Páginas vistas en el último mes

miércoles, 2 de agosto de 2017

Sra. Beaumont, tiene usted la palabra

¡¡¡Miguel, nos ponemos en tu piel!!!
Han pasado 18 días desde que Miguel recibió un palizón tras el Pobre de Mí.
Una mala bestia consideró que llevar una camiseta del Sporting era una ofensa grave y se ensañó con él.
"Os pido por favor que leáis y compartáis esto para que llegue al mayor número de personas posible y podamos evitar que haya más gente que sufra lo que yo he sufrido esta noche del 14 al 15 de julio en Pamplona.”, decía Miguel en sus cuentas de Face y de Twitter, buscando la ayuda ciudadana.
Pero, aparte de la solidaridad de cientos de personas, la invitación de Osasuna para ver algún partido desde el palco y la condena de la agresión por parte de la Peña Donibane (en su local de la Calle San Francisco ocurrió) y su compromiso de ayuda para dar con el agresor, que yo sepa, no ha habido novedades.
El Ayuntamiento de Pamplona, con tantos reflejos para otro tipo de agresiones, ni siquiera ha sacado una triste nota de condena (perdón, de rechazo) ni la ha incluido en su balance de fiestas.
“Sólo recuerdo que era calvo o tenía poco pelo. Hay testigos que dicen que llevaba una camiseta oscura (unos dicen que roja, otros que azul), y que iba acompañado de otros tres amigos, uno de ellos vestido con una camiseta de Indar Gorri.
Pero había mucha gente en el bar, y seguro que alguien vio todo, puede aportar algún dato o identificar a ese asesino en potencia que me dio una paliza sólo por llevar una camiseta de un equipo de fútbol”, continuaba Miguel.
A mí me resulta muy extraño todo esto.
Entiendo que el agresor no se entregue en un primer momento, pero después de consultar las cosas con la almohada, lo normal me parece entregarse… a no ser que cuente con ayuda que le haga confiar en que no le van a pillar.
Las personas con las que iba el agresor lo están encubriendo y, por tanto, también se la están jugando. Pero, lo mismo que el agresor, también confían en que no les va a pasar nada.
Resulta difícil creer que nadie haya visto nada. Por tanto, creo que estamos ante otro caso de silencio cómplice.
Y digo ‘otro’, refiriéndome a Alsasua. ¿Alguien se cree que no hay vídeos de lo que pasó con la agresión a los dos guardias y a sus parejas? Sin embargo, ¿alguien ha visto en Internet algún vídeo? Yo, desde luego, no.
Por otra parte, Miguel presentó la denuncia ante la Policía Foral.
Contra el anteproyecto de ley de policías de Navarra elaborado por el Gobierno .
IÑIGO ALZUGARAY  Navarra.com
Malos tiempos para los forales
En el plazo de tres días dos sindicatos de la Policía Foral han formulado sendas denuncias sobre la deficiente gestión de los responsables del Departamento de Interior, con su consejera Mª José Beaumont al frente.
Recordemos que la titular, Mª José Beaumont, fue una de las consejeras propuestas para dicho cargo por EH Bildu.
Por una parte, el sindicato nacionalista ELA pone en evidencia la falta de personal y medios para desempeñar los servicios encomendados en Sanfermines.
Goldaracena, Bildu, alcalde Tafalla
Pero, si esto es ya grave, me interesa aún más destacar “la campaña de descrédito de la imagen de Policía Foral en Tafalla” a raíz de la incautación en una bajera de la localidad de cierta cantidad de alcohol y drogas que ha sido silenciada por las habituales comunicaciones oficiales.
Se da la circunstancia de que dicha campaña contra los forales, además de municipales y Guardia Civil, está auspiciada por EH-Bildu e Izquierda Unida, dos de los grupos políticos del gobierno cuatripartito, hoy al frente del ayuntamiento tafallés:
“Tafalla no es ajena a esta realidad y en la actualidad tenemos más policías que nunca, precisamente en un momento de menor tensión política. Guardias Civiles y Forales llevan en lo que va de año cientos de controles que no consiguen sino incordiar a la juventud y a la ciudadanía. Además, tenemos una Policía Municipal que la hemos visto transformarse y militarizarse las últimas décadas hasta perder su antiguo carácter de alguaciles, de guardas urbanos. Alejándose, cada vez más de la estima ciudadana.

Y ante este comunicado de Bildu, la Consejera Beaumont, en actitud pasota, calla. Claro, fue propuesta para ese cargo por Bildu. ¡No va a tirar piedras contra los suyos!
Volviendo al tema de la brutal agresión a Miguel. Si en Tafalla (alcalde de Bildu) para halagar a cierta juventud,  son capaces de decir:
“Dentro de la Policía Municipal no hay duda que hay buenos profesionales, pero su labor queda totalmente deslucida por la actuación de algunos de sus miembros, de sobra conocidos, que se dedican obesivamente (sic) a perseguir a vecinos y vecinas con una aplicación exageradamente estricta de las leyes.

Firmando un convenio para compartir herramientas de gestión
de policías. IÑIGO ALZUGARAY  Navarra.com
¿Qué garantías tenemos de que en Pamplona (alcalde de Bildu) no vayan a sacar un comunicado similar? ¿Por qué el agresor y sus cómplices tienen tanta confianza en que no les va a pasar nada? ¿Responderemos lo mismo que con el caso de Tafalla?:
"Claro, fue propuesta para ese cargo por Bildu. ¡No va a tirar piedras contra los suyos!".
Si Bildu se entromete en las actuaciones policiales de Tafalla, y la consejera calla, no hay motivos para que no interfiera en las de Pamplona.
Señora Beaumont, tiene usted la palabra. O mejor: tiene usted la oportunidad de desmentir con hechos los temores y sospechas de muchos ciudadanos.

No hay comentarios: