Páginas vistas en el último mes

lunes, 29 de octubre de 2012

Fco. de Val: 3. Barcelona (1918-1936)



3.1 La mili y José Antonio
Y cuando Francisco esperaba hacer la mili en Zaragoza, el destino, en forma de bombo del sorteo de quintos, lo envió a Barcelona. Y, debido a su oficio, entre caballerías, en el herradero del Cuartel de Gerona, en la calle Lepanto de la Ciudad Condal. Allí alcanzó el grado de Cabo.



Y coincidió en dicho cuartel, hacia 1920, nada menos que con José Antonio Primo de Rivera (1903-1936), quien se había incorporado como voluntario de complemento y que enseguida fue ascendido, disponiendo de un caballo al que, como cabo de herradores, Francisco herraba y cuidaba.
Francisco, persona de una gran sensibilidad, captó enseguida, independientemente de ideologías, el talismán que tenía ese joven de 17-18 años, seis años menor que él, y esa admiración prosiguió a lo largo de los años. Cuando el 20 de Noviembre de 1936 José Antonio fue ejecutado en Alicante, Francisco de Val lo sintió profundamente, como lo atestigua una poesía que le dedicó.
3.2 Comienzos artísticos
No fueron, precisamente, fulgurantes. Si para 1921 había terminado la mili, la primera obra de la que tenemos constancia es anterior a 1923: la partitura de una canción-tango titulada “Pastorcita”, en la que le ayuda Miguel Más y Bargalló (1846-1923), quien fue un consagrado guitarrista catalán y un compositor de tangos, chotis, habaneras... Más muere en 1923, con 77 años, cuando Francisco tiene 25-26 años. ¿Fue Más un maestro para Francisco de Val? No sería extraño.
Y digo que sus comienzos no fueron arrasadores porque tenemos que esperar nada menos que cinco años, hasta 1928, para tener constancia de su siguiente partitura : “Mi caballo pinto”, otra canción-tango que fue interpretada por la Orquesta Argentina Irusta, Fugazot y Demare. En esta partitura aparece una fotografía del trío argentino con la firma autógrafa de Francisco de Val.
A nuestro gran admirador el amigo García de Val (pincha)
Para este trío y dedicada a ellos (ahora es el trío quien firma para de Val) compone en el otoño del mismo año un pasodoble de largo título: “La vuelta del trío argentino Irusta, Fugazot y Demare”. Escuchémosla interpretada por el acordeón de Marieli Lasagabaster.
Pero, ahora sí, a partir de 1928 las actuaciones de Francisco son constantes. Sirva de ejemplo su debut en Radio catalana: el 09.12.1928 es presentado así: [F. García de Val (debut, estilista) con el siguiente programa: “Lo que vale mi tierra”, “El regreso” (estreno), “Mi caballo pinto” y el vals "En un rincón argentino”]. Así lo cuenta La Vanguardia (4ª columna, hacia el final) de esa fecha.
Pero, cambiando de tema, de este mismo año hay una noticia que, desde que supe de ella, siempre me ha intrigado. La encontré en La Vanguardia, en su edición del martes, 23 deoctubre de 1928, en la página 14 (columna izda. hacia la mitad): “Francisco García de Val, denunció que, en la Ronda del Centro, le sustrajeron una sortija valorada en unas 1.500 pesetas.”(sic). Así de escueta es la noticia y hay que tomarla con la máxima precaución. Siendo La Vanguardia un periódico de Cataluña, entiendo que la Ronda del Centro se refiere a alguna calle de Barcelona. Pero, lo que nos importa, ¿se trata de “nuestro” Francisco García de Val? Casi seguro que sí, ya que por entonces estaba en Barcelona. Y, siguiendo con la hipótesis, una sortija de tal valor, ¿para quién puede ser sino para una mujer, para un gran amor? ¿Intrigados? Pues, lo siento mucho, porque yo no puedo sacaros de la intriga.
A partir de 1929 y durante 1930 forma pareja artística con Lola Cabello (Málaga,1905-42). Se trata de la primera vez que podemos escuchar la voz de Paco Val (gracias a Dña. Consuelo Cordobés González, de la BNE, quien digitalizó aquellos viejos discos de pizarra y vinilo en los que se guardaba la obra de Francisco de Val). Llama tambíen la atencion que cante jotas con una cantaora y que sean nada menos que 3 (que yo sepa) los discos de jotas que grabó con la malagueña.
Escuchémosles a ambos en esta grabación de cerca de 1930:



