Páginas vistas en el último mes

martes, 27 de junio de 2017

Uniformes, Nasser y velo islámico

Inge Morath 1954 Corrales del Gas
No soy partidario de los uniformes. O, mejor dicho, los uniformes deben usarse en la actividad para la que están pensados, y no fuera de ella. Yo, cuando voy por la calle, no tengo por qué saber que esa señora que se acerca es bombero, aquel señor enfermero o militar, el que va a cruzar el semáforo es sacerdote, o que la religión de aquella señora (que no señor) es el Islam.
Sin embargo, en las imágenes de la antigua Pamplona nos llama la atención la cantidad de curas, monjas, militares… que destacan, precisamente porque llevan uniforme, hábitos…

Bikinis y burkinis comparten playa en Líbano
El velo islámico
Cuando ya creíamos que todo eso era algo superado, estamos observando en Europa, España, Navarra y Pamplona que volvemos a ver personas uniformadas: son, principalmente, mujeres que se cubren con algún tipo de velo.
A nosotros nos recuerda a otros tiempos, cuando las mujeres -sólo ellas- tenían que ponerse la mantilla en las iglesias (el hombre, al revés, debía quitarse la boina o el sombrero).
Pero no pensemos que en el mundo occidental estamos ya exentos de estas servidumbres. La mayoría de ellas afectan en su día a día a la mujer: ir mona, maquillada, depilada, tacones... Nosotros, en cambio, con ir a la mili - y eso antes- y correr alguna vez el encierro, ya hemos cumplido.
Volviendo al velo islámico, se llega a la situación hiriente de, en la playa, ver al marido con una cómoda pantaloneta, mientras ella está escondida bajo eso que llaman burkini.
Sin duda, es un ejemplo de injusticia y de discriminación que evidencian una sumisión de la mujer al hombre. ¿Por qué ellos van tan cómodos y ellas, en cambio, van tapadas?
Lo más terrible y lo que más nos rompe los esquemas es cuando algunas de ellas nos dicen que van así porque quieren, que nada ni nadie las obliga. 
Creo que esa actitud se podría calificar de ‘sumisión asumida’
Una mujer se quita la camisa mientras la policía le pone una multa en Niza
Soluciones
Algunos, ante esa evidente discriminación, recurren a las prohibiciones: ¿no prohíben a ‘nuestras’ mujeres en los países islámicos ir destapadas? Pues, prohibamosles aquí ir cubiertas.
Aunque, a corto plazo, pueda parecer eficaz, ese tipo de ‘soluciones’ no hacen más que ocultar los síntomas, sin atajar la raíz del problema. Es como aquel que quería acabar con la inmigración ilegal recibiendo a las pateras a cañonazos.
Pienso que prohibir a una mujer llevar el velo es lo mismo que obligarle a llevarlo: un ataque a su libertad.
Y en este tema creo que la solución es, quizás más lenta, más a largo plazo, pero más profunda y para siempre: educación en valores de igualdad entre hombre y mujer, concienciación de la discriminación que supone la imposición del velo, defensa de los derechos humanos ante su conculcación... Para que sea ella quien decida quitárselo.


Un vídeo
Recientemente me ha llegado este vídeo, de 1958, que, si a los occidentales nos descorazona, no te digo nada lo que tiene que suponer para estas mujeres que luchan en Egipto por la igualdad.
Para entenderlo mejor, os pego este trocito de Wikipedia en el que se habla de Nasser, el protagonista del vídeo:

“…y dictando leyes sociales en favor del laicismo (emancipación de la mujer, primacía de los tribunales civiles sobre los religiosos). Si bien Nasser era un sincero musulmán, no titubeó en perseguir a los clérigos islámicos que cuestionaban la «revolución del socialismo árabe»; esto le llevó a una pugna con los sectores más radicales del islam como los Hermanos Musulmanes, a los cuales Nasser percibió como «saboteadores retrógrados» que «buscaban retornar al viejo orden», y que fueron perseguidos desde 1953.”

2 comentarios:

Ispán dijo...

Y el velo con lo que ello supone irá a más no solo en el mundo musulmán incluido Turquía cada vez más alejada del modelo Ataturk si no incluso en el mundo de raíz judeocristiana con la creciente emigración. El velo se dice que está así ordenado según hadizes de Mahoma o incluso en la azora 24 y 33 del Corán.
El origen los movimientos radicales sunnitas que están en la mente de todos se encuentra en el rigorista wahabismo, en hispánico modo guajabismo, surgido en lo que hoy es Arabia saudí. El socialismo árabe fundado por un cristiano y un musulmán sirios ha sido prácticamente desarbolado. Lo es en Iraq( el Baas) , , y en la práctica en Siria por la guerra( también Baas) y sus filiales en el mundo árabe como Jordania, Libano ,Sudán etc .En cuanto al naserismo no tiene el predicamento que tuvo en Egipto.
En Irán de mayoría musulmana chií, no árabes en su inmensa mayoría , la obligatoriedad del uso del velo se impuso en lo que se ha dado en llamar Revolución islámica con el Ayatollah Jomeini .
La fotografía en playa del Libano , el que se consideró Suiza de Oriente Medio , indica la fuerte presencia e influencia política y en su número de los cristianos árabes entre ellos los católicos maronitas , si no no creo se viera un biquini ni siquiera en los barrios cristianos de Beirut . Por otro lado , la prohibición del el uso de burquini que propició la multa en Niza fu anulada por Tribunal francés. Es necesario además distinguir entre el velo e hiyab, que no cubre el rostro , el niqab con la abaya y el burca. El chador utilizado por mujeres chiies no cubre el rostro aunque si todo el cuerpo .
El origen del velo en las mujeres en el mundo católico exclusivamente para la asistencia a iglesia , lo que dejo de ser preceptivo a raíz del Concilio Vaticano II, se encuentra según creo en un texto del Apóstol de Nuestro Señor Jesucristo( Bendito sea) , San Pablo en la Primera Carta a los Corintios y los hombres destocados. Esto último no se comprende puesto que los hombres entre los judíos se cubrían como siguen hoy haciéndolo ( por ejemplo con la quipá o sombrero) y no olvidemos que San Pablo era judío y de observancia estricta de la ley.
Actualmente las únicas que puedan llevar sombrero en iglesias son las mujeres.

Francisco A dijo...

Además de la oportunidad del post, advierto en primer plano de la fotografía de los forofos en los corralillos del Gas la inconfundible imagen de don Gregorio Alegría, organista de san Lorenzo e incansable recogedor de chavales desfavorecidos y de familias rotas, con teja y manteo recogido y cabeza levemente ladeada. Gracias por el recuerdo del entrañable personaje.