Páginas vistas en el último mes

jueves, 13 de octubre de 2016

Adrián -8 años, con cáncer- quiere ser torero


Es sólo un niño. Un niño con una de esas enfermedades raras de tratamiento muy costoso y con posibilidades de supervivencia desconocidas. El niño quiere ser torero y la familia ha visto en esa afición una puerta abierta para aumentar las posibilidades del chaval de salir adelante. Pero, mientras unos se vuelcan en ayudar a Adrián, organizando para él un festival con sus ídolos, otros...

Insultan a un niño con cáncer que quiere ser torero
La familia y la Fundación Toro de Lidia actuarán contra quienes desearon en redes sociales la muerte del pequeño  
EUROPA PRESS Valencia
El padre de Adrián, el niño valenciano enfermo de cáncer que desea ser torero, ha asegurado que la familia y la Fundación Toro de Lidia emprenderán “todas las medidas legales necesarias y posibles” para denunciar los comentarios ofensivos vertidos en Twitter contra el pequeño después del paseíllo que realizó el sábado en una corrida benéfica en Valencia. 
El progenitor, Eduardo Hinojosa, se pregunta “cómo pueden existir personas que deseen la muerte a alguien y encima a un niño de solo 8 años como Adrián”, al que, ha subrayado “le queda mucha vida por vivir y está luchando contra esta lacra”, que es la enfermedad Sarcoma de Ewing
Tras el Festival para Adrián del sábado —organizado por el padre para recaudar fondos destinados a la Fundación de Oncohematología Infantil del Hospital Niño Jesús de Madrid—, varios usuarios antitaurinos de la red social compartieron comentarios como “Que se muera, que se muera ya. Un niño enfermo que quiere curarse para matar a herbívoros inocentes y sanos que también quieren vivir”. 
Al enterarse de la polémica, el padre lamentó que se le cayó “el mundo encima”. “No me apetece decir lo que pensé en ese momento por educación”, aseveró, para remarcar que él se considera “una persona bastante educada” y que no desea ponerse “a la altura de esas personas, por llamarlas de alguna manera”. 
Por tanto, reafirmó su voluntad de emprender acciones legales a nivel particular y junto a la Fundación Toro de Lidia de cara a “acabar con este tipo de actitudes”. 
Con todo, Hinojosa puntualizó que él no desea “mal a nadie”, si bien ha defendido que “nunca hay que comparar la vida de un animal con la de una persona”. “Para estas personas es más importante la vida de un animal que la de un ser humano. Me parece muy penoso que piensen así”, manifestó. 
Además, recordó que hace unos meses “hubo un caso parecido”, el del torero fallecido Víctor Barrio y que “como él había matado a muchos animales, a algunos le daba igual que hubiera muerto delante de un toro”. 
Respecto a su hijo, Eduardo Hinojosa celebró que “cumplió su sueño” el sábado en la corrida en la que terminó dando la vuelta al ruedo a hombros de toreros como Enrique Ponce o Ginés Marín, “sus héroes”. “Verse rodeado de los grandes maestros fue una gran inyección de valor y fuerza para que siga luchando contra la enfermedad”, manifestó 
El padre insistió así en que Adrián “de mayor quiere ser un torero, una figura”, una afición que, relató, le vino de manos de “su abuelo Dani, que desde pequeño le llevaba a los toros” y, desde entonces, “le ha gustado todo el mundo relacionado con el toreo”. 
“Él lo vive, lo ama”, aseguró su padre, que cree que “se ha refugiado más en este mundo” desde que le diagnosticaron el cáncer. “Y cuando ve a sus héroes, dice: ¿Si ellos pueden, por qué yo no?”, ha ilustrado, porque cree que así su hijo se da cuenta de que los toreros “están hechos de otra pasta: sufren una cogida y a los días están toreando”. 
Así, Adrián “se refleja mucho en ellos para seguir luchando”, remachó su padre, que espera “de una vez por todas” que su hijo pueda superar la enfermedad.

Va por ti, Adrián (aunque seguro que ya lo has visto)


No hay comentarios: