Páginas vistas en el último mes

domingo, 13 de noviembre de 2016

Pablo Iglesias, las armas y la violencia

 ‘la Pistola Anudada’, en Suecia. Monumento a la No Violencia
Una frase que, en el Hormiguero, Elsa Pataki atribuyó a Trump, cuando su autor era Pablo Iglesias, me ha dado pie a este breve reflexión acerca de lo que opina el líder de Podemos sobre la violencia.

“El derecho a portar armas es una de las bases de la democracia”
El momento más interesante del acertijo se produjo cuando a Elsa se le planteó (2:18) quién dijo esa frase que encabeza este apartado. Pataky no tardó un instante en atribuírsela a Trump
Cuando le dijeron que era de Pablo Iglesias, la expresión de Elsa fue de sorpresa.
¿Saldrán los de Podemos a las redes a linchar a Elsa Pataky por pensar que la frase de Pablo Iglesias era de Trump?


Por supuesto que toda frase, sacada de su contexto, hay que volver a meterla en el contexto de donde se extrajo.
El vídeo original (pinchad ahí, si queréis verlo entero) es algo más largo, pero he preferido quitar algunas cosas de adorno para quedarnos con lo esencial. Y lo que este señor dice, en este monólogo en La Tuerka, hace ya cuatro años, sobre el estado democrático y la violencia  es mucho más lamentable que lo que la frase -que con sentido común Elsa atribuyó a Trump- parece sugerir.
Agarraos, que va:



Si algo sabían los patriotas americanos que expulsaron a los ingleses es que la democracia es incompatible con el monopolio de la violencia por parte del Estado que inventó el absolutismo europeo”, dice Pablo Iglesias.
Analicemos el asunto:



La Democracia
Con todos los defectos que puedan tener, nuestras democracias -siempre perfectibles- van logrando un mejor grado de cumplimiento del respeto a los Derechos Humanos, piedra de toque de cualquier sistema político.
En Occidente, desde la Filosofía de Grecia (Platón, Epicuro...) hasta la Filosofía Moderna, con el Empirismo inglés, de Hobbes, Locke.., hasta Rousseau, se ha defendido la existencia de un pacto, un acuerdo, un "contrato social" por el que renunciábamos cada uno a la violencia y delegábamos en el Estado el monopolio de la misma, a cambio de su protección: Si tú me robas una propiedad mía, yo renuncio a tomarme la justicia por mi mano, con la condición de que sean las leyes del Estado las que me restituyan mis derechos vulnerados.



Iglesias y Lenin
“La democracia es tal si el poder está repartido y si la base del poder es la violencia, el pueblo no puede delegar el fundamento de la soberanía", alegaba durante su monólogo.
Fijaos en el detalle de que Iglesias siempre habla de "el pueblo", "la gente"... Pero si se atreviera a decir "el proletariado", sería la misma teoría que hace 100 años (en 1917) expuso Lenín en "El Estado y la revolución" para la toma del poder:
El Estado no es fruto de un pacto,  sino el instrumento de dominación de una clase sobre otra. La toma del poder será violenta, no por deseo del proletariado, sino porque la clase social dominante no va a renunciar a sus privilegios por las buenas. Vencida la burguesía, se instaurará la dictadura del proletariado  en la que el Estado seguirá ejerciendo una dominación de clase, pero, en este caso, más democrática, ya que ahora la mayoría dominará a la minoría burguesa.



Admiración hacia ETA
Para Iglesias, ETA fue la primera en darse cuenta de las "deficiencias" de nuestra Transición. Cuando todos (menos ETA y él), desde Fraga hasta Carrillo, apostamos por dejar de lado nuestras diferencias ideológicas para pactar un marco de convivencia (la Constitución del 78), ETA pisó el acelerador del terror. 
Iglesias no se atreve a decir en público que la "violencia" de ETA estaba justificada. Pero sí aporta datos (las dichosas "deficiencias", "aquel papelito del 78") que la explican.
De todas formas, con esa teoría de que el pueblo no puede delegar en el Estado el fundamento de la soberanía (la violencia)", justifica -al menos teóricamente- que ETA se haya constituido legítimamente en la vanguardia del Pueblo Vasco frente a los Estados opresores francés y, sobre todo, español.
Así se entiende el buen rollito (ved sólo el principio; es vomitivo) que Iglesias y Podemos mantienen con Bildu en sus Herriko Tabernas.

¡Lamentable! Y lo más triste: que haya gente que parecía que tenía dos dedos de frente, pero que no ha percibido de qué va, tras la máscara del populismo, este pájaro. Lo único que me consuela es que le está quitando a Bildu el pan del morral.

1 comentario:

Ispán dijo...


En definitiva. Bolcheviques y etarras que similitudes. Unos: aquellos bolcheviques leninistas, asaltadores del Estado y golpistas, el exterminio de la clase que llaman burguesa ,por supuesto con cualquier medio desde la tortura y el pistoletazo en la nuca en la cheka hasta la hambruna .Otros, dicense émulos de no se que gudaris, amigos de la bomba lapa y el tiro en la nuca el exterminio o el exilio de los que llaman españolistas, españolazos,burgueses y malos vascos . Ambos dicense únicos representantes del pueblo que como nuevos "moisés" lo conducen a la tierra de leche y miel. En un caso al nuevo paraíso sin clases. En otro al paraiso milenario euscalerriaco sin clases. La mayoría de sus miembros dirigentes en ambos casos procedentes de familias burguesas.