Páginas vistas en total

miércoles, 27 de septiembre de 2017

PP, PSOE y nacionalismos

Se queja César de que, mientras el Partido Popular y el PSOE, ambos sin "sentido de Estado", se han pasado 40 años viéndose mutuamente como "el enemigo a batir" y, para mantenerse en el poder, se han aliado con los partidos nacionalistas (quienes, a cambio, han conseguido todo el poder en sus territorios), estos han tenido siempre una idea motriz bien clara: "cómo podemos romper España para conseguir nuestra independencia". 
A ver si ahora, que ven las consecuencias de su actuación, son capaces de afrontar la crisis -la mayor de la democracia- unidos.


La responsabilidad de los dos principales partidos, PSOE-PP
Ambos partidos se han alternado desde la transición en el gobierno de España. Su máximo interés siempre ha sido hundir al otro partido, en vez de pactar con él políticas con sentido de Estado. Cuando no han tenido mayoría absoluta, han recurrido siempre al apoyo de los nacionalistas para gobernar, subestimando otras alternativas, únicamente por interés de partido.
Este apoyo ha sido siempre oneroso para el resto de los españoles, ya sea económicamente, ya sea por la transferencia de competencias como la enseñanza, con la que los nacionalistas, han manipulado y adoctrinado a varias generaciones de jóvenes. 
Para lograrlo, no han tenido ningún empacho en reescribir -a su interés- nuestra historia común, e inocular en los jóvenes, todavía sin formar, el “España nos roba”, o el odio a nuestra bandera común, además de perseguir con saña el castellano. 
Nunca un gobierno español, inspeccionó o se enfrentó a un gobierno catalán por el mal uso de esta transferencia. 
El fiscal ordena a los Mossos intervenir urnas y papeletas
Cada transferencia la han empleado los nacionalistas para acercarse a la creación de un estado propio, traicionando la Constitución que aprobamos una amplia mayoría de españoles. Por cierto, el porcentaje de catalanes que aprobó dicha Constitución fue más alto que el del resto de españoles. Transfirieron hasta la policía autonómica que, con el dinero de todos los españoles, cobra mucho más que otras policías. A la vista del papelón que estos días desempeñan los Mossos, ¿sentirán vergüenza los políticos responsables de esta transferencia?
Les concedieron un estatuto que acercaba tanto Cataluña a su independencia que el Tribunal Constitucional anuló parte de su contenido. ¡Cómo sería él! 
Estos días, al fin, los dos partidos se han puesto de acuerdo -por primera vez- en tomar las medidas apropiadas. El sentido de Estado, ¿les durará o se les disipará como el humo con una ligera brisa? ¿Estas medidas llegan demasiado tarde? 
Pienso que la responsabilidad de ambos partidos es enorme ante la penosa situación que estamos viviendo. ¡La más grave de nuestra democracia! 
CÉSAR RIDRUEJO 

No hay comentarios: