Páginas vistas en el último mes

lunes, 21 de octubre de 2013

Jabalina 'a la española', por Quadra-Salcedo... y otros más


Miguel -dice la familia- ha muerto tranquilo. No me extraña, porque ha cumplido a la perfección todo lo que se había propuesto en la vida. Buen deportista, reportero de guerra, aventurero, el mejor embajador de España... Y sobre todo, una bellísima persona, que ha sabido ganarse la admiración y el cariño de todo el mundo.


Hace tres años saqué una entrada sobre el lanzamiento de jabalina 'a la española' desolvidando unas imágenes del NO-DO que dormían en los archivos de Televisión Española. En esta modalidad Miguel llegó a lanzar 112 metros (hoy, 60 años después, el record del mundo aún está en 98'48).
Sirva esta entrada de homenaje a este vasconavarro universal. Fue tan navarro que hasta se permitió el lujo de nacer en Madrid.
***
Erausquin. con 50 años, lanza al estilo pastor
Todo empezó casi como una broma –recuerda Clavero-. Un día del año 1956, el veterano (49 años) Félix Erausquin no pudo aguantar más y le contó su secreto al joven (24 años) Miguel de la Quadra-Salcedo: "Pues yo la jabalina, si la lanzo ‘al estilo pastor’, la mando más lejos que nadie".
Quizás, Miguel de la Quadra-Salcedo, por ser el español que más lejos lanzó la jabalina al estilo Erausquin y por ser luego el más famoso (reportero, aventurero, Televisión, Ruta Quetzal...), fue el que ha pasado a la historia de la jabalina lanzada al estilo español. Pero hubo otros...

La barra vasca
En el calendario oficial del atletismo español existió hasta 1960 (último record: Manuel Clavero, 56,39) la prueba de lanzamiento de barra vasca (palanka, en vasco). Se trata de una barra cilíndrica de hierro, un poco menor que las jabalinas clásicas, con un grosor semejante, que se moja con espuma de jabón para un mejor deslizamiento de la mano. El palankari, apoyando la barra en su espalda, realiza una corta carrera que incluye dos, tres o más giros, para acabar soltándola por el hueco de la mano, por donde se deslizaba con facilidad.

Miguel de la Quadra-Salcedo señalando a los jueces por dónde deben buscar la jabalina
Quadra-Salcedo
Cuando Miguel de la Quadra-Salcedo [nacido en 1932 en Madrid, pero navarro (ver 3er vídeo) de corazón: a los 4 años ya estaba en Pamplona] empezó a practicar con el nuevo estilo, pronto se dio cuenta de que podía superar los 100 metros, distancia que guardó en secreto para poder sorprender en los Juegos Olímpicos de Melbourne que, por estar en el hemisferio sur, se celebrarían más tarde de lo habitual (julio-agosto): a finales de noviembre de ese año 56.
Pero los acontecimientos en Hungría se precipitaban y empezó a correr el rumor de que si "la bota rusa" aplastaba (como así fue, también a fines de noviembre) la Revolución húngara, España no iría a Melbourne. 
Estas pudieron ser las razones que empujaron a Miguel a presentarse en París, en las pistas de atletismo del Batallón de Joinville, el 22 de septiembre de 1956, con un pozal de agua jabonosa y la jabalina. La lanzó al ‘estilo pastor’ y batió el récord de España (Pedro Apellániz, 63,62) por tres o cuatro metros. Se armó un revuelo de mil demonios. Fue el pistoletazo de salida para que empezaran a probar todos. Posteriormente, llegó a tirar (lo dice él mismo en una entrevista) 112 metros (112'30 dice alguna página)


Erausquin, de mozo
Félix Erausquin
El padre de la criatura (o sea, del estilo pastor, vasco o español; de la niña de la foto supongo que también) fue el vizcaíno Félix Erausquin (1907-1987), olímpico, con casi 41 años, en Londres-1948. 
Erausquin, vencedor habitual de estos Campeonatos de barra vasca, tuvo en 1956 la genial ocurrenshia de aplicar al lanzamiento de jabalina la técnica de la barra vasca. El resultado fue una auténtica revolución. Con casi 50 años logró en Anoeta una marca de 83,48, batiendo de largo el récord de España (que hoy todavía está en 78,88).

Manuel Clavero
Coincidí a comienzos de los años 80 en el mismo Instituto de San Sebastián con Manuel Clavero (aragonés, nacido en 1927) que era profesor de Educación Física. Un día, hablando del lanzamiento de jabalina al estilo barra vasca, salió, por supuesto, en la conversación Quadra-Salcedo, pero me comentó que él también estuvo en aquella pomada, lanzando jabalina con ese mismo estilo, y que había batido el récord del mundo. Debió de darse cuenta de mi cara de escepticismo porque ya no me siguió hablando nunca más del tema. Hoy, tras haber investigado sobre este asunto, quiero pedirle públicamente disculpas, porque Manuel Clavero, siguiendo la técnica del maestro Erausquin, fue (extraoficialmente) récord del mundo de jabalina con un lanzamiento de 90,30 (nada menos que 7 metros más que el récord entonces vigente. Ahí tenéis, en la columna de la derecha, el recorte del Diario Vasco del 20.10.56:


