Páginas vistas en total

viernes, 30 de agosto de 2019

"El Roncalés", tal y como es

Ante el Monumento a Julián, en la Taconera (gentileza de Marián)
Allá por 2012, en Cartas al director de Diario de Navarra, alguien escribía:
"Soy roncalés y así lo predico allí por donde voy. Cuando explico a quien me quiere oír cómo es mi tierra, siempre recurro al zorcico "El Roncalés" (...): 
Vasco - Navarro soy | del valle roncalés | donde la primavera | por vez primera vi florecer. | El jardín español |de flores sin igual |tiene entre bellas rosas | la más hermosa | que es el Roncal."
Y continuaba:
"Pero, la Coral 'Julián Gayarre', en honor al cual se compuso dicho zorcico, y a la que no resto méritos, canta el mismo con la letra modificada, matando el espíritu del mismo. Manipulando la letra, manipulan la historia, la cultura, las tradiciones, el orgullo de ser roncalés."
Desesperado, terminaba:"¡¡¡Devuélvanme la emoción y el orgullo, por favor!!!"


Las dos cosas feas de la Coral
¿Qué hizo, pues, la Coral Julián Gayarre para indignar tanto a ese roncalés?

Gayarre y Salvador Ruiz de Luna
1. Versión en euskera
Sin pedir permiso a la hija de Salvador Ruiz de Luna, autor de la música y letra de El Roncalés, el precioso zorcico convertido en el Himno del Valle, empezó a cantar una versión en euskera en la que se ocultaba la españolidad de Gayarre y del Roncal:
Lur zabal honetan / liliak ugari / arrosa ederrena /sortu nintzena /Erronkari.
(En esta tierra ancha, / en flores abundante, / la rosa más hermosa / que surgió: / Roncal.)
Sustituyeron "El jardín español" por "En esta tierra ancha". En fin...
Por cierto, según Oscar Salvoch, autor de la biografía más completa de Julián Gayarre, estos eran los sentimientos identitarios del propio Julián Gayarre:
  • hablaba uskara (euskera roncalés), pero eso no le llevaba a definirse como vasco
  • se sentía navarro y se enorgullecía de ello
  • y era español, con toda naturalidad
En resumen: uskaldún, navarro y español.


2. Aún peor: el Día de Navarra 2016 
Otra vez, sin pedir permiso a la hija de Salvador Ruiz de Luna, cantaron -en vez de "El jardín español, de flores sin igual"- esta letra:
Un fragante jardín de flores sin igual
La gravedad aumenta cuando ese insulto a la identidad de Gayarre y de gran parte de la sociedad navarra, que -como Gayarre- nos sentimos navarros y españoles, se produce en el Palacio de Navarra, organizado por el Gobierno de Navarra, en el Día de Navarra y en la entrega de la Medalla de Navarra a un izabar (de Isaba): Pedro Miguel Echenique Landiríbar, roncalés, como Julián Gayarre.
Y el colmo, cuando MªCruz Bona se escuda ante la prensa en que la partitura que cantan es la de José Antonio Huarte, ex director del Orfeón pamplonés, cuando Mª Cruz sabía (era vox populi en los medios musicales de toda Navarra) que esa adaptación de Huarte había sido manipulada por Félix Arellano (F.A.) hacía 30 años, en 1986:
Félix Arellano (F.A.)  implica  en su manipulación a Salvador Ruiz de Luna
(hasta le cambia el nombre), a J.A. Huarte y al Orfeón Pamplonés
El asunto quedó zanjado cuando J.A. Huarte y la Federación navarra de Coros anunciaron que iban a hacer entrega a la Coral Julián Gayarre de la partitura auténtica de El Roncalés tal y como es.

Rectificar es de sabios
Aquel tema me preocupó tanto como al indignado roncalés de Cartas al Director, hasta el punto que, desde que tuve noticias del desaguisado de la Coral Julián Gayarre, saqué 9 entradas (10 con ésta) sobre el tema, dejando claro quién había falsificado la adaptación de Huarte y quién se estaba aprovechando de dicha manipulación para ofrecer versiones espurias de El Roncalés.

Y me llega un wasap de Félix Lus, director de la Coral El Salvador:
"Se lució la coral Julián Gayarre en un espectacular concierto en el que celebraban los 25 años de su creación y homenajeaban a Gayarre en los 175 años de su nacimiento. 
Hermanos Artuch, de Vidángoz (Valle de Roncal)
Como canto final cantaron El Roncales, original de Ruiz de Luna y adaptación polifónica para coro -y respetando la letra original...("el jardín español")- de J.A. Huarte. Fueron muy aplaudidos... A mí se me escaparon las lágrimas... Un abrazo"
Fue el día 10 de Agosto, sábado, en la iglesia de Roncal, con una buena acústica.
Dejaron El Roncalés para el final del concierto (pincha para verlo completo). La presencia de los hermanos Artuch, de Vidángoz, con sus voces y su planta...
Cuando terminaron, aquello se caía.
A Félix se le escaparon las lágrimas... y a mí también.
Y es que, cuando se hacen bien las cosas, la gente, especialmente los roncaleses, lo saben agradecer.
Mirad, mirad. Y escuchad:

1 comentario:

Maria Luisa Aguayo Arrizurieta lo dijo...

Los Roncaleses Cuándo Oímos Ésta Canción La Emoción Y La Nostalgia Nos Llena El Corazón. Soy Roncalesa De Isaba. Adoro Y Añoro Mi Tierra. Gracias Pachi