Páginas vistas en el último mes

lunes, 1 de agosto de 2016

La venganza: Duquesa con Marcha (de San Ignacio)

Santuario de Loyola, 1958. 1ª comunión de Ramón y Javi y 1ª misa de Pepito.
Pincha para ver mejor
El santo de Nacho
Ayer, 31 de Julio, San Ignacio. Miro en el calendario del Ayuntamiento para comprobarlo, sin acordarme de que este año ya no aparece el Santoral. Pero, casualidades, me tocaba este finde atender en mi casa a mi hermanico Nacho (a quien no se le pasa una fecha, un cumpleaños, un santo) y él ya me avisó el sábado. Más aún, Nuria -a través de Facebook- ha estado sembrada trayendo, en el día de San Ignacio, el recuerdo de un vídeo -entrañable donde los haya- en el que Nacho -aún en silla de ruedas por un percance que tuvo hace ahora tres años- nos sorprendió a todos entonando canciones que incluso algún hermano mayor no conocía:


Loyola, 1958
Pero hoy quiero remontarme mucho más lejos, a un año que coincide con los años que han pasado desde ese año (¡vaya trabalenguas!). Sí, a hace 58 años. Habíamos ido toda la familia a Loyola porque el tío Pepito -jesuíta él- celebraba la Primera Misa. Y, de paso, hacían la Primera Comunión mi hermano Ramón y el primo Javi (en la foto, ambos, delante del misacantano).
En la sobremesa -y por agradar (¡qué ingenuidad la nuestra!) a nuestros anfitriones de la Compañia de Jesús- entonamos la Marcha de San Ignacio (: "Fundador sois, Ignacio, y General...). Al no tener a mano la letra, enseguida empezaron las vacilaciones y nos cortamos mucho antes de esos versos que me gustaban tanto (: "Ya voces escuchanse de trompa bélica..."). 
Por supuesto que lo hicimos infinitamente peor que estos antiguos alumnos del Colegio del Salvador, en donde pasó su vida mi tío Pepito.



Nos arrollaron
No dio tiempo ni a que nos calláramos del todo. Desde la mesa principal del comedor (¿estaría Arzalluz?), como un solo hombre y en vasco, nos arrollaron con el "Iñazio, gure Patroi aundia". 
Yo sólo tenía 8 años, pero así lo viví: nos arrollaron. En vez de ayudarnos a completar la nuestra, me dio la impresión de que estaban deseando que falláramos para empezar ellos la suya. Me pareció que a esos sacerdotes había algo (entonces yo no sabía ponerle nombre; ahora sí) que les movía bastante más que la ayuda al prójimo o la cortesía más elemental.
Recordemos que estábamos en 1958 y en la "sede mundial" de los Jesuítas.


Desolvidar no olvida
Dicen que la venganza se sirve en plato frío. ¡Y tan frío! 
2016, 58 años después de aquel 1958 en el que nos sentimos ridiculizados, ha llegado nuestra vengadora: nada menos que la Duquesa de Alba, la Duquesa por antonomasia, es quien hace callar a todos los que nos arrollaron en Loyola'58, con esta interpretación grabada en San Sebastián hace 4 años.
Gracias, Duquesa.

3 comentarios:

Gelu dijo...

Buenas tardes, Patxi Mendiburu:

¡Muchas felicidades a Nacho!
¡Bravo, por la canción, y por su alegría!
He preparado una entrada, con la película:
EL CAPITÁN DE LOYOLA, de 1949,
como regalo para él.
Gracias por mostrarnos la fotografía del día de la Primera Comunión de tu hermano y primo, que es todo un documento de la época, curas, monja, familia numerosa, las señoras con velos, los señores de traje y corbata, esos vestidos blancos de las niñas con falda almidonada y cinta de terciopelo rojo en la cintura…

Abrazos
P.D.: En el vídeo -con el ‘Iñazio’ cantado por la Duquesa-, se nota el orgullo del esposo, pero ha faltado la demostración espontánea de un beso. Es algo que sale de dentro.

Anónimo dijo...

Una curiosidad, supongo que no muy conocida. El himno de S. Ignacio tiene 2 letras. Peroy la música? autor?
A vuelapluma la música es ... una marcha militar naval francesa, barroca,que el Padre Donostia descubrió en la Biblioteca nacional francesa.
Cuando lo leí me quedé atónito.
Fernando Carrillo de Albornoz

Patxi Mendiburu dijo...

Gracias, Gelu, por tu sabroso comentario. Gracias, Fernando. Había visto algo y sabía que el tema era complicado. Lo dejamos para otra ocasión. Gracias por la información