Páginas vistas en el último mes

lunes, 21 de noviembre de 2016

Bildu: la cuadratura del círculo



La cuadratura del círculo
Dicen que “el Fascismo es un movimiento político y social, de carácter totalitario y nacionalista, fundado en Italia por Benito Mussolini después de la primera guerra mundial”.
Su actualización y concreción para Navarra nos la da en este artículo Luis M. Sanz:
“Fascismo es estar tomando una caña en un bar y que una horda de intolerantes te saque a golpes porque no les gustas.
Y el colmo del sarcasmo es que, después de sacarte a golpes, "con un discurso sedicentemente izquierdista, pero cribado de etnocentrismo, y con títulos imaginarios, reivindiquen en beneficio propio el legado republicano-socialista de nuestra tierra" (García-Sanz) y se manifiesten en Pamplona -de la mano del PSN- “por las libertades y contra el fascismo”
¿Alguien da más?

Contra el fascismo y por las libertades
por Luis M. Sanz
El lema elegido por partidos y colectivos para manifestarse por las calles de Pamplona es inapelable. Contra el fascismo y por las libertades. ¿Quién podría oponerse a semejante declaración de intenciones? El problema surge cuando entre los convocantes y principales impulsores de la concentración antifascista se encuentran los representantes de la izquierda radical abertzale y de sus colectivos afines, que tratan de blanquear su propia historia de cuarenta años de fascismo real, de carácter totalitario y nacionalista. Cuarenta años en los que se han producido cientos de asesinatos de ETA sin que hayan movido un solo dedo, al contrario, se han dedicado a justificar cada uno de los crímenes, las extorsiones, los secuestros y la falta de libertad.
Con estos compañeros de viaje es difícil dar credibilidad a una manifestación en la que -por principio- habría que prohibir la participación de los fascistas, de quienes se llenan la boca con la memoria histórica y se olvidan de la memoria reciente; de quienes apelan a las libertades y se las cercenan a los que piensan distinto a ellos; de quienes se postulan defensores de los derechos humanos y son los primeros en vulnerarlos. Si de verdad creyesen en la democracia y en la libertad de las personas, se manifestarían en contra de hechos recientes como los de Alsasua, donde sí se produjo una agresión fascista a cuatro personas por la simple razón de ser guardias civiles y las parejas de estos. La única amenaza fascista y de déficit de libertad que siguen padeciendo muchos pueblos de Navarra es la protagonizada por los mismos que durante años y años han querido imponer, con la ayuda de ETA y el miedo, su entelequia ideológica y territorial.
Esta semana se ha querido desviar la brutal agresión en Alsasua hacia el debate de si se cometió o no delito, el tipo de delito o la forma en que se produjeron las detenciones. Independientemente de que se les impute un delito de terrorismo, de odio o de lo que estimen oportuno los jueces, a los políticos les tendría que preocupar que en pleno siglo XXI siga habiendo ciertos lugares de la geografía navarra donde la integridad de las personas corra peligro, ya sea por su raza, su nacionalidad, su sexo, religión o uniforme. En esto tendría que estar el director general de Paz y Convivencia, si de verdad quiere llenar de contenido el cargo, porque hasta ahora a lo único que se ha dedicado es a mirar hacia otro lado, cuando los causantes de la falta de convivencia los tiene muy cerca. En los despachos.
Fabricio Potestad y Maite Esporrín
Un gobierno con el lastre de Bildu
Decía la presidenta del Gobierno que el acuerdo programático no está en riesgo porque no se ha incumplido (a pesar de que Bildu siga sin condenar el terrorismo de ETA ni las agresiones de Alsasua). Es lo que le toca defender a Barkos contra las críticas de los grupos de la oposición por liderar un Ejecutivo sustentado en la antigua Batasuna, lo cual no tiene ningún mérito, al contrario, es un baldón en la conciencia de quien acepta tener por socio a alguien que afirma sin pudor alguno que en Alsasua hubo “una pelea de bar entre personas ebrias”, en la que resultaron “dos heridos leves”.
Los portavoces de UPN, PSN y PP han retratado esta semana a un gobierno colgado de Bildu. ¿Cómo se puede hablar de paz y convivencia cuando uno de tus socios no condena lo ocurrido en Alsasua? Tal y como dijo el representante regionalista, Javier Esparza, “es inmoral gobernar de la mano de Bildu”; la socialista María Chivite abundó en que el Ejecutivo de Barkos tiene “una gran tara ética”; y la popular Ana Beltrán subrayó la complicidad de la presidenta Barkos por doblegarse a los radicales.
Por eso no se entiende que el PSN (1), con su presidente Fabricio de Potestad a la cabeza, se manifieste junto a miembros de Bildu, como Sabino Cuadra o Miren Zabaleta, por la libertad, la democracia y contra el fascismo. Un auténtico sarcasmo. Fascismo es estar tomando una caña en un bar y que una horda de intolerantes te saque a golpes porque no les gustas.

