Páginas vistas en total

lunes, 16 de julio de 2018

Cerrado el Museo Etnográfico de Elizondo

La puerta de acceso al museo con el aviso del cierre (desde el 1 de Julio) de las instalaciones. Foto J. M. Ondikol
Cuando, el día 13, en el tramo final de fiestas, leí en DN el artículo de José Mª Muruzábal, no pude menos que llamarle para que se desahogara, por el disgusto que llevaba encima: "Me constan las lágrimas de los miembros de la Fundación Ciga, y especialmente de su presidente, Pello, recogiendo los cuadros". Y es que el cierre del Museo Etnográfico de Elizondo supone un desprecio a la figura del pintor Javier Ciga y a la cultura de toda Navarra, especialmente del Baztán.
(pincha en todas las imágenes)

‘Kultura kanpora’: adiós Ciga                                                                 José Mª Muruzábal
Me duele profundamente tener que escribir estas líneas, pero en el fondo es lo único que se puede esperar en esta Comunidad de Navarra. Y me duele porque, dado el panorama cultural actual de nuestra tierra en lo que se refiere a las artes plásticas y museos, la situación roza ya lo lamentable, a la cola de cualquier provincia del Estado. Por ello, la noticia del cierre de un Museo es algo que causa absoluta tristeza y desazón. Y más si se trata de un Museo querido y admirado como es, mejor era, el Museo Etnográfico de Elizondo. Querido, para mí, porque albergaba una excelente colección de cuadros de Javier Ciga, uno de los más grandes artistas que ha dado esta tierra. 
Viático Baztán - 1917
Pero claro, poco podíamos esperar sabiendo que el tema estaba en manos de Bildu, que gobierna en el Ayuntamiento de Baztán. Parece ser la consigna máxima de este grupo político, ‘kultura kanpora’ (fuera la cultura). 
Llevábamos mucho tiempo esperando la triste noticia. No han sido capaces de solucionar una infraestructura cultural por poquísimo dinero; han demostrado una incapacidad y una incultura extraordinaria, digna de contarse en los anales de Navarra. 
Demuestran que la cultura del país, y una renombrada figura como la de Javier Ciga, les importa tres pimientos. ¿Entenderán que no es algo básico para su proyecto de construcción nacional?
Autorretrato - 1951
Si Gurutze Ciga levantara la cabeza, los había de correr a boinazos por todos los rincones de su querido valle. ¡Qué vergüenza dan! ¡Qué día tan triste para la cultura y las artes plásticas de Navarra! No puedo entender cómo tratan así a Javier Ciga, emblema del sentir vasco dentro del arte navarro del siglo XX, figura señera de nuestras artes plásticas, que sufrió en sus carnes la represión de los fascistas por sus ideas.
Pues estos, que han desmantelado el Museo de Elizondo, son muy parecidos a aquellos otros. Y todo, con el silencio y la complacencia culpable de Geroa Bai, que calla, no vaya a ser que Bildu se moleste. ¿Señora consejera, no estaba arreglado el asunto? Pues a ver si en los pocos meses que les quedan son capaces de hacer algo positivo, que en sus manos está. 
Lamento, y me duele, el trago que están pasando mis amigos de la Fundación Ciga. Son un grupo de amantes de Javier Ciga, y del sentimiento vasquista de Navarra, que llevan una detrás de otra.
Gentileza de Javier Igal A.
Ayer, Bildu les negó una exposición permanente del pintor en Pamplona. Asirón, Beloqui, y la ayuda de cierto técnico lamentable, dijeron nones al proyecto. Fue increíble, con el silencio de Gómez, Cabasés y compañía. ¿Te acuerdas, Maider, lo bien que te recibió Gurutze en su casa? Espero que el próximo ayuntamiento, y sus responsables de cultura, tomen nota también de la actuación de dicho técnico, que está contribuyendo a dejar el espacio expositivo de Pamplona como un erial. Parece la misma consigna: kultura kanpora!  
Si ayer fue ese episodio, hoy es el cierre del Museo de Elizondo, junto a la exposición permanente de Javier Ciga. Me constan las lágrimas de los miembros de la Fundación Ciga, y especialmente de su presidente Pello, recogiendo los cuadros. Mañana, tal vez nos llegue el cierre de la sala Ciga del Museo de Navarra, dentro de esa remodelación que anuncian los responsables de dicha institución. Uno ya no entiende nada de nada, hay que desvestir un santo para vestir otro.
El único pintor bien representado en el Museo… ¡fuera esa sala! Creí entender en su momento que una parte importante de los cuadros fueron donados por la Familia Ciga con la condición de que hubiera una sala de Ciga en el Museo. Como amante del arte navarro reivindicaré, si llega a darse esta anulación de la sala Ciga del Museo, que la Fundación Ciga solicite la devolución de aquellos cuadros. Si el Museo de Navarra fuera incapaz de mantener la sala Ciga, que los cuadros regresen a la Fundación. 
En fin, que si no fuera por lo lamentable de todo este asunto, parecería un guión para película de Paco Martínez Soria.
Esto debe ser el kanbio que anunciaba el cuatripartito que intenta dirigir la Comunidad. Efectivamente, Sra. presidenta y Sra. consejera de cultura, ¡estamos teniendo ‘kanbio’! Si con el anterior gobierno de Yolanda Barcina las cosas fueron mal para la cultura y, en especial, para las Artes Plásticas, con el gobierno de Uxue Barkos las cosas efectivamente han ‘kanbiado’… pero a peor. Ya sabemos que se pondrán de perfil, que sacarán su brillante verborrea, que la culpa será de Bildu o será la culpa del cha cha chá. Ahora pondrán el “caramelico” de una exposición de Javier Ciga en Bertiz; incluso este alcalde de Baztán, el que ha demolido el Museo Etnográfico, dice que igual se podrá montar una exposición permanente en Bertiz, que es un sitio magnífico, etc. etc. etc. Verborrea y más verborrea. 
Amigos de la Fundación Ciga, amigo Pello, que lo lamento profundamente, pero esto es Navarra y es lo que hay. No puedo decir más que ¡ánimo amigos! Yo, desde luego, paso de ir a ver la exposición de Bertiz; será la primera exposición de Ciga que no veo desde hace muchísimos años, pero de verdad que no tengo el cuerpo para eso ni para aguantar tanto gestor inútil. 

José Mª Muruzábal del Solar es profesor e historiador del arte navarro

No hay comentarios: