Páginas vistas en el último mes

lunes, 7 de noviembre de 2016

Hasta el nombre de las fiestas suena a él


Los cinco de julio María Jesús baja al cementerio y deposita unas flores en ese panteón. Luego, se va de Pamplona para intentar cerrar las heridas que abrieron en su vida las astas de un toro. "No puedo soportar quedarme en San Fermín".
Todavía le duele. Mucho. A pesar de los años pasados Y más cuando una ciudad entera se lo recuerda con la intensidad que lo hace Pamplona. 
Hasta el nombre de las fiestas suena a él. 

***
Desde que vivo en San Juan, en mis paseos de jubilado suelo pasar a menudo por el cementerio. Sabía que un camposanto era una escuela de recuerdo y desolvido, pero no sospechaba que lo fuera tanto...
Como habéis visto en algunas entradas, he ido descubriendo -por azar o preguntando en la oficina- las tumbas de Alfredo Aguirre, Tomás Caballero (Grupo 50, nicho 58, al lado de la 'Puerta del río'), José Rodríguez Medel… y algunas más que irán, poco a poco, saliendo en este blog.

El miércoles, 2 de noviembre, que antes era el Día de los Difuntos, ya de vuelta a casa, volví a pasar por el cementerio y, muy cerca (20 pasos al oeste, hacia el Cabezón de Echauri) del mausoleo de Sarasate, un San Fermín muy grande (ver 1ª imagen) llamó mi atención.
Al acercarme, debajo de la imagen del copatrón de Navarra y patrono de la diócesis de Pamplona, descubrí unos preciosos versos de Bécquer:
“Dos olas que vienen juntas / a morir sobre una playa…”

Inmediatamente sospeché la desgracia y la encontré en la parte izquierda: dos hermanas, bien jóvenes, fallecidas el mismo día. Quizás algún accidente...

Pero, ¿por qué un San Fermín tan grande? 
Al principio me despistó ver su apellido (Echeverría) escrito con grafía vasca, pero enseguida caí en la cuenta de que se trataba de "Echeve", Fermín Echeverría, el dueño del Bar Echeve (hoy "Etxebe").

Ahora todo cuadraba: los versos de Bécquer, la gran imagen de San Fermín...
Echeve sufrió la terrible desgracia de perder a sus dos hijas en un accidente de coche. 
"Dadnos luz para superar vuestra ausencia", se lee en la 2ª imagen.




De blanco, a . de tomar la curva de Merca-feta
Y, 13 años después,  un 8 de julio de 2003, con 62 (casi 63) años, Fermín Echeverría, el corredor más emblemático de Mercaderes, maestro de tantos a los que aconsejó, a los que llevó, incluso, de la mano para enseñarles cómo había que coger la curva de Mercaderes con Estafeta... tuvo la mala suerte  de que un Cebada Gago, le golpeara en la cabeza. Sufrió un fuerte traumatismo craneoencefálico. Tuvo que ser intervenido quirúrgicamente y quedó en coma. Falleció -como dice la lápida- el 24 de septiembre de 2003.
Descansen en paz.
***
'Todavía le duele. Mucho. Aunque ya hayan pasado unos cuantos años. Y más cuando una ciudad entera se lo recuerda con la intensidad que lo hace Pamplona durante 9 días, año tras año. Hasta el nombre de las fiestas suena a él. "No puedo soportar quedarme en San Fermín. Me pueden los sentimientos", reconoce emocionada María Jesús Amorena. Es la viuda del veterano mozo pamplonés Fermín Etxeberria, que falleció por un golpe tras el encierro del 8 de julio de 2003, a los 62 años.
5 de Julio 2017
Tras colocar en el panteón de su marido "el pañuelico" y "claveles blancos y rojos, por supuesto", el 5 de julio, María Jesús cierra la maleta para intentar que las heridas que abrieron en su vida las astas de un toro escuezan menos. Porque "aún escuece, hasta doler".' (DN San Fermín 2015)
***
Increíblemente, apenas hay fotos en internet de Fermín Echeverría corriendo el encierro. He tenido que ir al Bar Etxebe, en donde hay unas cuantas expuestas. Viéndolas ya os podéis imaginar en qué condiciones he tenido que sacarlas: poca luz, reflejos... Pero es lo único que hay. Con ellas nos podemos hacer una idea de cómo tomaba Echeve la curva de Mercafeta: por donde le daba la gana.

2 comentarios:

JAVIER dijo...

El que va de la mano con Fermin es Manolo Iribertegui. Otro fenomeno corriendo Ayuntamiento y tramo de Mercaderes.Es una pura coincidencia al dar la curva juntos

Patxi Mendiburu dijo...

Joé, Javier, lo que sabes! Gracias por la información, pero lo voy a dejar como está, que queda muy bonito