Páginas vistas en el último mes

miércoles, 1 de julio de 2015

Asirón: la ikurriña en tu solapa (y fuera del horario de trabajo)


Ahora que Joseba Asirón amenaza con que la ikurriña estará "de un modo u otro" en el chupinazo...
Ni en Navarra ni en Pamplona ni en el chupinazo la ikurriña está perseguida. Y Asirón Sáez lo sabe perfectamente. Lo que se prohibe en un chupinazo, con la plaza abarrotada, son los mástiles y las banderas de tamaño considerable que puedan molestar a los demás.
El cinismo de este alcalde olvidadizo llega a tal grado que presenta como una persecución, crispación y acoso, el intento por impedir que se imponga en el chupinazo ikurriñas de tamaño descomunal y siempre acompañadas de parcartas, también gigantes, de apoyo a los presos etarras, cuando no del mismísimo anagrama de ETA.
Y este año él, como jefe supremo de la Policía Municipal, debe dar la orden de impedirlo. Pero no lo hará. Y los ciudadanos de Pamplona tendremos que tragar toda la simbología que se le ocurra sacar a la izquierda abertzale. Esperemos que la Alcaldía de Bildu haya, al menos, pactado con sus cachorros de ERNAI unas líneas rojas para no ensuciar en exceso el estallido de una Fiesta Sin Igual.
Y para este alcalde ikurriñero, además de olvidadizo, ahí van estas consideraciones de un pamplonés, navarro y español que también se considera vasco.

1. En Navarra la ikurriña no está perseguida. La puedes llevar en la solapa, por la calle... La puedes llevar incluso al Chupinazo (siempre que sea sin mástil y no tenga un tamaño exagerado que moleste a los demás). La puedes exhibir en el balcón de tu casa, pero, lógicamente, no puedes ponerla en las Casas de Todos: Ayuntamientos, Diputación, Instituciones oficiales...
2. La ikurriña, en Navarra, no representa "lo vasco" de Navarra. Como dice la tira de Oroz, el alma
¡Vaya navarros!
vasca de parte de Navarra se encuentra perfectamente representada en la antigua bandera del Reino, hoy actualizada con el escudo y la corona. Es lamentable, por tanto, que en algunos libros, diccionaros, paneles informativos
... de Navarra, el euskera, la lengua vasca, la de nuestros antepasados vascones, se represente mediante una bandera de otra Comunidad, y advenediza: la ikurriña.
3. Tiene razón Maiorga Ramírez, cuando dice que en los últimos años de la dictadura, la ikurriña sirvió en Navarra de símbolo común de nacionalistas y no nacionalistas en la lucha por la libertad. Pero hay que tener en cuenta que en aquella época la bandera de Navarra y la española estaban contaminadas por la propia dictadura. Pero ya en 1977 la izquierda aceptó como bandera nacional la rojigualda. Y en Navarra la de Navarra, cuando se quitó la laureada. Desde entonces la ikurriña en Navarra ya no pinta nada, sólo intromisión.
4. Es cierto también que la ikurriña podría representar "lo vasco" como cultura común de los pueblos en los que está extendida la lengua y cultura vasca.
Así ondea en algunos ayuntamientos vascofranceses (siempre al lado de la francesa). Pero esa ikurriña es sólo cultural, sin connotaciones políticas. Un poco como la boina: que es algo de aquí, y punto. Pero la ikurriña no. Aquí, en Navarra, la ikurriña significa pertenencia a Euskadi (es la bandera de allí) o a Euskal Herria (entidad en la que a toda costa nos quieren meter). Y si encima va asociada, como en tantas ocasiones, a pancartas a favor de acercamiento de presos etarras, esa ikurriña es la bandera de ETA, la que con una bomba trampa sirvió de cebo para matar a tantos guardias civiles.
5. En los últimos años, desde la aparición de Nabarralde (1999), a muchos nacionalistas se les llena la boca con Navarra y hasta dicen que "no hay nadie más navarro que nosotros". Habrá que recordarles que, unos añitos antes, hacían coincidir navarro y facha. Que se han reído del Amejoramiento a mandíbula batiente. Y que si hoy sacan la bandera, no es la oficial. Y siempre acompañada de la ikurriña, la inevitable. Y no son navarros, porque no quieren una Comunidad diferenciada formando parte de España. Su ser vascos lo hacen incompatible con ser también españoles. Por tanto, no son navarros, sino nabarros. Y les voy a hacer una confidencia: para ser navarro hay que ser salao y no de la cáscara amarga. Tomen ejemplo:



6. Para mí, personalmente, la ikurriña está viciada de origen: diseñada por un racista: Sabino Arana (haz favor de leer, pero sólo un poco; una sobredosis de Sabino puede ser mortal); ha sido la bandera de ETA, utilizada en sus atentados; en Navarra ha servido para manipular cualquier acto cultural o festivo: olentzeros, zanpantzares, frontones, campos de fútbol, fiestas de cualquier pueblo. Cualquier acto que tenga cierta trascendencia mediática, ahí está la inevitable. Tanta insistencia no es normal. La ikurriña ya no es una bandera. Es un trágala obligatorio si pretendes disfrutar de algo: por ejemplo... del Chupinazo. 
La ikurriña en Navarra es puro y duro imperialismo.
Y en Navarra la ikurriña, siempre motivo de riña

Por eso, Sr. Asirón, si a pesar de todo insiste en exhibir la ikurriña, no lo haga en la Casa de Todos los pamploneses. Póngasela en su solapa, pero fuera del horario de trabajo.

Sabrosos comentarios en Facebook

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas tardes Patxi
¿Te puedo hacer una propuesta? En la Procesión de San Fermín, demos la espalda al alcalde cuando pase.
Será una forma pacífica de mostrar el descontento por su presencia.
Un saludo
JJ

fan de Rosalia dijo...

alguien me puede decir cuantos "siglos" tiene la badera de navara, . y por supueto sin coran. por los datos que tengo la ikurrina es 16 años man antigua !!!

Patxi Mendiburu dijo...

Te puedo remitir a un trabajo que da a la bandera navarra 460 años. Aunque es un poco largo, he intentado presentarlo lo más ameno posible, poniendo imágenes...
Haz el favor de leerlo y luego vuelves a comentar.
Gracias, fan de Rosalia:
http://patximendiburu.blogspot.com.es/2016/12/460-anos-de-la-bandera-de-navarra.html