Lo más curioso de las marcas de Clavero es que había empezado con el estilo Erausquin ¡hacía 15 días! con cuatro  entrenamientos y dos ensayos oficiales. Así lo dice él mismo en una entrevista de 30.10.56.
Desde la izda.: Manuel Clavero (3º.), Iguarán (4º ) y José Luis Hernández (5º)
El NO-DO
Son unas cuantas las páginas que han tocado este tema. Muchas de ellas muy buenas, pero sólo con fotografías que intentan que el lector pueda imaginar cómo lanzaban la jabalina. Tan sólo imaginar, porque en ninguna de ellas se ve una grabación de este revolucionario estilo.
Por eso, lo que vais a ver en este vídeo es una auténtica primicia.
Comenzaremos viendo cómo lanzan la jabalina al estilo español Erausquin e Iguarán en Barcelona, en un No-Do del 15.10.56 (la exhibición sería algún día antes, el 6 o el 13 de octubre). Finalmente, veremos en acción a Erausquin, Iguarán y Quadra-Salcedo en la exhibición del 20.10.56 a la que alude el recorte anterior del Diario Vasco sobre Clavero. Al final, la "bomba atómica española en el atolón de Anoeta" se quedó en los 83,48 de Erausquin (¡sólo 20 metros más que el récord nacional de Apellániz!)


En este 2º vídeo, tras ver a Quadra-Salcedo lanzando disco en Barcelona, en los Juegos Universitarios de abril del 53, con casi 21 añitos, le escucharemos en una entrevista explicando cómo lanzaban la jabalina al estilo español y la mejor marca que consiguió. A continuación, una faceta de Miguel bastante desconocida: su erótico (?) posado en 1960 (con 28 añitos) en la isla de Pascua. Y finalmente, diversas manifestaciones de su amor y admiración por Navarra.
Y todo ello escuchando la "Jota Navarra" de Sarasate como un pequeño homenaje a este otro gran Miguel:


Valoración personal sobre el estilo Erausquin
Me parece, en primer lugar, que la invención de este estilo es una genialidad, por su sencillez y su eficacia (al transformar la fuerza centrífuga en lineal, como hacen los lanzadores de martillo, disco, algunos de peso o... ¡los de barra vasca, como Erausquin!). Es sorprendente cómo con el estilo español se puede mejorar entre un 30 y un 50% las marcas.
Si los Juegos Olímpicos llegan a celebrarse en las fechas de verano habituales, o España no hubiera boicoteado los Juegos de Melbourne, nuestros lanzadores (Erausquin, Quadra-Salcedo, Clavero, Iguarán...) podían haber mantenido el secreto y, haciendo en los Juegos unos lanzamientos discretos (para no asustar a la organización ni al público en las gradas), se podían haber traído las tres medallas a casa.

Con el reglamento de la época en la mano, no había más remedio que concederlas. En otras disciplinas, como el salto de altura, ha habido invención de nuevos estilos, desde los primitivos salto de tijera o de costado, al rodillo ventral y el revolucionario de Bob Fosbury.
Pero, dicho lo anterior, comprendo perfectamente que posteriormente se hubiera prohibido, ya que su admisión habría obligado a modificar las dimensiones de los estadios, el peso y centro de gravedad de las jabalinas, la creación de jaulas especiales para evitar los lanzamientos desviados...
Finalmente, estoy de acuerdo con Quadra-Salcedo y Clavero en que es injusta la no homologación de sus marcas modificando a posteriori el reglamento. Pero claro, el peso de la España de entonces en la IAAF era nulo. Otro gallo habría cantado en la época de Samaranch.
En conclusión: señores Erausquin, Clavero y Quadra-Salcedo: no os reconocieron vuestras marcas en los despachos, pero en los estadios hicisteis los lanzamientos más largos.
Y eso es, olímpicamente (citius, altius, fortius), lo que cuenta.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Llevaba años y años buscando alguna grabación de esos lanzamientos. Por fin las he podido disfrutar. Como te puedes imaginar, he llorado, he llorado a placer por poder verlas. No me lo podía creer que existieran.¡Y estaban el el nodo!
Mil no, un millón de gracias a Desolvidar
Manolo

Anónimo dijo...

Creo que esta publicación es un verdadero tesoro, sobre todo para los interesados en este deporte..Seria bonito que las nuevas generaciones entiendan, cómo se hacían las cosas y cómo, quizá, deben hacerse.Y la figura, , de Miguel de la Cuadra,en suma, queda como vivo ejemplo ,de lo que él mismo proclama: que el deporte forma, y forma bien, a la persona. El deporte, no el forofismo .
Gracias a Patxi y a Desolvidar hasta los que no entendemos nada de este deporte,te lo,agradecemos y sigo,pensando que es un verdadero tesoro tu publicación Alma

Pedro Manuel Martos Jódar dijo...

Hola Patxi, soy Pedro M. Martos, creo que has rescatado una joya para el deporte de nuestro país; ahora ya nos podemos hacer una idea absolutamente certera de cómo se lanzaba esa jabalina y que hizo que las reglas se cambiaran el atletismo.

Enhorabuena.