Páginas vistas en el último mes

jueves, 4 de agosto de 2016

1975: Los Sanfermines de La Trastienda


Después de todo lo que se ha dicho de La Trastienda..., que si el destape, que si la Cantudo.., me esperaba una visión de los sanfermines muy deformada. Yo lo único que me ha parecido muy forzado ha sido el intento de presentarnos a los pamplonicas como muy vasquitos (boinas, “agur y tal”, “euria da ta euria da”) y, a la vez, muy maños, como en esa jota horrible que hasta me ha dado vergüenza poner la letra. En ese afán forzado de presentarnos como ni éramos ni somos, lo más ridículo que he visto nunca es a un tipo prepararse para el encierro, atándose unas abarcas y con calcetines de lana bien largos y gordos. Yo creo que han confundido “el Encierro” con “Olentzero”. 
Dejando de lado estos detalles vascorros o bastos, hay que reconocer que, además de una excelente grabación del Encierro del día 9, en el que murió Gregorio Górriz (aunque, por centrarse tanto en el montón, se les haya escapado la cogida),  hay cosas muy destacables y alguna absolutamente inédita. En el vídeo he destacado las siguientes:

1. Me ha encantado ver a la Banda Popular del Maestro Bravo (Gumersindo). Ya tenía mérito este hombre, metido en esos fregados con 83 años!
2.  También me ha sorprendido esa Banda militar tocando las Dianas (al fin y al cabo, el origen de las dianas es totalmente militar, como el "Quinto levanta..."
3. Lo que más me ha emocionado ha sido contemplar El Momentico desde las campanas de la Torre Norte y el repique del badajo de la  Campana María. Ver a los Gigantes bailando en el atrio desde esa altura es algo que no había visto nunca. Por cierto, vendría muy bien que algunos no confundieran otros momenticos entrañables con El Momentico por antonomasia, el del atrio de la Catedral.
4. Otra curiosidad que he señalado es la del Cántico del Encierro a un San Fermín instalado en una ventana del antiguo Hospital Militar, como sucedió entre 1962 y 1981, año en el que se pidió permiso al Ayuntamiento para hacer la hornacina actual, en la parte contraria de la calle.
5. ¡Y qué me decis de verle a Miguel Ángel Alústiza dirigiendo el Apartado con la misma garra con que lo hace ahora!
6. Del fatídico encierro en el que murió Gregorio ya hemos hablado en una entrada anterior, así que a ella os remito. Lo único, decirle a la enfermera que el Capotillo de San Fermín vino al año siguiente en forma de Santa Gatera (enhorabuena a su inventor), que tantas vidas habrá salvado.
Por cierto, si consideráis que me he dejado algo importante por señalar, ya sabéis cómo hacérmelo llegar: comentario, correo...

1 comentario:

Anónimo dijo...

Curioso ver como eran los Sanfermines en esos tiempos... los encuentro mas tranquilos en cuanto a "desfase" popular pero creo que ahi empezo a mezclarse con la politica aberzale de extrema izquierda y se jodieron, a mi entender, para siempre.
En aquel tiempo yo tenia 5 años. Empece a vivir las fiestas en 1982.