Páginas vistas en el último mes

viernes, 13 de enero de 2017

Puente de Zubillaga

Nuevo puente en el Frente de la Magdalena que conecta el camino que, a pie de muralla, 
viene del Baluarte de Labrit (izda) con el baluarte de Guadalupe (dcha)

Se recupera un puente del s.XVIII que da acceso al baluarte del Redín

El puente se abrirá a finales de mes en horario diurno aún por concretar

Un nombre para este puente
por el servicio que haga,
que "puente" en vasco es "zubia"
y lo ha hecho Zubillaga

Y el servicio va a ser bien bonito. Este puente que, desde el pie de la muralla, lleva al Redín, va a permitir un par de recorridos hasta ahora imposibles:
1. Desde el Puente de la Magdalena, el peregrino, en vez de entrar en la ciudad por el Portal de Francia, puede tomar el camino del Frente de la Magdalena y, por este puente, acceder al Baluarte bajo NªSª de Guadalupe y por el túnel de los Cordeleros plantarse en el Redín 
1. Desde el Puente de la Magdalena hasta el Redín (línea blanca)
2. Desde el Baluarte del Labrit, bien, utilizando la Caserna, o rodeando el Baluarte por el Jito Alai, tomar el camino, a pie de la muralla, del Frente de la Magdalena, cruzar el nuevo puente, Guadalupe, túnel Cordeleros y Redín.
Podemos verlo en esta imagen:
2. Del Baluarte de Labrit (izda), al del Redín (línea blanca)
PABLO AYERRA Pamplona
La recuperación de un puente militar que imita al existente en el siglo XVIII se abrirá al público a finales de este mes. Una estructura de roble macizo que da acceso a un nuevo espacio y que permite un paseo circular entre los baluartes de Labrit y Redín. La Policía Municipal se encargará de la apertura y cierre en un horario diurno concreto aún por definir. El puente permite el acceso a la parte antigua desde la entrada del Camino de Santiago en la ciudad ya que salva un desnivel que da acceso al baluarte del Redín desde el que se llega, a través de un túnel, a Caballo Blanco.
El alcalde, Joseba  Asirón, y los miembros de la comisión y la Gerencia de Urbanismo inspeccionaron ayer por la mañana la zona. Las áreas de Turismo y Cultura se encargarán de definir el contenido del nuevo espacio. La última vez que se abrió el baluarte del Redín fue el cinco de noviembre de 2016 en la Carrera de las Murallas de Pamplona, y previamente se utilizó en el Festival de las Murallas en agosto del mismo año.
La instalación del puente costó 43.995 euros, IVA incluido. La ejecutó la constructora Zubillaga sobre un proyecto del personal técnico del Ayuntamiento en colaboración con los arquitectos Marta y Miguel Monreal Vidal.
“Ya restauramos en 2015 el frente de las murallas de la Magdalena y el siguiente paso era unir Labrit y el Redín. También hemos intervenido en el talud exterior con el objetivo de poner en valor la relación del baluarte con el entorno”, dijo durante la visita el arquitecto municipal José Ignacio Alfonso Pezonaga.

Puente militar del s. XVIII
Este puente aparecía en los planos de 1794 del ingeniero Antonio Hurtado. La estructura está capacitada, según los técnicos, “para soportar un tanque”. Recordaron que el puente probablemente estaría preparado para permitir el paso de carretas con bombas de 5.500 kilos. Se especuló con que este puente, de uso claramente militar, habría estado en funcionamiento “poco tiempo”.
La barandilla, también de roble, tiene un diseño similar al de la Puerta del Socorro de la Ciudadela. “No tendría un diseño tan cuidado, ya que el puente estaba diseñado para ser destruido en caso de invasión”, relataron los técnicos.

El puente, punto final al plan de 2015
La construcción de este puente de roble recupera el que estaba plasmado en los planos de 1794 del ingeniero Antonio Hurtado. Es el remate a la segunda fase del plan paisajístico de la muralla que se inició en 2015. En marzo de aquel año, el Ayuntamiento de Pamplona aseguró que estaría disponible para finales de año. Será a finales de este mes cuando los ciudadanos podrán utilizarlo. Será accesible en horario diurno y lo abrirá y cerrará la policía municipal.
En 2015 se restauró el frente de la Magdalena y se elaboraron labores paisajísticas en la zona de Labrit y del frente de la Magdalena, debajo del Paseo de Ronda, entre la plaza Santa María la Real y el baluarte del Redín. Ahora se puede acceder a él gracias al desnivel salvado por este puente. De esta manera, aquel nuevo camino que parte del baluarte de Labrit, llega ahora hasta Caballo Blanco a través del nuevo puente y el túnel por el interior de la muralla que asciende hasta el Mirador de Caballo Blanco. El Ayuntamiento dijo que el puente contribuirá a mejorar la accesibilidad a la parte antigua de la ciudad desde la entrada del Camino de Santiago.

No hay comentarios: