Páginas vistas en el último mes

martes, 22 de diciembre de 2015

"Navidad" en la Pamplona de mi niñez


Me quedé con pena de no haber podido asistir a la presentación del libro de Juan José Martinena "La Pamplona de Posguerra..." y, en venganza, me las he ingeniado para buscar imágenes, algunos trocitos de película, para ambientar esta canción navideña (no villancico; gracias Jokin) que hoy os presento.
Se titula "Navidad", pero todos la conocemos como "Campanitas que vais repicando". Es, sin duda, una de las canciones más bellas (y nostálgicas) de Navidad. Según la Biblioteca Nacional, su autor no es Machín -como se dice en muchos sitios-, sino Leopoldo González Porres* (1890-1980; he encontrado en la BNE obras suyas, pero nada sobre su vida). Luego, en el 54 lo interpretó Antonio Machín y, años después, en el 94, El Consorcio, a los que hoy escucharemos.
*Actualización: Leopoldo González Porres nació en Santander, pero a los cinco años se trasladó a La Habana. Vivió su juventud en Cuba, de donde pasó a Florida (creo). Parece ser que su música se enmarca dentro del área del Caribe.


Recuerdos
Era hacia el 20 de diciembre del 61. Tras pasar el 1er trimestre en el Seminario de Tudela, volvíamos en autobús a Pamplona, a casa, a pasar las navidades. Yo me recuerdo canturreando alegre, para mis adentros, eso de "ay qué triste es andar por la vida, por senda perdida, lejos del hogar" que recién había aprendido. Esos tres meses lejos del hogar habían sido la 1ª salida larga (antes, un mes en las Colonias) de mi vida. Para rato sospechaba que los efectos de ese "lejos del hogar" los iba a vivir en mis carnes después de las navidades, tras el calor de mi familia, los turrones, las partidas al parchís... La vuelta, después de Reyes, a Tudela fue criminal: me agarré la mayor murria de mi vida. Estuve como dos horas, solico, llorando a moco tendido por las calles de la capital de la Ribera. Tenía 12 años recién cumplidos.

El vídeo: concesión a la nostalgia
Pero centrémonos en el vídeo. Si has comido en las cantinas escolares y has ido a las Colonias de Zudaire (a ver si te reconoces) o has estado allí de señorita; si te has bañado de niño cerca del Puente de San Pedro o has jugado en el Redín; si has conocido al Sr. Elizari, el último cordelero, fabricante de cuerdas (¿recuerdas?) de Pamplona.., vete preparando el pañuelo (mejor, la sábana), porque vas a ver girar de verdad las ruedas que en la imagen de portada ves quietas, y vas a ver trabajar al paciente (pincha y sabrás por qué) cordelero. Son unas imágenes que muy poca gente ha visto (Martinena y 4 más) y que, por primera vez, suben a la Red. Pertenecen a la película de Antonio Ruiz "Pamplona, lo que va de ayer a hoy".
Disfrútalas y compártelas con la gente a la que quieres, especialmente con tus amigos pamploneses que estén fuera estas navidades. Es una bonita (y nostálgica) felicitación.



Navidad (Campanitas que vais repicando)
Leopoldo González Porres

Campanitas, que vais repicando,
Navidad vais, alegre, cantando.
Y a mí llegan los dulces recuerdos
del hogar bendito donde me crié.
Y aquella viejita que tanto adoré;
mi madre del alma que no olvidaré.
Navidad que con dulce cantar
te celebran las almas que saben amar.
¡Oh, qué triste es andar en la vida
por senda perdida, lejos del hogar,
sin oír una voz cariñosa
que diga amorosa: ¡llegó Navidad!

Ver comentarios en Face

9 comentarios:

Gelu dijo...

Buenos días, Patxi Mendiburu:

Qué bien has explicado tus sentimientos de esas vacaciones navideñas, desde el viaje en autobús hasta el regreso al colegio.
He buscado entre mis discos de Antonio Machín, y aparece esta conocida canción en un disco doble del año 1981: ‘Todos sus éxitos inmortales’-40 éxitos-, en el Disco 2- cara A: NAVIDAD (Leopoldo González).

Abrazos.
P.D.: ¡Felicidades! por tu cumple, aunque sea con 8 días de retraso.

Anónimo dijo...

Precioso, música e imágenes.
Pablo

Anónimo dijo...

Patxi, qué emocionante tu entradica de hoy. Yo que soy de tu generación y de tu barrio, qué bien recuerdo a los cordeleros. Mis trenzas alguna vez también se engancharon en los hilos de cuerda y el Sr.Elizari se enfadaba bastante y con razón. Mis rodillas fueron curadas en alguna ocasión con el botiquín de la fábrica de Pedro Mayo, pues entonces nuestras diversiones se materializaban casi siempre corriendo a pillar, al escondite, a tres navíos en la mar, etc y el asfalto del Redin era tierra y piedras, te acuerdas?
En cuanto al Puente San Pedro, el año pasado lloré a moco tendido al descubrir que no quedaba nada de nuestra playita de guijarros donde nos bañabamos todos los niños y muy poco de nuestra "arboleda", donde yo hacía cada primavera coronas de margaritas. En fin, gracias por traer de vez en cuando a tu blog estos entrañables recuerdos. No dejes de hacerlo. Ah, ... y se quién es tu delator de la calle del Redin.
Un infancianavrazo. Anamary.

Edurne Elizalde dijo...

Muchas gracias Patxi,!todos los días nos emocionas con tu blog!.!! Felíz Navidad!!

manolo dijo...

Simplemente Feliz Navidad para los hombres de buena voluntad como tú.

Anónimo dijo...

tú querías quedarte en Pamplona con tu familia y no querías ir a Tudela. Normal que lloraras tanto, pobrico Pachicu!
Paqui

Kapusta dijo...

me ha hecho gracia ver a Tocamari con el tamboril

bega dijo...

Gracias, por tan maravillosos recuerdos, entodos esos lugares he estado, amen de ser amiga de la Familia Elizari, y con sus hijos alguna ves le he dado a la rueda, conoci hasta su padre, gracias por tantas emociones. Un abrazo y Feliz Navidad. Bejas-Bienvenida

Echenique dijo...

Si mi infancia fué muy feliz correteando por el redín y sus murallas y ascendiendo los árboles de la plazuela San josé, la Navidad pamplonesa me hizo doblemente feliz. Hoy, al rememorar tan bellos recuerdos, la felicidad se ha cebado conmigo. Gracias Desolvidar y Feliz Navidad a todos los desolvidadizos.