Páginas vistas en total

sábado, 1 de enero de 2011

Joaquín Dicenta (hijo): Por el camino adelante

 Cruza un pájaro agorero... ¡Déjame subir al carro, carretero...!
Esta entrada va dedicada a ese oyente anónimo del programa "Voces con swing", quien con su cultura, su sentimiento y su verdad ha conseguido emocionarme en esa hora mágica de la madrugada del domingo. ¡Gracias, amigo!
Os presento, pues, este vídeo que intenta recoger lo que ocurre a esas horas :

(Si quieres ver la letra...)
Los antecedentes
Yo sabía que Francisco de Val admiraba al Trío argentino compuesto por Irusta, Fugazot y Demare. Y tanta era su admiración que, con motivo de la gira europea del Trío, les dedicó en 1928 un pasodoble de largo título: "La vuelta del Trío argentino Irusta, Fugazot y Demare".
Sabía también que ese y otros tríos argentinos fueron el modelo sobre el que se forjaron, especialmente en España, otros muchos tríos, como, por ejemplo, el "Trío Los Gaditanos".

Primera sorpresa
La primera fue doble y me la dio Marieli Lasagabaster cuando, hace unas semanas, me envió algunos documentos sobre esa relación entre F. De Val y el Trío argentino. Entre ellos el de la revista "El tango de moda", en la que, sobre la imagen del Trío, además de "Bésame en la boca", aparece la canción que les había compuesto el aragonés y con la dedicatoria y firma de cada integrante.

pincha para ver mejor
Dice así: "Barcelona 31/9/28. A nuestro gran admirador el amigo García de Val con afecto" Y las firmas de Demare, Fugazot e Irusta. Todo ello me da la seguridad de que el Trío, no sólo interpretó (cosa bien sabida) "Bésame en la boca", sino también el pasodoble de F. De Val.
Pero, como decía, esta 1ª sorpresa fue doble. Yo ya tenía (gracias a Javier Barreiro) la partitura de "La vuelta del Trío...", pero no sabía cómo sonaba esa canción (Ahora, 2018, sí, gracias a la BNE). Y mira por dónde, la pude escuchar en el portal de Marieli magistralmente interpretada por ella al acordeón. (¡Ibita, va por ti!).

Actualización 02.09.11: gracias, Marieli, por tu aportación:

Segunda sorpresa
La segunda me la dio el programa "Voces con swing" de J.L. Rubio que, como sabéis, emite los domingos ¡¡¡a las 5 de la madrugada!!! En dicho programa sólo saltan al aire grabaciones de más de 50 años.
Pues bien, un oyente anónimo pidió una canción titulada "Por el camino adelante" que, creía él, fue grabada por el Trío argentino. Y José Luis Rubio lo ratificó: la grabaron en 1928 en España. Y, como por arte de magia, pudimos escuchar aquella grabación de hace 82 (ochenta y dos) años.
Me impresionó la "verdad" de la intervención del oyente. Se veía de lejos que esa canción, que transmite una infinita tristeza, más allá de gustarle, se había apoderado de él. ¡Aquel hombre la entonó con tal sentimiento..! Y también me gustó la elegancia del Sr. Rubio al responderle.

ojo, Sr. Rubio, este disco no es "Por el camino adelante"

Como siempre que saco a relucir en mi blog al Sr. Rubio, hoy también me veo en la obligación de hacerle un par de correcciones:
  • La primera, confundir "Por el camino adelante" con "Por el camino". Aunque ambas son musicadas e interpretadas por el Trío argentino, la segunda lleva como subtítulo "El boyero" y se trata de otra canción.
  • La segunda: olvidarse del autor del poema, un español (como luego se verá) que con su texto hace que la canción sea "menos argentina" de lo que mucha gente cree. Además, el poema de Dicenta glosa un poemita anterior, de una antigüedad de siglos en la Región Astur-Cantabro-Leonesa y que podéis disfrutar en este gran trabajo.
No hay dos sin tres
Pero había algo en el poema que no me cuadraba: la actitud de la moza.
Tampoco me cuadraba nada (y me sigue sin cuadrar) la del carretero (hoy sería denunciado por denegación de auxilio).
Pero la de la chica... ¿De dónde viene? ¿A dónde va? ¿Qué es lo que busca? ¿Por qué se encuentra en esa situación tan desesperada? No le encontraba el sentido.
pincha y mírame a los ojos
Por otra parte, escuchando una y otra vez esta tristísima canción, había llegado a la conclusión de que se trataba de una canción argentina compuesta por el Trío. El propio lenguaje me parecía, además, como "muy argentino".
En alguna página he leído que la letra de esta milonga es de Fugazot e Irusta, y la música de Demare y Dicenta. También, en muchas otras páginas he leído que el autor de la letra es Joaquín Dicenta Benedicto (1862-1917). La mismísima Biblioteca Nacional también se lía pues, aunque habla de "J. Dicenta, hijo", pone a continuación las fechas de su padre.
Y ahora llega la 3ª de las sorpresas:
El autor del poema (si no miente "Blanco y negro", la revista del ABC, del 29.03.1914, en su página 20) "Por el camino adelante" es, como ya habrá adivinado el lector atento, el hijo de Joaquín Dicenta Benedicto y se llama Joaquín Dicenta Alonso (1893-1967). Es el autor de "Nobleza baturra".
Este es el documento más antiguo (Madrid, 29.03.14) que he encontrado:
Pincha sobre la imagen para leer algo más cómodamente
La propia SGAE nos lo confirma:


Por si hubiera alguna duda, las propias palabras de Demare:
"Mis temas siempre los compuse solo. Me acuerdo una noche de 1931 (¿seguro? ¿no sería del 28?), estábamos los tres (Roberto Fugazot y Agustín Irusta). Me levanté, porque no podía dormir, y fui a la sala de música. Empecé a hurguetear entre los libros y encontré "Por el camino adelante", de Joaquín Dicenta, hijo. Y lo musicalicé a las tres de la mañana. En España fue un éxito notable. Allí conocían los versos de Dicenta, decían que eran versos españoles con la música de las pampas. A mí me gustaba componer sobre textos ya realizados, tenía la facilidad."

Cuando leemos el poema de Joaquín Dicenta (hijo), comprendemos, ahora sí, la actitud de la chica y podemos responder a las preguntas que nos hacíamos antes.
Y hay que fijarse en lo que pone debajo de la Glosa: "Copla popular montañesa", o sea, de Cantabria, de Santander. Aunque podríamos extenderla a León y Asturias: "Carretero de Avilés", dice en uno de los versos.
Yo me imagino que el veinteañero Joaquín Dicenta (hijo) se habría inspirado, como él mismo dice, en alguna historia, leyenda o poema popular montañés previo para hacer el suyo. Posteriormente a 1914, el poema viaja a sudamérica y es popularizado en Chile y Argentina por Alejandro Flores Pinaud (Chile, 1896-1962).
Luego, en 1928 es grabado por el Trio Irusta, Fugazot y Demare y, más tarde, por Magdalena Nile del Río (Imperio Argentina) y Nat King Cole. En You Tube lo podemos encontrar cantado por Julio Sosa.

Aquí tenéis la letra, sacada de "Blanco y negro", la revista del ABC, del 29.03.1914, en su página 20:


POR EL CAMINO ADELANTE
GLOSA "Déjame subir al carro, carretero; déjame subir al carro, que me muero" (Copla popular montañesa)
Es en la hora agonizante de un crepúsculo violeta.. Va marchando la carreta por el camino adelante. Cruza un pájaro agorero sobre los campos silentes, y una canción entre dientes va entonando el carretero. En sus nidales de espartos se ponen las aves presas; relucen como turquesas los ojos de los lagartos, y en la tarde agonizante, tras la carreta, una moza marcha, mientras que solloza, por el camino adelante: "Déjame subir al carro, carretero; déjame subir al carro, que me me muero"
—Mira que voy muy cansada, que hace mucho que camino; mira que marcho sin tino desde que fué la alborada... He recorrido senderos, he echado por un atajo, monte arriba y monte abajo, sin pedir á los cabreros un descanso en los apriscos, sin implorar con mis quejas la leche de sus ovejas, hiriéndome entre los riscos, bebiendo en las cristalinas aguas de los manantiales... Me han clavado los zarzales sus éspinas! Al pasar por los confines de los aperos cercanos, sus colmillos en mis manos han clavado los mastines. Y he marchado sollozante, y he caminado, sin tino por el mojado camino, por el camino adelante. ¡Mira cómo voy de barro... Ya de seguir desespero... !"¡Déjame subir al carro, carretero!"
En busca voy de un zagal que, en una noche pasada, se detuvo en la posada por mi mal. Amarme siempre juró; yo creí su juramento; mas, ¡ay!, se lo llevó el viento y á mí en la vida dejó. Dijo que si no le amaba le matara la pena. que era yo como cadena que su ánima encadenaba, y que su amor era tal, que fuera crimen no amarle, que el desprecio iba á matarle.. ¡Y era tan lindo el zagal! Mas, ay de mí !, que él se fué y yo quedé encadenada, que lloro de desamada después que tanto le amé; que él se marchó sin dolor y mi alma pinchan dolores... Que se llevó mis amores y yo me muero de amor ! En busca voy del zagal que aquella noche pasada se detuvo en la posada por mi mal.
Carretero. oye mis quejas... Caigo en tierra y me levanto; pronto no podré hacer tanto si en el camino me dejas. Carretero de Avilés, me han herido los zarzales, los mastines y riscales... ¡Llevo sangrando los pies! Toda manchada de barro, de mi fuerza nada espero... "Déjame subir al carro, carretero."
Cae la moza; se levanta, y otra vez vuelve á caer... Comienza el cielo á llover, mientras la noche adelanta. La moza grita y se inquieta y el carretero no escucha, porque es la obscuridad mucha y está lejos la carreta. Cae la moza sollozante, sin poderse levantar... Va el carro, en su caminar, por el camino adelante, y la moza, en el sendero, llora caída en el barro: "Déjame subir al carro, carretero; déjame subir al carro, que me muero..."
Se oye un ladrido distante... La moza, callada y quieta... Va marchando la carreta por el camino adelante.
Joaquín DICENTA. (HIJO)

No hay comentarios: