Páginas vistas en total

lunes, 11 de marzo de 2019

Pamplona, Día europeo de las víctimas del terrorismo

La familia Izquierdo Monreal, así desde 1985 (34 años X 365 días, con sus noches)
"Desgraciadamente las víctimas del terrorismo de ETA en Navarra tenemos que ver sentados en el ayuntamiento de nuestra capital y en el propio gobierno de la comunidad a personas que en el pasado justificaron las acciones de la banda terrorista y que, a día de hoy, forman parte de una agrupación electoral que sigue sin condenar el terrorismo"
[He subido a Face (espero) algunas fotos de la concentración
Si me ayudáis a etiquetaros... Gracias]

Así de rotundo ha sido el comunicado leído por Julio Vidaurre en el que se ha llamado a dar pasos "hacia una verdadera paz, hacia la justicia y a un relato veraz que deje a cada uno en el lugar que le corresponde". 
La concentración ha sido convocada por la Asociación Navarra de Victimas del terrorismo de ETA (Anvite), la Fundación Tomas Caballero, Vecinos de Paz, Libertad Ya, Sociedad Civil Navarra, Asociación por la Tolerancia, Doble 12 y Recuperar Navarra, para conmemorar el 'Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo', que se celebra hoy lunes 11 de marzo.

1. Comunicado
Julio Vidaurre, miembro de ANVITE, ha leído el comunicado que, en su mayor parte, podéis escuchar en este vídeo y, en su totalidad, podéis leer al final


2. Ofrenda floral
A los pies del Monumento a las Víctimas del terrorismo, de Juanjo Aquerreta, se colocó un ramo de flores, momento rubricado por los aplausos de casi todos los asistentes. Marta, la chica que depositó las flores, es nieta del asesinado Alberto Toca e hija de José Ignacio Toca, presidente de Anvite.


3. Contra ETA, Labordeta
Por esta vez, y sin que sirva de precedente, el acto terminó sin los himnos de Navarra y España que tan admirablemente suele interpretar, a la viola, Javier Horno.
Sin ninguna pretensión de sustituirlos, sino de dar un digno remate a este reportaje, siempre he pensado que el Canto a la Libertad de José Antonio Labordeta puede hacerlo muy bien.
Hasta podemos adaptar la primera estrofa: "Habrá un día en que todos, al levantar la vista, veremos una tierra que ponga DIGNIDAD"


4. Quien a ANVITE vino...
Hay un dicho en Navarra que dice:
"Quien a Olite (o Murchante, o...) vino y no probó vino, ¿a qué vino?".
Saben que su presencia no es bien recibida pero, la mayor parte de las veces se les tolera que estén. 
Nadie les pide que aplaudan los comunicados (que, por cierto, les tienen que escocer bastante) ni una actitud marcial cuando suena el Himno Nacional (sí, nacional, de España).
Pero es de sentido común que los presentes ("quien a Anvite vino...) estén por lo menos de acuerdo con los cuatro conceptos que constituyen su cuatrilema: 
VERDAD, MEMORIA, DIGNIDAD Y JUSTICIA
Una amiga, quizás con cierta ingenuidad, les ha dado -como se reparte a todo asistente- a Ana Ollo, Álvaro Baráibar, Koldo Martínez y Jokin Castiella (sí, el que rompe el DNI) sendas hojas con este básico cuatrilema, aceptable -digo yo- por cualquier persona que crea en los Derechos Humanos más elementales.
Alguien se ha dado cuenta y nos ha mandado en foto la diferente respuesta:

Ana Ollo se ha echado la hoja directamente al bolso (lila, eso sí), exactamente como si la hubiera depositado en una elegante papelera.
Álvaro Baráibar, un poco más humano, la ha enrollado y la ha mantenido en su mano.
Koldo Martínez -más avezado en estas lides- y Jokin Castiella (por esta vez) han mantenido una actitud correcta.

Pero, tanto a unos como a otros habrá que recordarles estos principios de ANVITE:
1. Las víctimas reiteran que están “en contra de que se victimice todo, para tratar de confundir la realidad vivida con el terrorismo de ETA, usando expresiones como: ‘todo tipo de víctimas’, ‘de uno y otro lado’, ‘de todas las violencias’, 'venga de donde venga'”, algo que, en su opinión, este Gobierno “utiliza constante y conscientemente”.

2. Si todos somos víctimas, ya no hay víctimas (ejemplo: Si todos somos pequeños, ricos.., ya no hay pequeños, ricos...).
Si no hay víctimas, ya no hay verdugos
Y lo más terrible: Si todos somos víctimas, todos somos también verdugos

3. Para la asociación, “en la lucha contra el terrorismo, en una sociedad democrática como la nuestra, no caben ambigüedades ni medias verdades para manipular el relato de lo ocurrido”.


Comunicado completo de ANVITE
Buenos días a todos. 
Las distintas asociaciones que hemos convocado el presente acto, Fundación Tomas Caballero, Vecinos de Paz, Libertad Ya, Sociedad Civil Navarra/Nafarroako Gizarte Zibila, Asociación por la Tolerancia, Doble 12, Recuperar Navarra/Nafarroa Berreskuratu y ANVITE (Asociacion Navarra de Victimas del Terrorismo de ETA), os hemos reunido para conmemorar el día europeo de las víctimas del terrorismo en este acto que pretende ser de recuerdo y reconocimiento para todas y cada una de las víctimas: personas asesinadas, heridas, extorsionadas o exiliadas de su propia tierra como consecuencia de la acción terrorista. Especialmente recordamos en esta fecha a las 193 personas asesinadas y a los más de 2000 heridos cuando se cumplen 15 años ya de los salvajes atentados del terrorismo Yihadista en Madrid, el mayor atentado en suelo español, que nos marcó a todos como sociedad. A día de hoy el terrorismo Yihadista es la mayor de las lacras que padecemos y que sigue activa a nivel mundial. La última de las víctimas españolas ha sido el Padre Salesiano Antonio César Fernández, asesinado en Burkina Faso hace apenas un mes, el pasado 15 de febrero. 
Sin embargo, no podemos ser ajenos al terrorismo que más nos atacó durante décadas y que más directamente hemos sufrido en España, con una banda terrorista como ETA que ha tratado sin éxito de destruir todo un estado de derecho y subvertir la democracia y la transición con sus afanes nacionalistas. Hoy en día ETA no mata, pero el final de su actividad terrorista no se debe a la voluntad de los asesinos ni a la de sus colaboradores, se debe a la unidad de todos los demócratas, a la acción de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, a la judicatura y a la fiscalía y especialmente a las víctimas que jamás hemos tomado la vía de la venganza ni hemos aplicado el ojo por ojo, diente por diente. 
Como afirmaba hace unos días la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, a estos asesinos y a sus colaboradores “Nada les debemos, nada les daremos”. Desgraciadamente, las victimas del terrorismo de ETA en Navarra, tenemos que ver sentados en el ayuntamiento de nuestra capital y en el propio gobierno de la comunidad a personas que en el pasado justificaron las acciones de la banda terrorista y que, a día de hoy, forman parte de una agrupación electoral que sigue sin condenar el terrorismo, al menos el de ETA. No vamos a permitir que los herederos de ETA pretendan blanquear la historia del terrorismo en España para justificar su horror y su fracaso. Vemos cómo se suceden los actos de homenaje a asesinos convictos excarcelados, como si fuera lo más normal de este mundo, (18 actos en lo que llevamos de año según el Observatorio de Radicalización, de COVITE), vemos cómo desde nuestro gobierno regional e incluso desde el gobierno de la nación se pacta con sus herederos y se acepta su compañía en un viaje que no sabemos a dónde nos va a llevar. No vamos a cansarnos de repetirlo: Hay más de 300 casos de asesinatos sin resolver. No nos vamos a quedar en silencio viendo cómo se intenta tergiversar la historia de una banda terrorista que ha intentado doblegar nuestro estado de derecho utilizando a nuestros familiares como dianas, no vamos a quedarnos callados mientras veamos homenajes a terroristas y mientras se pretenda transmitir una idea heroica donde no hay más que maldad y violencia ciega. La agenda no la pueden marcar los verdugos sino las víctimas y nuestras legítimas reivindicaciones. Volviendo a citar a Marimar Blanco en su discurso ante los Reyes el pasado jueves: “Es el momento de la Verdad, la Memoria y la Justicia, porque las víctimas no vamos a permitir que a quienes les han arrebatado la vida puedan ahora arrebatarles su Dignidad”. 
No se puede pretender trabajar para las víctimas sin contar con las víctimas y para contar con nosotros hay una condición sine qua non y es la de no aceptar la compañía de aquellos que no condenan los actos que nos hacen ir a visitar a nuestros familiares a los cementerios. Que nadie pretenda utilizarnos. Si de verdad quieren trabajar para nosotros sean valientes y honestos y colaboren para aislar socialmente a quien no condena y, por lo tanto, justifica la violencia, colaboren para tratar de solucionar los casos sin resolver, se está trabajando mucho y muy bien la trágica huella de los fusilados en la guerra civil española y se nos está diluyendo en las manos la historia más reciente. Sean valientes y den pasos hacia una verdadera paz, hacia la justicia y a un relato veraz que deje a cada uno en el lugar que le corresponde; ahí nos tendrán a su lado, de otra manera es imposible. 
Eduquemos y traslademos a las futuras generaciones un relato real de lo acontecido para que esta negra historia no vuelva a repetirse. 
El mayor deseo de las víctimas del terrorismo es que nadie tenga que volver a sufrir el horror por el que nosotros hemos pasado. 
Muchas gracias.

No hay comentarios: