Páginas vistas en total

jueves, 21 de julio de 2016

Lolita Garrido y el amor: Qué bichito será


Nacida en Manises, minicipio valenciano, en 1928, su primer triunfo tuvo que ver con una preciosa canción de Francisco de Val: Viajera. A esta joya le he dedicado bastantes entradas, muestra de la simpatía que siempre he sentido hacia esta cantante.
El año pasado, en 2015, cuando ya contaba con 87 años, le hicieron una entrevista de larga duración de la que voy a destacar su opinión sobre el amor, algo que yo desconocía totalmente.
Muy adecuadamente, en un momento de la entrevista, suena una canción, cantada por ella, que me trae recuerdos de mi más tierna infancia, de cuando tenía yo unos 7 u 8 años: "¿Qué bichito será, qué bichito?...". Seguramente la habría oído en fiestas de Cemboráin, a finales de los 50. Concretamente en el baile -"al agarrao"-, que solía celebrarse en la era de Macaya.
El bichito de marras -yo entonces, ni idea-, a pesar de su pequeñez, volvía locos a los mayores. Era el amor.
Pues bien, Lolita Garrido, "la Viajera número uno", nunca se detuvo en la estación del amor -o mejor- del matrimonio. No tuvo la suerte de encontrar una pareja que viajara con ella en el mismo tren. Todas las propuestas de matrimonio -y debió de tener muchas- incluyeron un "deje usted su profesión". En una época en la que muchas mujeres, al casarse, dejaban su trabajo, Lolita Garrido fue -al menos en ese sentido- una pionera del feminismo. A ella, el bichito que le picó, fue la canción. Lolita Garrido -la "reina del swing"- de quien realmente estuvo enamorada fue de la música, que -a fin de cuentas- fue la que la hizo más feliz.
Escuchadla. Dos minutos tienen la culpa:


El bichito
[En este enlace podéis escucharla completa -grabada en 1954 por Lolita Garrido- y ver quiénes son los autores y resto de datos registrados en la Biblioteca Nacional]
Hay un bicho, chiquito, chiquito,
tan chiquito que nunca lo vi…
Hay que ver cómo pica ese bicho
 tan chico, chiquito que nunca lo vi…
Si es de noche, nos deja sin sueño;
si es de día, nos hace sufrir.
Y nosotros lo andamos buscando
en enero, febrero, en marzo y abril.
¿Qué bichito será, qué bichito?
¿Qué bichito será, qué bichito?
Unos dicen que sí, otros dicen que no.
¿No será ese bichito el amor?
Unos dicen que no, otros dicen que sí
Si es así, que nos pique a los dos.






2 comentarios:

Jose Carlos dijo...

Mi padre se llamaba Juan Garrido. Aficionado a la música, siempre le tuvo un aprecio especial a Lolita Garrido y no solo porque llevase su apellido. Su canción favorita era VIAJERA. En aquellos años '50 yo no conocía el mar, ni recuerdo salir de vacaciones, siempre permanentemente en Madrid, pero el único lujo que mi padre se permitió fue un aparato de radio y un gramófono de cuerda con discos de 78 r.p.m. de pasta asfáltica. Recuerdo los domingos, trabajando él en casa, que me daba 5 céntimos cada vez que le ponía un disco que le gustaba. Viajera era el disco imprescindible siempre, así como Duérmete Nene, El Bichito y alguno más. Conservo esos discos y el gramófono que aún funciona. Me he alegrado mucho saber que Lolita Garrido aún vive y ya tendrá unos 90 años. Que viva muchos más. Nadie ha cantado el swing como ella. Me gustaría seguir teniendo noticias de tan grande artista musical.

Patxi Mendiburu dijo...

Qué gusto da irse a descansar después de haber leído un comentario tan sentido como el tuyo, José Carlos.
Un placer saludarte.
Buenas noches