Páginas vistas en el último mes

viernes, 11 de noviembre de 2016

Lobos con piel de cordero

"Las mujeres de los agentes también son mujeres". Gracias por recordarlo
El poema de Goytisolo que -imitando el timbre de Paco Ibáñez- cantábamos a finales de los '60 -¿o eran ya los '70?- decía así:


"Érase una vez / un lobito bueno / al que maltrataban / todos los corderos.
Y había también / un príncipe malo,/ una bruja hermosa / y un pirata honrado.
Todas estas cosas / había una vez / cuando yo soñaba / un mundo al revés".

José Agustín Goytisolo (¡qué belleza su "Palabras para Julia"!) quería cambiar una realidad que no le gustaba. Al final, no pudo seguir soñando y un día cayó al vacío desde la ventana de su apartamento.

Nosotros, en Navarra, no necesitamos soñar 'un mundo al revés'. Lo estamos viendo - en vivo y en directo, pero en versión mala-, cada dos por tres. Es una pesadilla, sí, pero no en el mundo de los sueños. Es una pesadilla absolutamente real.



la zorra al cuidado del gallinero
Cinismo e hipocresía
Cuando uno ve en las entradas a su ciudad el letrero de "Pamplona no tolera las agresiones sexistas", como dejando caer que las otras agresiones nos traen sin cuidado... o que otras ciudades sí las toleran...
Cuando uno oye a Asirón vanagloriarse de que Pamplona es la punta de lanza contra ese tipo de agresiones y, sin embargo, son incapaces de condenar las agresiones que sufrieron en Alsasua dos guardiaciviles y sus parejas, o las que sufre el resto de la Corporación en el "taponcico" de la calle Curia...
Cuando uno ve en las fiestas de su ciudad o de los barrios toda una parafernalia -amparada por el Ayuntamiento- dedicada a ensalzar a los agresores, a quienes han sido juzgados y condenados por aterrorizar a sus convecinos...

A veces me pregunto: ¿Es que, acaso, hay alguna sociedad, entidad, formación política, alguna ciudad... que promocione, defienda, anime a los ciudadanos a efectuar agresiones sexistas? ¿A cuento de qué viene el erigirse en el adalid de la defensa de la seguridad, de la libertad de la mujer, cuando, por suerte, esa lucha es patrimonio de toda sociedad civilizada?
La respuesta es tan evidente... Se trata de una simple cortina de humo para tapar sus vergüenzas: ellos sí han tenido toda una organización -eficacísima, por cierto- para agredir. Su pasado -que quieren que olvidemos- les pesa demasiado, y tienen que buscar triquiñuelas para ver si consiguen despistarnos.
Los lobos se visten con piel de cordero y se aprestan a poner una corona en la tumba de Tomás Caballero. Es la manera -de eso se jactan- de desactivar "el uso político que UPN hace del recuerdo de su compañero asesinado".
Los lobos permanecieron impasibles cuando Javier Caballero, hijo de Tomás, recordó las palabras de monseñor Fernando Sebastián en el funeral de su padre:
 “No se puede matar, 
ni apoyar a los que matan, 
ni apoyar a los que apoyan a los que matan”.



Convocada por el Ayuntamiento, el martes día 8 se ha celebrado una concentración de repulsa por la violación de una joven en la capital navarra. Ha tenido que ser un ciudadano anónimo (pero que me suena bastante...) quien ha puesto las cosas en su sitio, desactivando -ahora sí- el uso político que hace Bildu de las "agresiones sólo sexistas". 
En su cartel decía: "Las mujeres de los agentes también son mujeres". Se refiere, evidentemente, a las parejas de los guardias civiles que también fueron agredidas en Alsasua por el simple hecho de ser sus parejas.
Gracias, anónimo ciudadano. Te dedico este vídeo -también desactivador, en tu línea- con toda mi admiración:

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Claro y meridiano. Verdades palmarias. Gracias, Patxi, por plasmar lo que tantos comentamos en la calle y tan poco sale en los medios. El cinismo es para ellos una nueva arma.
Pablo

Echenique dijo...

Es cuestión de legitimación. Quien ha apoyado, incluso reiteradamente, incluso brindando con champán, agresiones de mayor envergadura, como los secuestros y asesinatos etarras, no está legitimado para condenar las agresiones a las mujeres. Casi estoy convencido de que están deseando que acaezcan para poder lavarse la cara con condenas de cartón piedra.

manolo dijo...

Cada vez que te leo, y es muy a menudo, me sorprende más tu clarividencia para poner lo puntos sobre las íes. Enhorabuena y sigue así que despertarás muchas conciencias adormecidas y sedadas por el miedo.