Páginas vistas en total

martes, 28 de mayo de 2019

La asignatura pendiente de María Chivite

Junio de 2007. El entonces candidato del PSN, Fernando Puras, y su asesor, Alfonso Arroyo,
 dan la mano a los miembros de NaBai, hoy en Bildu, Patxi Zabaleta y Maiorga Ramírez
María Chivite solemnizó ayer lunes en la reunión de la Comisión Ejecutiva Regional: 
"Terminaremos lo que empezó el 28 de abril con las elecciones generales en España y lo que hace doce años no pudimos concluir en Navarra".
¿Cuál es la asignatura pendiente de Chivite y, al parecer, también del PSN?
Pero antes...

Hablemos de pactos                                                                                                 por Luis M. Sanz
Los navarros han castigado al cuatripartito y han dejado a Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra sin posibilidades de reeditar la fórmula de gobierno que ha gestionado la Comunidad foral durante los últimos cuatro años. Estos cuatro actores políticos estaban de acuerdo en dar continuidad a su proyecto nacionalista otra legislatura más, pero los electores les han retirado la confianza que les dieron en 2015, no han logrado sumar 26 parlamentarios (se han quedado en 20) y se abre la puerta a otros posibles pactos de gobierno.
Si el cuatripartito ha perdido la mayoría, los grupos que han ejercido la oposición, Navarra Suma y PSN, han dado un salto hacia delante que les permitiría gobernar con holgura. Sus 30 escaños posibilitan el entendimiento entre las dos fuerzas más votadas en estas elecciones, a pesar del distanciamiento que han mostrado sus líderes a lo largo de la campaña. Las dos formaciones políticas participan de un constitucionalismo activo y cuentan con la experiencia de haber acordado en el pasado con distintos fórmulas: gobierno de coalición, pactos presupuestarios, acuerdos de gobernabilidad... Y con un resultado que se refleja en los índices económicos, sociales y de bienestar que se aplauden y se ponen de ejemplo en el resto de España.
Sin embargo, quien decide no es Navarra Suma, que prácticamente dobla en escaños al segundo. Decide el PSN. Su candidata, María Chivite, tiene la llave del futuro gobierno. Y aritméticamente tiene otra opción: un pentapartito. Todos menos Navarra Suma. PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E. Un acuerdo a cinco bandas, porque el plan de Chivite de gobernar con Barkos, más Podemos e I-E no da si no se incluye en la ecuación a la izquierda abertzale, ya sea desde dentro o desde fuera. Chivite necesitaría la participación de Bildu para ser presidenta y para gobernar a lo largo y ancho de los próximos cuatro años. Se parecería demasiado a los denominados "gobiernos frankenstein".
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar
Estas son las variantes reales de gobierno. Pero la elección de una u otra puede depender de todo un abanico de circunstancias. Como por ejemplo, las necesidades de Pedro Sánchez para su investidura y las consiguientes contrapartidas que le podrían exigir; o de los acuerdos que necesariamente se van a dar en las diferentes comunidades autónomas, ante la falta de mayorías absolutas; y, sin duda, del reparto del poder municipal y de los cargos institucionales de mayor calado, como la presidencia del Parlamento foral.
Pero antes de que los candidatos y las candidatas comiencen a hacer sumas y restas, que por otra parte son bastantes sencillas, convendría que se preguntaran qué han votado los navarros: y lo que han dicho, de forma mayoritaria, es ‘no’ al cuatripartito y a sus políticas nacionalistas.
***

PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E: un idilio anunciado
Recordemos esta última frase de Luis M. Sanz:
convendría que se preguntaran qué han votado los navarros: y lo que han dicho, de forma mayoritaria, es ‘no’ al cuatripartito y a sus políticas nacionalistas.
Pero María Chivite (y el PSN, con el visto bueno de Madrid) tiene otros planes, planes coincidentes con las necesidades de Pedro Sánchez para su investidura.
Quiere sacarse la espina que tiene clavada desde la VII legislatura (2007-2011), cuando fue por primera vez parlamentaria foral:
"Terminaremos lo que empezó el 28 de abril con las elecciones generales en España y lo que hace doce años no pudimos concluir en Navarra"
Ahora entendemos su insistencia. Se ha pegado toda la campaña electoral diciendo bien claro: "Queremos liderar un gobierno de progreso en esta Comunidad y no le vamos a dar nuestros votos al señor Esparza (Navarra Suma)".
¿Y que fue "lo que hace doce años no pudimos (el PSN) concluir en Navarra"?
Nos lo cuenta Wikipedia, con la brevedad y precisión habitual:
Sí, la misma (pincha)
El 30 de septiembre de 2006 Fernando Puras fue nombrado por el Comité Regional del PSN-PSOE, con un 99% de votos favorables, candidato del PSN-PSOE a la Presidencia del Gobierno de Navarra en las Elecciones Autonómicas de 2007, en las que el PSN quedó como tercera fuerza por detrás de UPN y Nafarroa Bai.
Pese a que la federación navarra del PSN había votado mayoritariamente por un gobierno junto con Nafarroa Bai e Izquierda Unida de Navarra, la dirección federal del PSOE impuso el apoyo al gobierno de UPN; por lo que el 6 de agosto de 2007 Puras presentó su dimisión como parlamentario y portavoz del PSN en el parlamento navarro.
Y Diario de Navarra hace dos años, el 6 de Agosto de 2017, diez años después:
Diez años después, el PSN ha celebrado su XI congreso, revalidando a María Chivite como secretaria general. Los socialistas se proponen en 2019 liderar un gobierno pactando con Geroa Bai, Podemos e I-E. Si les dan los números. Han decidido descartar un acuerdo con UPN y lo suman al veto que ya tenían con Bildu y PP. El PSN cuenta ahora con Pedro Sánchez a su favor y con unos estatutos que recogen que sus pactos de gobierno los decidirán los afiliados. Sus líderes sostienen que ahora sí tienen autonomía para fijar sus acuerdos de gobierno.
Hace ya dos años...
Ahora se comprende lo que hemos leído estos días:
-El PSN llama a la movilización de los votantes progresistas frente a "los bildus y las derechas"
Y desde Geroa, ayer mismo, recogían el guante:
-Geroa Bai emplaza al PSN a formar un gobierno progresista y plural.

En la anterior legislatura Barcos prescindió de Chivite porque con Bildu le bastaba. Y ahora -todo un alarde de dignidad- Chivite corre detrás de la que la ha despreciado.
Y encima llama progresista a quien ha dejado  el TAV en vía muerta y ha sido incapaz de llevar el agua del Canal de Navarra a la Ribera, vivero de los votos del PSN. A quien ha apoyado a los agresores de guardias civiles de Alsasua, a quien ha intentado blanquear el pasado de ETA, hasta el punto de que las víctimas han tenido que fundar otra asociación (ANVITE).
Nota: justo, nada más publicar esta entrada me ha llegado este comentario (ver al final) dedicado a la familia Izquierdo-Monreal. Gracias, Pablo.

Pero Chivite tiene que sacarse la espina de lo que hace 12 años no le dejaron hacer a Fernando Puras.
Aunque para ello se pase por el forro el mandato de los ciudadanos navarros, hartos de 4 años de políticas identitarias del independentismo (no lo olvides, Chivite: independentismo).

Un amigo me ponía un comentario muy interesante:
Navarra Suma ha de hacer lo que, como vencedores de las elecciones, les corresponde: presentar a su candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra.
Chivite sabrá lo que hace (o lo que le hacen hacer).
Pero, ni así, está todo perdido.
Que la invistan los perdedores, si ese es su gusto; que sea presidenta, si no tiene vergüenza de lograrlo de tales manos.
Pero, eso sí, al día siguiente, Navarra Suma debería ofrecerse para que se sacuda la hipoteca tóxica de nacionalistas y radicales
El problema es que a Chivite no le basta con ser Presidenta. Quiere vivir a tope la aventura que no le permitieron a Puras y quiere intoxicarse hasta el tuétano: gobernar con los que recogían las nueces, con los que quieren anexionar Navarra, con los que han heredado de Sabino Arana el odio a España, con los que derogaron en 2017 la Ley de Símbolos... eso, por lo visto, es progresismo.
No me extrañaría que, tras el idilio de cuatro años con la Barcos, pusiera en su carnet: Miren Txibite.
En fin, que el PSN no ha levantado cabeza desde lo de Urralburu pero, por lo menos ahora, ya no va a tener la excusa de decir "es que no me han dejado desde Madrid".

