Páginas vistas en total

lunes, 29 de abril de 2019

Ramón Soravilla -Estella- ¡qué maravilla!


En mi búsqueda de las jotas que Ezequiel Endériz escribió para Raimundo Lanas, una de las últimas que encontré fue la que en la SGAE figura como "Estella":

De Estella me voy y dejo en ella lo que más quiero; 
si no vuelvo, que me olviden; que yo no olvido, si vuelvo.

Y esa jota me llegó a través de un amigo, Jacobo Roura, con precisos datos -que se agradecen de corazón- sobre su origen:

Explicación de Jacobo Roura
"ESTELLA", Jota Navarra -escrita por Ezequiel Endériz y cantada por Raimundo Lanas- nunca fue grabada, siendo el estellés, tenor y jotero, Ramón Soravilla, a quién, leyendo el libro del Padre Ordóñez ("Raimundo Lanas"), le llamo su atención  una Jota denominada  "DE ESTELLA ME VOY Y DEJO", cuya letra encajaba sentimentalmente con su situación personal, ya que por razones de trabajo residía en Barcelona; y desde entonces no cejó en su empeño de desolvidarla, ya que había letra, pero le faltaba la melodía. Y fue precisamente en un Centro Navarro de la Ciudad Condal [me imagino la emoción de Ramón] donde conoció a una navarrica de Peralta, IRENE, señora muy mayor y, como buena navarra, amante de la Jota, quien le contó que ella estaba en Estella cuando Raimundo Lanas la cantó como cierre de un recital. IRENE, con su buena memoria, le tarareó a Ramón, más o menos, la melodía de dicha Jota. Desde entonces Ramón Soravilla, el último día de vacaciones en su Estella natal, y antes de retornar a la Ciudad Condal, la solía cantar. Por ello es el motivo de que la primera grabación (04.08.2013) de la que hay constancia, fuera en fiestas de Estella, grabada por un servidor (Jacobo Roura) y cantada por Ramón Soravilla. (Esta historia me la contó personalmente Ramón Soravilla).
Así pues, es al estellés Ramón Soravilla a quien hay que agradecer el desolvido de esta jota. Sin él, nos habría quedado la letra de Endériz, pero no la música, probablemente de Raimundo Lanas.
En 2017 la cantó así en fiestas de Estella, un 9 agosto y en la Calle San Andrés
Quiero que os fijéis en la reacción de los diferentes espectadores. Está claro que esa jota de Ramón Soravilla llegó bien dentro del corazón de los estellicas.

Se nos fue Ramón Soravilla

Ramón Soravilla murió repentinamente el domingo, día 25 de noviembre de 2018. 
Nos lo cuenta -con el sentimiento a flor de piel- Juan Andrés Pastor:
"La muerte de Ramón Soravilla Sánchez silenció la tarde del domingo, y a quienes recibían la noticia les dejó en la garganta una nota ahogada de sorpresa. Al jotero estellés se le rompió el corazón después de que tantas veces nos lo acariciara con su voz, y ese sentimiento, claro y diáfano, que sólo tienen aquellos que saben medir el tiempo y el cariño.
En este lunes de lluvia, a eso de las 8 de la mañana, junto a mi perro Jazz, me quise acercar hasta la calle del Puy, donde tantas veces, durante la procesión de ese primer domingo de agosto, hemos esperado a la Rondalla Los Estellicas... y a su voz".

Homenaje de Desolvidar
Alberto Gurrea, que también tuvo el detalle de cantar "Estella" para este blog, me mandó hace unos pocos días una grabación de 1987 que yo calificaría de 'entrañable'. Muestra a las claras lo bien que se lo pasaba la Rondalla, la picardía de José Luis Azcona y el buen talante de Ramón Soravilla aceptando lo que le echaran.
Sirva de homenaje de este blog a una figura insustituible:

Homenaje de Serafín
Pocos días después de su muerte, Serafín Ramírez Gamen le hizo también un homenaje como sólo Serafín sabe hacerlo: mostrando a las claras la verdadera valía como cantante (no sólo jotero) y como persona de Soravilla. Os lo recomiendo a todos, pero muy especialmente a los de la Rondalla que, a fin de cuentas y porque lo conocían mejor que nadie, eran los que más admiración tenían por Ramón y los que más sintieron su pérdida. Las palabras de José Zabala sobre Soravilla os empañarán los ojos.
Por favor, pinchad en:

1 comentario:

Unknown dijo...

Amigo Pachi, como siempre, tu blog Desolvidando, está perfectamente documentado.
Siempre agradecido por tu labor.
Un saludo cordial
emilio