Páginas vistas en el último mes

jueves, 20 de julio de 2017

Pioneras del Encierro

Maggie Cerise nos ha mandado un comentario (6º). Muchas gracias
Ekiñe, la corredora que ha hecho unos comentarios muy interesantes en esta entrada, me ha mandado estas fotos que he añadido al álbum de Facebook: Mujer y Encierro.

Fue en 1975 -aún no había muerto Franco- cuando mi hermana Mariví, que entonces tenía 21 años, decidió que iba correr el Encierro. Fueron los Sanfermines de La Trastienda y de aquel montón tras el cual fue corneado de muerte mi ex-compañero de atletismo Gregorio Górriz.
Para que su acción no pasara desapercibida, se puso de acuerdo con la entonces corresponsal de la revista Cambio 16Alicia Rivas, también dispuesta a correr, y ambas se reunieron para preparar el asunto.
Antes que ellas, otras mujeres lo habían intentado, pero los propios mozos echaban a las mujeres que trataban de correr el Encierro.
Y no sólo en el Encierro. Había mozos -y gente, en general- que no querían ver a la mujer participar ni siquiera en la salida de las peñas de la Plaza de Toros, todo un espectáculo en aquellos años. Y el mejor modo para que ni lo intentaran era meterles mano. Y lo hacían con todo el descaro del mundo, amargándole la tarde a la cuadrilla de chicas que intentaba entrar.
Y es que todavía los sanfermines se consideraban “cosa de hombres”
 
Marichu Olazarán y Celaya. Peña Muthiko Alaiak
La mujer en las Peñas
Sin duda, la Peña Muthiko Alaiak fue siempre la pionera y las mujeres eran socias de la Peña en igualdad con los hombres.
En los años sesenta, “en la primera asamblea que hubo sobre el tema, salió por unanimidad que fueran socias con todos los derechos”, recordaba la presidenta de la peña.
Pero en el resto de peñas tuvieron que esperar hasta los años 80. Fue entonces cuando decidieron que “no queríamos ser las novias de, madres de o amigas de... Queríamos ser nosotras en la fiesta. En las peñas no se nos regaló nada, hubo que pelearlo.”


Objetivo cumplido
Ya el año anterior de 1974 había sido derogada por fin la normativa sobre festejos taurinos, por lo que, sobre el papel, las mujeres ya podían participar. El problema era que, a pesar de ser legal, la autoridad competente las sacaba del recorrido y la actitud de muchos mozos que no las admitían.
Así que buscaron la solidaridad de algunos corredores, amigos y familiares, para que les sirvieran de parapeto en el caso, probable, de que intentaran echarlas del recorrido.
Al final, no hubo necesidad de protegerlas ya que nadie intentó impedir su derecho y ellas cumplieron el objetivo que se habían marcado.
Mariví y Alicia fueron las primeras. No quisieron demostrar que podían correr igual o mejor que los hombres, sino que exigieron a la autoridad y, sobre todo, al resto de corredores el derecho que tenían -el mismo que nosotros- a correr en el Encierro.


Paradojas de la vida
Recientemente (2016), las mujeres que fueron pioneras en exigir la igualdad de derechos en las peñas y en los Sanfermines han recibido un homenaje en reconocimiento a su lucha por la igualdad.
Paradojas de la vida, alguna de ellas le decía a mi hermana en el 75: “las mujeres en el Encierro no hacemos más que estorbar”
Esperemos que no siga pensando lo mismo.

6 comentarios:

ekiñe dijo...

Yo soy una chica de 23años, de pamolona y llevo 5 corriendo encierros. Recuerdo mi primer encierro fue el 11de julio de 2012, una fecha en la que la igualdad estaba presente pero en mi caso no, dentro del recorrido recibi mil insultos, comentarios desagradables... Incluso intentaron sacarme del recorrido solo por ser mujer. Pero a dia de hoy estoy orgullosa de no aver abandonado mi aficion porque hoy en dia cada vez que me meto en un encierro recibo alagos, animos, me desean suerte... Me siento una más. Y eso es algo maravilloso el como van cambiando las cosas, y dejan de lado el sexo, solo se fijan en la pasion, el sentimiento y el deseo de formar parte de una misma carrera. Porque las aficiones, pasioned y sentimientos unen mucho.

Patxi Mendiburu dijo...

A qué crees que se debieron los insultos de 2011? Ibas sola? Y a qué, los saludos de ahora? Te conocen?
Muchísimas gracias por tu bonito comentario

ekiñe dijo...

Pues la verdad que todos los encierros que he e corrido iba yo sola, y no se si los adultos de ahora me conocen la verdad ...

Patxi Mendiburu dijo...

Dos veces valiente!!!

Patxi Mendiburu dijo...

Tienes alguna foto corriendo? Me la podrías mandar a:
patximendiburu@gmail.com
para publicarla en esta entrada?
Muchas gracias

Anónimo dijo...

Hola, solo quiero contactarte y comentar tu reciente publicación en el blog "Pioneras del encierro". Durante los últimos 5 años, corro La Curva durante San Fermín (soy la chica en la banda roja en su primera foto) y recientemente comenzó a planear viajes a otros encierros para correr también. Soy de los Estados Unidos y estoy enamorado de Navarra, San Fermín y la gente local (muchos de los cuales han compartido tu artículo conmigo). Cada año corro La Curva con 2 de mis hermanos, que también se han enamorado de la zona y el festival. Yo sólo quería decir que en los años que he ido - nunca he tenido un mal encuentro. Todo el mundo en el encierro ha sido acogedor, así como en las calles durante los días y noches. Yo no correría si la gente de Pamplona pensara que sería irrespetuoso, quiero respetar tu ciudad y sus tradiciones. Creo que las mujeres tienen un papel específico importante, y los varones tienen un papel importante específico - y no es lo mismo. Yo no corro a probar nada para las mujeres. Corro porque amo la ciudad, el festival, la gente y la experiencia. Nadie puede realmente explicar por qué se ejecutan - nadie puede explicar duende. Espero que tal vez un día mis hermanos y yo podamos conocerte. Debo a todos los navarranos un kalimotxo por invitarme a su ciudad y dejarme sentir como si un pedacito de ella estuviera en casa. YFM mi amigo
Maggie Cerise