfrute de mayores y pequeños. Desde entonces, ese puente vuelve a abrirse cada cinco de enero a eso de las 16 horas, con motivo de la llegada a la ciudad de los Reyes Magos. Días antes el mecanismo que pone en marcha el puente levadizo con la maniobra de Derché se supervisa para que nada rompa la magia de esa tarde.
En concreto, se comprueba el buen funcionamiento del sistema que permite izar el tablero gracias a un par de cadenas que se enroscan en unas ruedas. El conjunto se completa con un par de contrapesos, cada uno de 645 kilos, que contrarrestan los 1.800 kilos del tablero.
La maniobra de este año se realizó  el 20D por la mañana, entre las 10:00 y las 10:30. Fue supervisada por técnicos municipales, representantes de la Asociación de Cabalgata de Reyes, de la Carpintería Hermanos Aldaz y de la metalistería Talleres Marcotegui que comprobaron sobre el terreno el sistema de engranajes y poleas que permiten mover el tablero.
“¡A ver si te portas bien, no me falles!”, gritaba Fernando Lizaur, de la Asociación de Cabalgata de Reyes, a eso de las 10:10 de la mañana con la mirada clavada en el puente. Los técnicos estaban a punto de izar el tablero. Tras cerciorarse de que el puente está “como un chaval”, Lizaur confesaba que desde el 2007 presencia el acto, convertido, dice, en uno de los ritos prenavideños que llenan estos días su agenda. Y lo cierto es que el mecanismo que acciona el puente del Portal de Francia funcionó a la perfección. Hubo, no obstante, que engrasar las poleas y soldar dos pletinas de la base del puente antes de dar por concluida la operación.


Mejoras que, según remarcó el técnico José Reyes, del área de Movilidad del Consistorio pamplonés, no influyen ni en el levantamiento del puente ni en su funcionamiento, pero que resultan vitales “para preservar el buen estado de esta joya arquitectónica de la ciudad”. El próximo año, avanzó Reyes, intentarán aplicar sobre el tablero algún pasivante, al objeto de que el óxido vaya trabajando más despacio sobre el metal.
Ante la atenta mirada del historiador Juan José Martinena Ruiz, exjefe del Archivo Real y General de Navarra, el técnico de movilidad recordaba  el 20D como en 2007 “gracias al buen hacer municipal” se consiguió “en poco más de 40 días” volver a poner en marcha el puente.

Reparación histórica
El Ayuntamiento invirtió 22.000 euros en esta antepuerta que data del reinado de Felipe V. Se restauraron los elementos originales (1753), los mecanismos realizados en 1875 en la fundición de Salvador Pinaqui (Molino de Caparroso) y se sustituyó el tablero por uno nuevo. Un elemento (el puente) que durante el resto del año está inmovilizado y el mecanismo que lo acciona bloqueado con pasadores y candados.
De ahí que  el 20D fueron varios los conductores y viandantes que quisieron inmortalizar con sus teléfonos móviles el momento en el que el puente del Portal de Francia volvió a estar cerrado para preparar la llegada de los Reyes Magos. Un momento mucho más íntimo que el que se vivirá el próximo 5 de enero cuando varios cientos de personas se concentren en las inmediaciones de esta entrada a Pamplona para esperar la llegada de sus Majestades de Oriente. Un histórico acceso que ha dejado para el recuerdo otras llegadas a la ciudad de la comitiva real, como la que durante varios años hicieron en lanchas por el río Arga a la altura del Club Natación. 

No hay comentarios: