Páginas vistas en el último mes

viernes, 12 de junio de 2015

Rondallas 2015: Jus La Rocha


Comenzó la 2ª parte (ver 1ª parte) del Encuentro de Rondallas 2015 con la impecable actuación de la Rondalla Jus La Rocha. Muy acertada la elección de las tres piezas que interpretaron, dirigidos por Conchi Andueza:

12. Brindemos por nuestro encuentro
Esta ranchera de Ricardo Ceratto, tras cruzar el charco, se estableció en Pamplona allá por 1995, acogida por los Hermanos Anoz. En los últimos 5 años parece que quiere despegar para convertirse en la canción del verano. A ver si este año lo consigue.
Aunque mucha gente la interpreta como una exaltación de los amigos, es más concretamente un canto a aquellas parejas que, tras acabarse el amor, intentan que la amistad se retenga:



Brindemos por nuestro encuentro
(Ricardo Ceratto)
Es un enorme placer volver de nuevo a encontrarnos,
porque dos grandes amigos hoy somos, después de amarnos.
Si tú te sientes feliz, feliz como yo me siento,
alza tu copa conmigo, brindemos por nuestro encuentro. 
Aunque beber me hace mal, nomás por este momento,
de veras, tan especial, por ti, por ti, sólo por ti..,
ésta se va p’a dentro. 
Dios quiera que haya otra vez, otra vez y otras mil veces,
qu’el gusto que hoy he tenido, el alma me lo agradece.
Mientras se vaya el amor y la amistad se retenga,
dice un refrán conocido: “no hay mal que por bien no venga”… 
Aunque beber me hace mal, nomás por este momento,
de veras, tan especial, por ti, por ti, sólo por ti..,
ésta se va p’a dentro.

13. El extranjero (Georges Moustaki)
La gente ha traducido Le métèque al español como el extranjero, pero no es el bien recibido, sino aquel de quien se desconfía. No es el que recibe el premio "El guiri del año", sino el maqueto, nombre que a fines del XIX recibieron los que llegaban a Vizcaya (al País Vasco, en general) desde otras regiones de España (Maketania, la llamaba Sabino Arana). De hecho algunos atribuyen a métèque y maketo el mismo origen: la palabra griega μέτοικος [métoikos],1 de μέτα [meta], ‘cambio’, y oἶκος [oíkos], ‘casa’; es decir, ‘aquel que ha cambiado de residencia’.
Sea como fuera, la canción, compuesta por Georges Moustaki en 1969, fue la que le hizo más famoso:



Es con mi facha de extranjero,
de judío errante y pastor griego,
con mis cabellos al azar;
y con mis ojos medio abiertos
que hablan de mares y desiertos
y que te invitan a soñar;
es con mis manos de farsante,
de embaucador y de feriante
que en los jardines va a robar;
y con mi boca que ha bebido,
y que ha besado y que ha mordido
sin apagar su sed jamás.
Es con mi facha de extranjero,
de judío errante y pastor griego,
de vagabundo y de ladrón;
y con mi piel que se ha quemado
bajo ese sol, y se ha entregado
a los mil juegos del amor.
Y con mi pecho que ha sentido
del corazón cada latido
y lo ha sabido hacer callar,
con mi alma enferma que no espera
ni purgatorio que la quiera
para poderla así curar.
Es con mi facha de extranjero,
de judío errante y pastor griego
con mis cabellos al azar,
que vengo a ti, mi dulce amiga,
gran manantial en mi fatiga,
tus veinte años a buscar;
y yo seré, si lo deseas,
príncipe azul con tus ideas,
igual que tú puedo soñar
y detener cada momento,
parar el sol, parar el viento,
vivir aquí la eternidad.
Así contigo he de lograr
vivir aquí la eternidad.
igual que tú yo sé soñar.


14. Farola de Santa Cruz
Siendo un homenaje a "La Farola del Mar", comienza con compases evocadores de esa vieja y nostálgica canción canaria: "Esta noche no alumbra la Farola del Mar... porque no tiene gas...". Y sigue, ahora con aire de habanera, desgranando los versos de Elfidio Alonso, dedicados a La Farola, todo un símbolo del Puerto de Santa Cruz



Farola de Santa Cruz,
Marquesa en tu marquesina,
Blanca Nieves hechizada,
hoy despiertas a la vida,
porque el pueblo te ha besado
y ha roto la hechicería.
Farola de Santa Cruz,
linternita chicharrera,
solterona empedernida,
coqueta de la ribera.
La seña de la perica
la lanzas al infinito,
como jugando al envite
con los pejes y barquitos.
Tus viejos enamorados
del Porís, Teno y Anaga
te saludan cada noche
con sus tres luces cruzadas.
Pero tú te haces la ciega
muy esquiva y remolona,
¿no será que te camela
la vieja locomotora? 
(Continuará)

No hay comentarios: