Páginas vistas en el último mes

lunes, 27 de octubre de 2014

Ezequiel Endériz (2): Gayarre, La fuente; La rosa, Pamplona

...los de la Montaña en vasco, los de la Ribera en jotas.
Hace unos días me escribía Emilio y me contaba algo terrible sobre su abuelo, Ezequiel Endériz. Que su ficha policial lo definía así: "masón, comunista y homosexual". Y el propio Emilio, para quitarle hierro al asunto, añadía: "casi todos los rojos estaban fichados de esa manera en la posguerra".
Acordándome del pobre José de Aguilar (el de Torito bravo), pensé para mis adentros que contento podía estar Ezequiel de que en la ficha no pusiera maricón, expresión, en la posguerra, más habitual en comisarías, cuarteles y en la misma calle.
Bueno, pues ese "masón, comunista y homosexual" es el autor de estas coplas que nos canta Raimundo Lanas:

3. Gayarre-La fuente
Se me hace muy curioso que esa letra de Gayarre haya sido creada por un rojo. Y más teniendo en cuenta que en aquella época no existía ni Cristianos por el socialismo ni la Teología de la liberación, y, lisa y llanamente, la religión era considerada como "el opio del pueblo". Hay quien habla del carácter contradictorio y cambiante de Endériz. Yo creo, más bien, que Ezequiel tenía sus debilidades. Y su amor a la Jota,  a Navarra y a España  estaban por encima de su ideología.
Aprovecho la jota de La fuente para homenajear a mi manera a dos fuentes de Pamplona felizmente recuperadas: la de La Teja y la del Hierro:

La jota navarra tiene
algo misterioso y grande,
desde que fue la oración
con que rezaba Gayarre
A la fuente voy y bebo
y el agua no la aminoro,
porque yo la restituyo
con las lágrimas que lloro



4. La rosa-Pamplona
El Moncayo no sólo causa admiración en Aragón, sino también en Navarra. Por eso, como muchos otros, yo heredé de mis padres la fascinación por esa mítica montaña. Y, en agradecimiento, a ellos les dedico Una rosa del Moncayo.
La visión de los sanfermines que tiene Ezequiel, presentando a Pamplona como lugar de encuentro de la Montaña y la Ribera, me parece muy acertada. Todo un tratado político de la unidad en la diversidad de Navarra

Una rosa del Moncayo,
hecha de nieve y de fuego,
he de darte, vida mía,
el día que nos casemos.

Pamplona siete de julio,
cantan los mozos y mozas;
los de la Montaña en vasco,
los de la Ribera en jotas.


Si deseáis escucharlas en la Biblioteca digital Hispánica, y comprobar las autorías, acompañamientos, fechas, etc.:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me trae el recuerdo igual que a ti de José de Aguilar...que me encantaba como cantaba TORITO BRAVO...
Me gustan esas jotas y tu publicación ...Yo creo que era un buen hombre!!!!!Nuria de la Hozz

Patxi Mendiburu dijo...

Coincidimos. Muchas gracias, Nuria