Páginas vistas en el último mes

miércoles, 17 de agosto de 2016

43,03 ¡Dios mío, qué he hecho!


Cualquiera que haya corrido 400 lisos, sabe que se enfrenta al reto más duro del atletismo. Y es que hay que ir a muerte desde el primer metro. 
Recuerdo una carrera en el Ruiz de Alda (hoy estadio Larrabide). en la que me exigí tanto que fui muy por encima de mis posibilidades. Cuando llegué a la recta final y el ácido láctico empezó a hacer de las suyas, se me cruzó por la mente un pensamiento: "¡Qué bien se tiene que estar en el suelo!". 
Y allí me encontré (más vale que era la pista de ceniza), con la rabia de no haber podido llegar a meta y sin haber hecho la que seguro iba a ser la marca de mi vida. Pero fue un alivio: al fin se había acabado aquella tortura.
Luego, 25-30 años después, corrí carreras más largas, maratones.., pero como en aquella carrera de 400, jamás he sufrido tanto. Al revés, en alguna media maratón las endorfinas se pasaron unos cuantos pueblos y me proporcionaron momentos de felicidad indescriptibles.
Pero en 400 no hay placenteras endorfinas y sí agudos cristales de ácido láctico.



Por eso, cuando he visto al sudafricano Van Niekerk ir por la calle 8 (la peor calle), sin referencias, y todo el rato en cabeza.., cuando ha encarado la recta final con los dos favoritos pisándole los talones.., y cuando en los 60 últimos metros ha metido el turbo y se ha despegado de sus rivales, riéndose del ácido láctico a mandíbula batiente, me ha parecido que aquello no podía ser real. Y, encima, pulverizando el récord del mundo del mítico Johnson.



Cruzada la meta, mientras los demás caían al suelo o lo abrazaban descompuestos, él miraba tranquilo el tiempo que había hecho, veía que había batido el récord del mundo, pero parecía escéptico.
Quizás a la noche, metido en la cama, en la soledad de su habitación, empiece a asimilar la hazaña que ha hecho este grandísimo atleta, el único en toda la historia que ha sido capaz de correr los 100, 200 y 400, en menos de 10 (9,98), 20 (19,94) y 44 segundos (43,03; y los 43, al caer).



Por cierto, ¿alguien podría explicarme esto? Son imágenes extraídas del propio vídeo. Según las imágenes, Van Niekerk bajó claramente del tiempo que le asignaron:

Imagen del instante de la salida
Aunque el crono de la tele todavía está en 0,0, el del estadio ya marca 0,1. Los atletas, aunque aún no han despegado la zapatilla de los tacos, están ya estirando las piernas


Imagen del momento de la llegada de Van Niekerk. La diferencia entre ambos cronómetros sigue siendo de una décima: 42,8 el de la tele y ya 42,9 el del estadio. Siempre por debajo del 43,03 que le dieron



7 comentarios:

Echenique dijo...

Me pregunto si, en 400 lisos, sirven de algo las referencias cuando hay que ir a tope los 400 metros con o sin endorfinas o lactosas. La referencia de que no lo estoy alcanzando, ni con curva a mi favor, puede ser altamente disuasoria y desmotivadora. Por el contrario, la referencia de los talones lejanos, a pesar de las curvas, puede ser la motivadora de ese impulso final y record del mundo.Por cierto ¿ hace cuánto que no caía este record ? Enhorabuena Desolvidar por esta entrada y el lenguaje épico.

Patxi Mendiburu dijo...

Nadie quiere la calle 8. Por algo será

Echenique dijo...

Y la calle 1 ? No será quizás por ser calle límite ?

Patxi Mendiburu dijo...

La calle 1 tampoco es buena porque, aunque controlas a todos, es la más pisoteada. Y eso se notaba mucho, sobre todo en las pistas de ceniza

Pilarcho dijo...

Yo no entiendo de atletismo Patxi pero creo que he encontrado el porqué aparece 42,80 y 40,03.
Si ticas en el enlace de Van Niekerk que has puesto en rojo en este artículo te sale su ficha. Ahí aparece 0,181 segundos como "tiempo de reacción", que no tengo ni idea que es, pero si se lo sumas a los 42,8 salen los 43,03. Espero haberte ayudado, es posible que sea por eso.

David Esquivel dijo...

Hay q recordar q el cronometro q aparece en el estadio y pantalla no es el oficial, , ! El tiempo oficial sólo esta en manos de los jueces, por eso vemos que corrigen los tiempos una vez terminan la prueba a veces sumando o restando una centésima pero puede haber casos q corrigen hasta décimas. Puedes mirar lo q pasó con el record mundial de 100 m vallas, hubo un error con el tiempo de la pantalla pero el oficial marcó otro, q era el q realmente cuenta https://www.youtube.com/watch?v=B8anuMyJU2k Pero lo q pasó es esto: recuerdo que alguna vez me explicaron que el tiempo que aparece en el estadio o en pantalla empieza a contar desde que el primer corredor empieza a correr, no desde que se da la señal de salida, esto es para poder detectar si alguien se adelanta antes del disparo, es decir que una vez que cruza la meta hay que sumarle el tiempo de reacción para tener el tiempo real, por eso cuando cruza la meta dice 42.8 y ha eso hay que sumarle el tiempo de reacción que tuvo al inicio el cual en promedio es de 0.2 segundos. Si hacemos cuenta más o menos el tiempo de van niekerk si es 43.03

Patxi Mendiburu dijo...

Veo un poco complicada tu hipótesis, Davis Esquivel, ya que el tiempo de reacción de cada corredor es diferente. Con lo que haría falta un cronómetro por cada calle que se ponga en marcha cuando el corredor abandone los tacos. Interesante tu comentario