Páginas vistas en el último mes

lunes, 14 de enero de 2013

Iñaki Lacunza, el PETA y El Encierrillo


Seis toros bravos bajo la luna

El PETA en Pamplona
Desde hace algunos años, en víspera de los sanfermines, tiene lugar en Pamplona una (des)vistosa protesta protagonizada por el PETA. De modo pacífico (cosa rara en estos lares), exigen acabar con el maltrato a los toros en los encierros y corridas de la Feria de San Fermín y defienden los derechos de los animales.
pincha para ver muchísimo mejor (je,je)
A pesar de que simpatizo con toda reivindicación racional y pacífica, siento discrepar en algunos puntos:
Me da a mí la impresión de que ni los toros (ni los animales en general), ni los vegetales ni las cosas tienen derechos, sino que somos los humanos quienes se los concedemos:
El Monumento al Encierro no tiene ningún derecho, pero nosotros (o mejor, el Ayuntamiento de Pamplona) le concedemos disfrutar del derecho a que nadie se suba sobre él.
El aire no tiene derechos, pero yo sí tengo el derecho de respirar aire limpio en un bar.
Las lechugas no tienen derechos, pero yo sí tengo el derecho de que nadie me las robe de la huerta y el derecho de comérmelas.
El águila perdicera no tiene derechos, pero los gallipienzanos tienen derecho a verla volar por la Cueva Alemán sin que nadie pueda pegarle un tiro.

El toro bravo
El toro de lidia existirá, a mi juicio, mientras sean rentables las corridas de toros. El día en que no lo sean o, como en Cataluña, sean prohibidas, el toro languidecerá y, aunque se mantengan ejemplares en los zoos o en dehesas, sus características de bravura y trapío irán desapareciendo, ya que no hará falta seleccionar a los ejemplares más aptos para la lidia.
La mejor manera de proteger a una especie es conseguir para ella un uso comercial (en el sentido más humano posible).

¡Rafa, que te estoy viendo!

Iñaki Lacunza: El Encierrillo
Y si no hay corridas, no hay encierros. Y sin encierros, no hay encierrillo.
En 1899, el Ayuntamiento decidió convertir la antigua fábrica de gas (abandonada tras la electrificación de la ciudad) en corral permanente para los toros. Por esta razón, los corrales se denominan como de “El Gas”. Ese mismo año tuvo lugar por vez primera el encierrillo (ya sin los gamberros, que espantaban a las reses cuando hacían su recorrido a pie hasta el baluarte de la Rochapea), y con un silencio sepulcral.
Al anochecer, sin una hora fija (hacia las 23 h.), tiene lugar el encierrillo: un acto que consiste en el traslado de los toros y cabestros desde los Corrales del Gas hasta los de Santo Domingo. Esos mismos toros serán los que al día siguiente protagonicen el encierro.
El encierrillo cuenta con 450 metros de longitud y está vedado a los corredores, por lo que sólo los pastores están autorizados a permanecer en el trayecto durante el traslado de los toros. Con el sonido del cuerno, que indica que la calle está despejada, da comienzo el traslado del ganado.
Rendija de Cervera
Pues bien, Iñaki Lacunza, siempre atento a cualquier evento, calle, piedra, monumento... de Pamplona (esperemos que pronto reciba su atención la, ya famosa, rendija de Cervera), no ha podido resistirse al misterio del encierrillo y le ha dedicado esta preciosa canción que, en simbiosis con el vídeo de Desolvidar (no, si al final me lo voy a creer), constituye una auténtica joya que los coleccionistas sabrán apreciar. Pero, mejor, escuchad a Iñaki:




El Encierrillo
(Iñaki Lacunza)


Cuando estalla en fiesta la ciudad,
Reina el silencio al otro lado del río.
Fuego en el cielo, las estrellas al brillar,
Víspera oculta de un desafío.

En la distancia la voz de un mayoral,
Nocturna estampa, hermoso rito.
Los farolillos, los Corrales del Gas,
Fugaz encanto del encierrillo.

Y van llegando a Santo Domingo
Seis toros bravos bajo la luna.
En las murallas un corralillo
Durmiendo ignora su cruel fortuna.
En las murallas un corralillo
Durmiendo ignora su cruel fortuna.

Anuncia el día el eco de una canción
Que escucha el Santo en su hornacina.
Y su cadencia se convierte en oración
De unos valientes por bendición y por guía.

Suena un cohete que desborda la emoción,
Una manada en furiosa estampida.
Veloz carrera que conduce al callejón,
Mozos y astados en duelo por la vida.

Ultimo viaje, última noche,
Al dar las once se abre un portón
Y triste el Puente de Curtidores (1)
A los seis toros les da su adiós.
Y triste el Puente de Curtidores
A los seis toros les da su adiós

(1) Ver el 2º comentario de toda una autoridad en la materia

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Eres único, chiquitín!!!

Anónimo dijo...

Sentida, bonita e inspirada, como todas las composiciones de Iñaki. Salvo un pequeño detalle: el puente de Curtidores, como ya os dije el otro día, se llama puente de la ROCHAPEA. Por favor, no contribuyáis también vosotros a la difusión y consolidación de ese manifiesto error histórico, en el que ha caido hasta el mismísimo Ayuntamiento.
Y como siempre, mi felicitación también a tí por esas sugerentes imágenes (no me refiero ahora solo a las del PETA), que constituyen sin duda el complemento más idóneo para la música de Iñaki, formando ambas cosas una simbiosis en perfecta armonía, que hace que el espectador disfrute simultáneamente con la vista y el oído.
Un abrazo

J. J.

desolvidar dijo...

totalmente de acuerdo en lo de "Puente de la Rochapea". Ya he puesto una nota que lleva a tu siempre atinado comentario. Pero mientras Iñaki no haga algún malabarismo...
Muchas gracias

Anónimo dijo...

¡pero qué precioso todo!(salvo los desnudos) efectivamente hacéis una simbiosis perfecta: ya tengo ganas de conocer a Iñaki Lacunza,
Lourdes Mendiburu

desolvidar dijo...

pero, lourdes, ¿no querrás ponerles un buzo a los toros, elefantes, tigres... Y que en Pamplona los y las del PETA protesten así... ¡es un milagro! Ya podían tomar ejemplo esos que tú y yo sabemos...

Miquel Vivet dijo...

Los derechos tampoco los tenemos los humanos, sino que son "acuerdos" que tomamos entre todos para organizar la manera en que vivimos.
El hecho de que sin corridas no existan los toros de lidia no justifica su maltrato. Tambien seria posible torear sin hacerle ningun daño.

Pablo Roa dijo...

Un saludo:
Soy el autor de la fotgrafía del encierrillo. La que aparece en penúltimo lugar en el video. Me habría encantado que se hubiera contactado conmigo, precisamente en mi blog, de donde seguramente fue descargada. De esa forma habría autorizado gustosamente su utilización. Sin embargo veo que no se ha tenido esa consideración con el autor de dicha obra. Porque eso es una obra (no diría yo que de arte) pero una obra con un autor que quisiera que al menos se le consultase respecto a su utilización. Eso sí que sería Hacer un video con mérito. ¿que le parecería al autor del video que otra persona lo tomara y lo utilizara insertándolo en otro video con una temática ajena? y esto sin decir nada; ¿Qué le parecería, por ejemplo, al autor de la letra de la canción del video, que alguien tomara parte de la letra y la plagiase o la utilizara en otra canción sin autorización?.

Pues eso. Hacer videos en internet con fotos tomadas de internet no debería excluir ser respetuoso con la forma de acceder a la obra de otras personas. No cuesta tanto tanto preguntar y a lo mejor, además de la foto, uno gana amigos. Así desde luego, no!!

desolvidar dijo...

Lo siento si te ha molestado, pero tu nombre de guerra aparece claramente:
pautxo 2012.
No la saqué de tu página sino de internet imágenes.
Para cada uno de los 15 vídeos que he hecho en unos 20 días para las canciones de Iñaki Lacunza en el concierto del Condestable, he usado una media de 35 fotografías, cada una de las cuales tiene un autor. Multiplica los permisos.
Cuando uso varias imágenes de un mismo autor, sí que pido permiso. Ejemplo:
http://patximendiburu.blogspot.com.es/2010/11/dame-un-besito-amor.html
Vuelvo a pedirte perdón, pero te pido que tengas tb encuenta las disculpas y razones que te aporto.
Una preciosa foto.