Páginas vistas en el último mes

viernes, 29 de julio de 2016

Canito inmortalizó más de 70 Sanfermines

las fechas de1912-2016, quedarán para siempre en su gorra, escritas a rotulador
La cámara de Canito inmortalizó más de 70 Sanfermines
Al atuendo sanferminero añadía una gorra blanca en la que ponía: ‘Pamplona 1912’ y el año en que estuviera, escrito a rotulador. 
Más de 70 Sanfermines significa que en los años 40 ya estaba Canito en Pamplona con su cámara y que pudo fotografiar al pastor del Encierro Germiniano Moncayola, vara en mano, llevándose al toro con su blusa:

NACHO DUSMET Pamplona
Para Canito, estar en Pamplona era como estar en su “tierra de Alicante”. No es para menos. Estuvo durante 70 años inmortalizando todos los Sanfermines. No faltó a ninguno. “En Pamplona he cogido alguna que otra borrachera con Hemingway en Casa Marcelino. He pasado alguna de las mejores tardes de mi vida en estas tierras. Solo pido salud y suerte a lo pamploneses”, decía antes de presentar una exposición de sus fotografías en Pamplona en el año 2013.
Al pañuelico rojo, siempre le sumaba una gorra blanca de la que no se desprendía nunca. Llevaba escrito: Pamplona 1912 y el año del que se tratara. Además de centrarse en cada uno de los toros, también se centraba en el público. En los tiempos de la fotografía con carrete y negativo, las corridas no era extraño ver la gorra dando una vuelta a la plaza por el burladero fotografiando al público y al día siguiente repartiendo las instantáneas a los fotografiados.
Era tal su afán por los Sanfermines y Pamplona, que el objetivo de la cámara con la que inmortalizó la cogida mortal de Manolete en 1947, la dejó en el museo que Marcelino Jiménez montó en un piso de la calle Estafeta.
En 2012, cuando se le entregó un dibujo de Kukuxumusu con un reloj que simbolizaba que por él no pasan las horas, Canito decía, “Que tenga fuerzas para un Sanfermin más”, porque no se cansaba de esta fiesta que conocía y sabiamente manejaba.
Gracias a sus fotografías durante las fiestas queda patente cómo cambia la fisionomía de la ciudad y de las celebraciones. Cuando se le preguntó en 2013, sobre si había cambiado mucho la fiesta a lo largo de los años afirmó que “media plaza lo toma en serio y la otra media no, un poco así de cachondeo. Creo que los Sanfermines eran antes más bonitos, había escritores... Con Hemingway daba gusto. Ahora es diferente, no hay personalidades. Pero, lo bueno es que en San Fermín somos todos iguales. Es una familia”.

Exposición y homenaje
Aquella frase la dio durante la presentación de una gran exposición de su trabajo en Pamplona, en el Palacio del Condestable. Mitos reunió durante el verano de 2013 setenta de las mejores fotografías del alicantino. La muestra, dijo el entonces alcalde Enrique Maya, era un “homenaje muy merecido a uno de los habituales de la plaza de toros y de las fiestas”. Los pamploneses pudieron ver en distintos formatos las instantáneas de los mitos nacionales e internacionales a quienes fotografió, como Ava Gardner o Hemignway, y también alguna otra de sus fotografías más significativas, como la cogida de Manolete.
En 2010 el Ayuntamiento de Pamplona ya había homenajeado durante las fiestas a Canito, junto al periodista Javier Solano, por su labor divulgadora de las fiestas de la ciudad. “Siempre llevaré a Pamplona y a esta tierra en el corazón. Si algún año no me veis por Sanfermines pensad: Canito ya se ha marchado al otro barrio.” 
Impresionántes imágenes de Canito

No hay comentarios: