Páginas vistas en total

jueves, 3 de enero de 2019

¡Lo que se pierde Burlada!

Burlada desde la Ripa
Otra vez una nueva humillación a las víctimas y esta vez por el Ayuntamiento de Burlada. Si Asirón cedió el Paseo de Sarasate para la 'Celda de la Vergüenza', José María Noval no quiere ser menos y ha permitido una exposición en la Casa de Cultura de Burlada de esculturas y textos de tres etarras presos, todos ellos condenados a varios años de cárcel por su participación en diversos atentados de la banda terrorista.
El autor de las 'esculturas' es Zigor Merodio. Fijaos en el nombrecito. 'Zigor' significa 'castigo', lo que, unido a las 4 últimas letras del apellido... 
Responsable del aparato de extorsión de ETA, intentaba sacarle 97.000 euros al director de Bodegas Vega Sicilia, uno de los vinos españoles más reconocidos internacionalmente. ¡Encima!
Ese es su triste currículum para que le dejen la Sala de Cultura.
Para que os hagáis una idea de lo que hacen estos figuras, os pongo uno de sus 'bertsos':

Nuestro pueblo tiene sobre si
el cansino peso de las celdas,
durante décadas las prisiones han sido
el lejano domicilio de algunos.
En las familias de Euskal Herria
a todos nos toca ,
tener a alguien que de una manera u otra
a ese agujero nos une.






En fin... Esta triste exposición se ha permitido durante todo el mes de diciembre. Como veis, un nuevo y cansino intento de blanqueo de ETA.


Frente a los verdugos, las víctimas
Al padre de Olga los amigos de los que exponen en la Casa de Cultura de Burlada le arrancaron las dos piernas y un brazo, lo dejaron en silla de ruedas y con graves problemas de audición. Fue en mayo de 1985. 
'El cansino peso de esa celda'... ¡Qué dirá José María de su celda de ruedas! Y esa misma celda la han tenido que compartir Consuelo, la heroína de casa, Olga y Susi, la pequeña. Han sido 33 años atendiendo a José María, día a día, hora a hora, para todas las necesidades, incluidas las más elementales. 
Y a pesar de todo... Ayer mismo me llevé una sorpresa morrocotuda. Me he enterado de que a Olga le gusta leer, le gusta escribir y hace poesías. Antes le daba vergüenza y se las guardaba en su cuaderno. Pero hace ya tiempo que las publica en su muro de Face. 
El problema de Olga es que es víctima, y la Casa de Cultura de Burlada se ha decantado por los verdugos, aunque hagan chapuzas proetarras (o precisamente por ello) como la que acabáis de leer.
Hoy os presento el primer poema que he descubierto de ella. Un poema que me ha dejado extasiado por su sensibilidad, su sensualidad:
Déjame empezar con un beso, hecho verso, bajando suave por tu cuello….
¡Tremendo! Mil gracias, Olga, por este sorprendente  regalo que nos haces.

ESCRIBÍ UN POEMA
Escribí un poema
con mi apasionada pluma
en las tersas superficies
de tu delicadeza.
Cuidé la métrica
en calurosa lírica, 
rimé nuestras pieles
acomodando las sílabas
en embriagantes mieles.
Coloqué tus acentos
en los lugares precisos
hasta formar un soneto en tu mirada,
armoniosa y extasiada.
Hice versos en tus cabellos
en rítmico compás, 
bajando por tu cuello,
manejando los tiempos
y los momentos.
Jugué con metáforas
en tu espalda y tu cintura 
y me perdí en tus vinos 
fermentados de deseo.
Hoy te haré soneto,
más que fábula o cuento, 
nos volveremos leyenda
para recrear una historia épica.
Déjame empezar con un beso, hecho verso, bajando suave por tu cuello….

3 comentarios:

Luis Apesteguia dijo...

Sensibilidad a raudales, si me lo permites, se lo remitire a una sobrina de mi mujer que es poetisa y ha publicado mucho, Raquel Lanseros.

Patxi Mendiburu dijo...

Me dice Olga: Por supuesto!! Un honor!!

Bautista cordon vazquez dijo...

Gracias por regalarnos éstos versos de absoluta sensibilidad y gran belleza...
Más aún cuando nacen del corazón y alimentan el alma...