Votantes navarros, un poco de paciencia. Habéis dejado bien claro cuál es vuestro mandato. Pero no hay peor ciego que un PSN que no quiere ver. Son sólo, otra vez, otros cuatro años. 
A ver si para entonces, el PSN ha pasado la adolescencia.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Conocí a José María y a Consuelo porque fuimos vecinos unos años en Yamaguchi. No sabía la causa de su su invalidez. Pensé, ingenuo, que sería víctima de alguna enfermedad o quizá un desgraciado accidente. Cuando conocí -ellos me lo contaron- que aquella mutilación era víctima del odio y del fanatismo de una parte de nuestra sociedad, palidecí. Y me sentí más cerca desde entonces de aquella familia, de la soledad que todavía sufrían, de la incomprensión que debían sentir por el devenir de nuestra Navarra, de la humillación de ver sentados en nuestras instituciones, con el voto de el apoyo efectivo de miles de navarros, de aquellos que respaldaban, defendían y a amparaban a los autores de aquel crimen. Aquellos que con su voto, o con su silencio, venían a decir que aquel hombre bueno, José María, merecía aquel castigo. Y lo que más me sorprendió fue ver cómo aquella familia, aquel hombre, su esposa, y sus hijas eran capaces de vivir sin odio, desde su humildad y discreción, pero con toda la dignidad del hombre justo, aquella situación e incomprensión. Algunas tardes, veía pegatinas con el anagrama de ETA en las señales colocadas a la puerta de nuestra casa, y trataba de arañarlas antes de que José María o Consuelo pudieran verlas. En una minúscula parte, era capaz de sentir parte de su dolor e incomprensión. Desde entonces hasta hoy hemos coincidido muchas veces, aunque dejamos de ser vecinos. Siempre en actos de recuerdo y denuncia, y en todos me ha vuelto a conmover su DIGNIDAD. El odio es destructivo para la persona y ellos supieron superarlo, pero la amnesia es destructiva para la sociedad, y también ellos han sabido mantener perenne su testimonio.
Un fuerte abrazo, querida familia. Sois un ejemplo para nosotros y formáis parte de la historia tratamos de que transmitir a nuestras hijas, sin odio pero con memoria. La historia de horror que hemos padecido en nuestra tierra, y que todavía nos coarta la libertad. La historia de miseria humana que protagoniza la vida de una parte de nuestra sociedad, y de los políticos que la representan y hasta ahora -ojalá no más- han dirigido nuestros destinos en estos últimos 4 años.
Fuerte abrazo. Os queremos.
Vuestros antiguos vecinos Pablo, Isabel, Isabelita y Teresa.

desolvidar dijo...

Precioso, Pablo. Mil gracias. Hoy es tarde, pero mañana por la mañana se lo mandaré a Olga, La hija mayor y gran amiga mía. Te acuerdas cuando la saludaste el día de tu libro de "La cámara en el macuto"? Alucinó cuando le dijiste que conocías sus poesías.
Y ahora alucinará otra vez.
Gracias de corazón
Un navrazo,
Pachi

Unknown dijo...

Muchísimas gracias Pablo !! No tengo palabras para agradecer tu comentario. Nuestro padre nos inculcó grandes valores, incluido no vivir el odio y mirar hacia adelante. Un abrazo emocionado de parte de mi familia y en mi nombre propio. Gracias de nuevo por ser como eres.
Olga