Pero Francisco de Val no sólo cantaba jotas, sino que escribía libros, como "Cantables y Poesías" de cerca de 1930, y componía e interpretaba unos tangos de verdad. Como decía Luis Teisseire, poesía y sinceridad son los ingredientes necesarios de la canción-tango, características que el compositor argentino reconoce en Francisco.
A mi juicio, una de sus más relevantes creaciones de esta época son “Alma del tango” y y el vals criollo “El tornado” que compuso para la película “Mercedes” (1932). Las dos, cantadas por Carmelita Aubert, son absolutamente deliciosas. F. de Val también figura como intérprete de "Alma del tango" en este viejo disco, auténtica joya, que me envió S.D., un buen amigo maño:


video

Y en el mismo año y para la película “Los últimos días dePompeyo” (1932), de Francisco Elías, compone “Pégame”. Quien me la envió (S.D.) dice de ella: “La canción Pégame es el único precedente de masoquismo en 78 rpm. Magistral interpretación y orquestación de Francisco de Val en el disco Columbia-N 1007 de 1932, su belleza melódica no puede escapar a nuestros oidos”.


No sé exactamente el año, pero tuvo que ser después del 24.06.1935 (fecha de la muerte de Carlos Gardel ), cuando compone dos tangos a su memoria: "El Zorzal" (apodo de Gardel) y "Compañera de su vida".
Durante largos años sus amigos de Sierra de Luna no tuvieron noticias de Paco el herrador. Por fín, poco antes de la Guerra Civil (1936-39) les llegó una carta en la que les decía que en Barcelona también había creado una rondalla, que había grabado discos y que salían a tocar al extranjero.

3.2.1 Breve apunte sobre Lola Cabello (1905-1942)
Llama mucho la atención lo joven que murió esta malagueña que triunfó en Barcelona hasta el punto de ser considerada uno de los cuatro ases del flamenco.
Si queréis conocer algo más sobre su vida, podéis echar una ojeada a estas páginas: "El arte de vivir el flamenco"; la muy documentada de Montse Madridejos; o "Reminiscencias de la copla", en la que, por primera vez, encuentro la referencia a cuatro jotas que graba con Francisco de Val (y en la que me echan un rapapolvos de cuidado. Ver comentarios).
De todos modos en ninguna he encontrado las causas de una muerte en edad tan temprana ni las causas del olvido que ha sufrido esta cantaora paya.
[Actualización: puesto en contacto con Montse Madridejos, me dice que, en su reciente tesis doctoral “El flamenco en la Barcelona de la Exposición Internacional (1929-1930)", defiende que Lola Cabello murió de tifus exantemático. Gracias, Montse]
Y tampoco ninguna página recoge este documento que habla del Hospital de Benicássim gestionado por las Brigadas Internacionales. Documento interesantísimo del que extraigo esta cita que muesta el ambiente en la zona republicana a mediados de 1937:
"El alcalde invitó a su casa al comisario Duguet y después acudieron juntos al Teatro Municipal a presenciar el espectáculo de Lola Cabello, la “emperatriz” del fandanguillo gitano, y Manolo Gómez, que recitó a García Lorca, Machado y Alberti entre otros. Tras el entreacto fue anunciada la muerte del General Mola, uno de los más cercanos cómplices de Franco. Entonces la sala se excitó. Los aplausos retumbaron, la Internacional, el himno de Riego, saludaron el acontecimiento, los sombreros echaron a volar de todas partes desde la platea al balcón, y del balcón a la platea. Era el 3 de junio de 1937".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Te agradezco la difusión del disco completo de F. del Val.Por fin aparece en tu blog.un abrazo.Santiago de Zaragoza.

Anónimo dijo...

Gracias Patxi, eres un gran coleccionista que nos permites disfrutar de esta música que, en otro caso, estaría olvidada.
Y no olvido tu valiosa documentación que nos aportas siempre.
Un abrazo. Lola (Madrid)

desolvidar dijo...

Gracias a ti, Lola. Te contesto hoy porque hasta ahora no conseguía comentar

desolvidar dijo...

Gracias, Santiago de Zaragoza. Gracias por enviarme esas joyas. Y perdona el retraso pero es que tenía que buscar un contexto