Páginas vistas en total

jueves, 13 de diciembre de 2018

Rogelio, agredido por el fascismo aberchale

Actualización 26.12.18
Como acto de solidaridad y apoyo al agredido se va a realizar una visita guiada por las iglesias y las calles de Sangüesa MAÑANA jueves 27 de diciembre. El guía será el propio Taboada. El recorrido se iniciará en la portada de Santa María a las 11:00.

Hoy me he enterado de la agresión que el día 1 de diciembre sufrió el sangüesino Rogelio Taboada.
"Puto fascista de mierda", "que te vayas de Sangüesa", "nazi de mierda, sabemos quiénes son tus hijas".
Como veis, un ejemplo claro de lo que hace unos días bautizábamos como "Fascismo Antifascista". Vamos mejorando: antes nos mataban, ahora no nos dejan vivir.
"Me hicieron dos heridas detrás de la oreja, dos cortes paralelos. La médica que me atendió me dijo que con la mano no había podido ser. Me rompieron el cartílago de una oreja, aunque lo peor fue la hemorragia en el maxilar, ya que estuve varios días con bastante dolor"
Rogelio ya ha denunciado la agresión ante la Guardia Civil y ha conseguido reconocer a sus atacantes, próximos a la autodenominada izquierda abertzale (vulgo, proetarras).
Él supone -mejor, está convencido de- que el ataque (uno más de una larga lista desde hace años) se debe a sus publicaciones y, más concretamente, a su convencimiento de que en Sangüesa nunca se habló vasco: "He sacado referencias de muchos sitios: el Archivo de la Catedral de Pamplona, el de Jaca, el Diocesano, los parroquiales... Hay documentación de sobra para demostrar que la historia de esta zona no tiene nada que ver con lo que proclaman".

Sangüesa, locus sensibilis
Me imagino que estas afirmaciones, hechas por un sangüesino, hacen mucha pupa a quienes, desde 1949, instituyeron el 3 de Diciembre como Día Internacional del Euskera en honor a San Francisco de Javier, nacido a 7 km de Sangüesa.
Según la viceconsejera de Política Lingüística, Josune Ariztondo: "el día elegido es el 3 de diciembre, el día de san Francisco Javier, navarro, vascoparlante y autor de escritos en euskera" (¡toma ya!)
Le salva (¡ojalá!) a Rogelio que ya en 2001 el  P. José María Recondo, el mejor biógrafo de Francisco de Javier,  a los cuarenta años de haber afirmado que la lengua vasca había sido la lengua nativa del santo, tras esa larga experiencia de lecturas, estudio y de investigación, llegara a la siguiente conclusión:
¿Habrá que esperar a que algún afortunado descubra un día un verdadero argumento entrañable que ponga en labios de Javier la lengua plurimilenaria? Nada más deseable. Mientras tanto, no consta, nada prueba. Rotundamente, no hay argumento, con certeza histórica, de la lengua vasca de San Francisco Javier. 
Pero a estos fanáticos que han golpeado a Rogelio (y no sólo a ellos) les da igual lo que dijera Recondo hace ya 17 años. Vamos, que probablemente ni se han enterado. Y siguen, erre que erre, defendiendo que la lengua vasca había sido la lengua nativa del santo y embistiendo a quien, como el jesuita guipuzcoano, diga que "no hay argumento, con certeza histórica, de la lengua vasca de San Francisco Javier".

Libertad de expresión
Y más, cuando todos los datos históricos lo avalan.
-Rogelio, ya he leído lo de tu última agresión. Mucho ánimo para seguir en la brecha
-Gracias Pachi. Tranquilo, que no consiguen más que animarme a seguir por siempre.
Como veis, esto es lo que nos toca hoy en Navarra.
Y estos ataques a la libertad de expresión no hacen más que reafirmarnos en nuestras convicciones.
Y en solidarizarnos con quienes tienen que bregar todos los días en los lugares más complicados.
Aquí tenéis el enlace a una entrevista que le hicieron a Rogelio en la Cope el 13 de Diciembre

1 comentario:

Echenique dijo...

A esos fanáticos agresores no les interesa la verdad; quieren imponer la mentira para imponernos igualmente su proyecto político de cortas miras, pues ese proyecto necesita de la mentira para prosperar, pero un proyecto inspirado en la mentira está abocado al fracaso más estrepitoso. No les arriendo la ganancia. Están haciendo el más espantoso ridículo. ¡ Qué pena malgastar la vida mintiendo y odiando !