Páginas vistas en el último mes

sábado, 8 de abril de 2017

El solar de los Salesianos, por Francisco Galán

Míralo hoy en Google Maps
Demoledor. Un artículo valiente de Francisco Galán Soraluce que denuncia los numerosos desaguisados urbanísticos en Pamplona, y se centra en lo que se pretende hacer en el solar de Salesianos. 
Sobre el tema del Arcedianato -que ya denuncié en mayo del 14- me gustaría disponer de los datos que Francisco Galán debe de tener para hablar de excomunión.

El solar de los Salesianos, por Francisco Galán
En Pamplona, a partir de los sesenta, ha habido numerosas actuaciones urbanísticas especulativas que han ido degradando la ciudad. A continuación, relaciono algunas de ellas:
1. En 1964 los canónigos plantearon construir un edificio, de grandes dimensiones, ocupando terrenos de su propiedad en la calle Dormitalería. El Ayuntamiento les propuso hacer una plaza en ese solar, que permitiría ver la fachada lateral del claustro, dándoles un solar en otro lugar. El obispo amenazó al alcalde con la excomunión y el Ayuntamiento, en base al Plan de Ordenación, tuvo que dar la licencia. [Nota de Desolvidar: sobre este punto de la excomunión, aparte de la 'vox populi', sería de agradecer que Galán Soraluce presentara la documentación de la que dispone. Yo no supe encontrarla.]

2. En el Paseo de Sarasate se derribaron, en los años sesenta, los números 20 (casa Navasal) y 38 (casa Alzugaray) y se sustituyeron por edificios de gran altura que han distorsionado la rasante de ese tramo del Paseo y las de las calles laterales, generando, eso sí, grandes plusvalías a sus propietarios.
3. En 1964, el colegio de Notarios derribó un espléndido chalet que poseían en Carlos III 27 y se construyó en su lugar un edificio de baja más siete plantas, macizando la parcela.
4. En 1974 se derribó la casa de las Hiedras de Carlos III 20, siendo sustituida por dos edificios de baja más ocho plantas que han macizado la parcela, con mucha mayor altura que los edificios de su alrededor (baja más cuatro plantas). La casa pertenecía a la familia del arquitecto que redactó los proyectos de los dos nuevos edificios.

5. Entre 2008 y 2010 el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona propiciaron la construcción de la cárcel en la colina de Santa Lucia, a pesar de que era zona protegida. El Supremo, en sentencia de 09/10/2012, resolvió que había que haber realizado un Estudio de Impacto Ambiental considerando alternativas de ubicación, lo que no se había hecho.
6. En 2010 el Gobierno de Navarra derribó parte del antiguo edificio de Auxilio Social sustituyéndolo por uno nuevo, de mucha mayor altura y ocupación en planta, destinado al Departamento de Medio Ambiente.
7. En 2015 los maristas han pretendido construir unos enormes edificios ocupando parte de su parcela, alterando totalmente el edificio actual y distorsionando completamente la zona. Esperemos que no lo consigan.

En todos esos casos, y en otros muchos más que podríamos citar, el interés económico de los propietarios de los solares ha prevalecido frente al interés urbanístico de la ciudad y la han ido degradando. Puede verse que, puestos a especular, los actores son de todo tipo.
8. Actualmente el protagonismo lo tienen los Salesianos que pretenden financiar un nuevo centro en Sarriguren con las plusvalías que puede generar su actual emplazamiento.
Recreación de los bloques de la manzana de Salesianos
El Plan de Ordenación vigente planteaba la posibilidad de construir, en el solar de los Salesianos, dos manzanas con un volumen similar a las manzanas próximas, es decir con baja más 4 alturas, salvo en la calle San Fermín en que pueden hacerse 5 alturas.
El planeamiento urbanístico de la operación se basa en un convenio entre los Salesianos y el Gobierno de Navarra por el que éste compra la parcela a los Salesianos, que, con este dinero, construyen un nuevo centro en Sarriguren. El Gobierno, a través de Nasuvinsa, promueve la edificación de la parcela que queda libre y el Ayuntamiento consigue las cesiones correspondientes.

A fin de dar mayor valor a las futuras edificaciones se ha planteado:
-Aumentar el volumen edificable de la parcela en unos 9.000 m2, que supone un 18%
-En vez mantener las dos manzanas previstas en el Plan, plantean un conjunto de 5 torres con alturas entre 9 y 17 plantas y con edificios de 7 alturas. Como dejan libre parte de la planta baja de la parcela, se aumenta el volumen de las plantas elevadas, que resulta un 30% superior al de la solución en manzanas cerradas.
Con estas dos modificaciones se consigue un mayor valor de la promoción, pero a costa de distorsionar la zona y alterar la silueta de la ciudad. Es decir en vez de partir del valor urbanístico de la parcela y operar con él, se modifica el planeamiento para que el resultado permita obtener el dinero que se quiere sacar, para la promoción que se plantea.
pincha sobre la imagen
Suponiendo que los Salesianos se deban ir, a pesar del trastorno que supondrá el desplazamiento a Sarriguren de los futuros alumnos (que deberán coger uno o dos autobuses para acceder al mismo), no se debe degradar la ciudad.
Se debe mantener el diseño del Ensanche, su volumen y sus ordenanzas y ese debe ser el valor del solar sin aumentarlo con ingeniería urbanística aunque las plusvalías vayan a los Salesianos, al Gobierno de Navarra o al Ayuntamiento.
La propuesta elegida (mayor volumen y construcción en torres) es propia del mayor especulador, que encima es el Gobierno de Navarra, con el Ayuntamiento y los Salesianos. Parece imposible que pasen estas cosas.
Míralo hoy en Google Maps
Cuando llegó la democracia y se traspasaron las competencias urbanísticas de Madrid a Navarra pensábamos que se habían acabado las angustias de no poder modificar el planeamiento y tener que ir viendo cómo se iba degradando la ciudad, como en las referencias indicadas al principio de este artículo, sin poderlo evitar. Pero está visto que siempre hay presuntas razones para seguir haciéndolo y actores, incluso públicos, dispuestos a hacerlo.
Espero que entre el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona paren la operación. El fin (el dinero para los Salesianos y para los otros actores) no justifica los medios (la degradación de la ciudad). Debe mantenerse, en la parcela de los Salesianos, el volumen edificable y el diseño del planeamiento anterior en vez de las actuaciones de especulación tramitadas.


Francisco Galán Soraluce es ingeniero de Caminos 

1 comentario:

Echenique dijo...

Lo de la excomunión será seguramente una boutade : Catecismo de la Iglesia católica (#1463):

Ciertos pecados particularmente graves están sancionados con la excomunión, la pena eclesiástica más severa, que impide la recepción de los sacramentos y el ejercicio de ciertos actos eclesiásticos, y cuya absolución, por consiguiente, sólo puede ser concedida, según el derecho de la Iglesia, por el Papa, por el Obispo del lugar, o por sacerdotes autorizados por ellos. En caso de peligro de muerte, todo sacerdote, incluso privado de la facultad de oír confesiones, puede absolver de cualquier pecado y de toda excomunión.

Está claro que los Salesianos necesitan un nuevo centro, pues el antiguo resulta obsoleto. Un nuevo centro en el propio solar resulta imposible ante la exigencia dotacional establecida por la legislación educativa.
La nueva propuesta residencial para el solar seguramente que la defenderá con ardor incluso Enrique Maya Miranda. Estoy deseando su réplica a un Galán que, en una ocasión, le confesó al arquitecto municipal Santiago San Martín, " Estoy deseando que lleguen los sanfermines ". Un Santiago atónito, pues le extrañaba que Galán fuera muy amigo de fiestas, le preguntó "¿ Y eso ?". Para trabajar a mis anchas y sin interrupciones, fué la rápida respuesta galaniana.