Páginas vistas en total

martes, 7 de agosto de 2018

El Padre Carmelo: 1.Biografía

Iglesia de los Carmelitas Descalzos; el Padre Carmelo reparte cunas en el Gayarre
Desde que en 1930, con 24 años, vino a Pamplona, hasta su trágica muerte en los Sanfermines del 59, el Padre Carmelo tuvo alborotada a la chiquillería de esta ciudad y ayudó a las familias más necesitadas. Su recuerdo permanece muy vivo en los pamploneses que hoy tienen más de 65 años.
Mi amigo Andoni, el carnicero, me ha conseguido el testimonio de Manolo Gil Beaumont, alguien que lo conoció tan de primera mano que hasta fue cofrade del Niño Jesús de Praga.
Hoy presentamos una primera pincelada: "el P. Carmelo, para los críos era la salvación", dice Manolo.

Los nombres: Carmelo, Carmen, Carmelitas
El nombre de Carmen, tan español, parece originado por un cruce de influjos. Existe en Palestina un famoso monte llamado Carmelo, nombre cuyo étimo sería el hebreo karme, 'vergel, jardín'. De ahí surgió la advocación de 'Virgen María del monte Carmelo', cuyo culto fue difundido en el occidente cristiano, en el siglo XIII, precisamente por la orden de los carmelitas. 
Sabido es, por otra parte, que la mayoría de nombres de mujer en España se originan en base a las diferentes advocaciones de la Virgen, lo que explicaría Carmel, Carmela y finalmente Carmen. Esta última debería su forma final en -n al influjo y prestigio de la forma latina carmen, 'canto, poema'. 
Popularizado por la veneración a la Virgen del Carmen, o Nuestra Señora del Monte Carmelo en Israel, su santoral es el día 16 de julio.
Carmelitas Calzados, entre los actuales Paseo del Redín y calle del Carmen (ver también abajo)
Calle del Carmen y Descalzos
Portal de Francia (o Puerta del Abrevador) a la izda.
Dos calles pamplonesas deben su nombre a los carmelitas.
Los Carmelitas llegaron a Pamplona en 1314 y permanecieron hasta la supresión de 1835, a raíz de la desamortización de Mendizábal. Los signos más visibles de su presencia de cinco siglos largos son el nombre de la Calle del Carmen (en donde estuvo el convento del Carmen Calzado) y, sobre todo, la arraigada devoción a la Virgen del Carmen y a su santo Escapulario.
Los Carmelitas Descalzos (reforma propiciada por Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz) llegaron a la calle de las Carnicerías viejas (que comenzó a llamarse Calle Descalzos) en 1640, después de haber vivido 53 años en el barrio de la Magdalena, extramuros de la ciudad, a orillas del río Arga.
La fundación de los Descalzos, que tuvo lugar en 1587, había sido precedida en 1583 por la de las Carmelitas Descalzas o Teresianas (por Santa Teresa de Jesús). 

El Padre Carmelo. Biografía
Familia Uranga Iraola
Uranga Iraola, José (San Sebastián, 1906-Pamplona, 1959). El padre Carmelo, como popularmente se le conocía, fundó la Institución Cunas, dedicada a la provisión de cunas para los hijos de familias pobres. El reparto de las cunas se realizaba tras las funciones teatrales infantiles que tenían lugar en Navidades en el Teatro Gayarre y en el Coliseo Olimpia. Para estas funciones, todas ellas multitudinarias, el padre Carmelo contó con la ayuda de los pintores P. Lozano de Sotés y Francis Bartolozzi que realizaban los decorados.
Fundó también el grupo de Teatro “Tirso de Molina”, que luego fue alimento de otros grupos posteriores. El padre Carmelo realizó unas treinta adaptaciones de cuentos de los hermanos Grimm, de Perrault y de Andersen, entre las que se pueden destacar: La bella durmiente del bosque, de Perrault; El rey cuervo, de los hermanos Grimm; Aquel zapatero ruso, de Tolstoi; o Dina la forastera, de Andersen. Las representaciones, todas ellas dirigidas por Eduardo Bayona, se celebraron desde 1942 a 1959, año de su muerte.
El padre Carmelo escenificó también en diciembre de 1953 la adaptación del cuento, de Francis Bartolozzi, Trompeta y Trompetín en la isla de los cocodrilos, publicado en tiras cómicas, los sábados de 1950, en el rotativo pamplonés “Arriba España”. Esta obra fue estrenada en el teatro Infanta Isabel de Madrid por Arturo Serrano, director de la compañía 'Infanta Isabel' en diciembre de 1951. La adaptación teatral fue realizada por la propia autora.

1 comentario:

bega dijo...

Cuantos maravillosos recuerdos, del Padre Carmelo, gracias por compartir. Un abrazo. Bejas Bienvenida