(1) Entre los asistentes estaban, por el Gobierno, el consejero de Hacienda, Mikel Aranburu, y la portavoz María Solana; la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez; el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón; el secretario general de CC OO, Raúl Villar; representantes del PSN como el diputado Jesús Mari Fernández, la concejala Maite Esporrín o el presidente del partido, Fabricio de Potestad; por EH Bildu, los parlamentarios Adolfo Araiz, Miren Aranoa y Bakartxo Ruiz, el exdiputado Sabino Cuadra o la dirigente de Sortu, Miren Zabaleta; por Geroa Bai, los parlamentarios Koldo Martínez y Unai Hualde, entre otros; por I-E, el parlamentario José Miguel Nuin, el exparlamentario Ioseba Eceolaza y el senador Iñaki Bernal; y por Podemos, su líder Laura Pérez y el diputado canario Alberto Rodríguez, que había participado horas antes en un acto en Tafalla.


Se han identificado los restos de Gregorio Angulo, uno de los más 
importantes dirigentes históricos del socialismo y del ugetismo navarros

Tras esta atípica manifestación, nada de mayor actualidad que el clarividente lamento de Ángel García-Sanz, al final de su artículo sobre:

Gregorio Angulo Martinena (1868-1937) La figura de nuestro socialista ilumina el panorama político-social actual de Navarra, en el que la cuestión identitaria, polarizada en torno a “lo vasco”, y el olvido de las diferencias entre Historia y Memoria son omnipresentes. Esto propicia que determinados grupos políticos, con un discurso sedicentemente izquierdista, pero cribado de etnocentrismo, y con títulos imaginarios, reivindiquen en beneficio propio el legado republicano-socialista de nuestra tierra. Por ello me parece oportuno terminar señalando que, guste poco o mucho, Gregorio Angulo fue un internacionalista al uso del momento y, como manifestó en varios escritos, absolutamente contrario al nacionalismo y al separatismo vascos. Además, expresó reticencias hacia la potenciación interesada del euskera
Ángel García–Sanz Marcotegui es profesor de Historia 
(Universidad Pública de Navarra), biógrafo de Gregorio Angulo
Actualización 22.22.16:
Víctor Manuel Arbeloa también se apunta a esta indignación:

¿Contra qué fascismo? 

       Vimos anteayer con pena, y   hasta con escándalo, por las calles de Pamplona al presidente del PSN y a la portavoz del raquítico grupo municipal del mismo partido sostener la misma pancarta, que sostenían en su parte central los jerifaltes de Sortu y de Bildu, verdaderos protagonistas de la manifestación Por las libertades y contra el Fascismo. ¿De qué libertades y contra qué fascismo pueden hablar, y menos vociferar, quienes son lo más parecido al fascismo, mutatis mutandis, que padecemos hoy día?

2 comentarios:

Ispán dijo...

No es necesario ir con una linterna como Diógenes para encontrar fascismo en Navarra y Vascongadas. !Oh! esas manifestaciones estilo años treinta.! Que fascismo.
Basta una panorámica durante años en aquellas para observar la situacion roji-parda del nazional-comunismo
¿ Que hace ahi el PSN? Ya nada extraña despues de la última singladura del PS , que comienza en Rodriguez y finaliza en Sanchez( esperemos que siga con la O y la E).Gente no digo como los que tiodavía viven si no como Perezagua, Meabe o Angulo se hubieran muerto de vergüenza.
Por cierto ¿ quien ha cercenado las libertades y han actuado al modo fascio-rojisimo durante 40 años?.
Y otros que actúan al modo del bearnés Enrique , Navarra bien vale aguantar a cierta gente en el cuatripartito.
Estos se creen que los españoles, somos carajotes, perdonen por la expresión,

Ispán dijo...

!Oiga! Y siguen los tíos esos del gang ETA sin disolverse, sin entregar las pistolas salvo los paripés para guiris bien remunerados,con sus terminales políticas bien activas y sin que se les condene , a lo mas que se llega es a eso de estamos contra la violencia venga de donde venga. Solo les falta decir pero menos si vienen de los llamados medios vascos del sur de Francia . Cientos de asesinatos, miles de heridos, secuestros, robo intimidatorio y extorsión por la cara con eso del impuesto vasco revolucionario, incitación al odio y exodo de miles de vascos y navarros a otras zonas de España, y ahí siguen , esperando no se qué. Y siguen buscando fascismos. Lo dicho se creen que somos carajotes,con perdón.